Management 2020: la agenda de largo plazo de las grandes empresas transmite optimismo

 
EXTRACTO GRATUITO

Sus agendas de largo plazo tienen impresos en tinta indeleble temas coincidentes, como recursos humanos, tecnología, conocimiento, sustentabilidad y contexto. Son éstas, justamente, las principales claves para un futuro optimista que enunciaron cinco CEO participantes en la cuarta y última jornada del ciclo "Management 2020. Hacia el liderazgo del futuro", que organiza la nacion y Accenture.

Moderados por Diego Cabot, editor de Economía y negocios, hicieron un paseo por lo que esperan que será fundamental en los años por venir Carlos Ormachea, de Tecpetrol; Eduardo Caride, de Telefónica; Gabriel Martino, de HSBC; Henri Bruxelles, de Danone, y Sergio Kaufman, de Accenture. Con énfasis en los temas comunes que surgieron de este encuentro, cerró el ciclo Guillermo Rivaben, CEO de la nacion.

Ormachea empezó por poner una sonrisa y apeló a una paradoja. "Nuestra mirada a largo plazo es a cuánto está cerrando el WTI [barril de petróleo] hoy", ironizó. La aparente contradicción, que el directivo señaló adrede, vino a cuento del derrumbe que tuvo en los últimos meses el precio del crudo, algo crucial para su compañía. Enseguida dijo que los temas de fondo para cualquier proyecto de largo plazo son los mismos que los de corto plazo, pero ajustados por la coyuntura.

¿Cuáles son esos temas para el ejecutivo? Los recursos humanos, fundamentales en cualquier proyecto; la tecnología, y el contexto. "Pongo primero a los recursos humanos. Creemos que el valor se crea con el conocimiento, que es lo que da una ventaja competitiva. Por eso, tenemos un plan de invertir en la gente, en investigación y desarrollo", comentó.

Tecpetrol tiene un sistema de educación continuo y cinco centros de investigación y desarrollo en el mundo, en los que la gente hace investigación aplicada para dar solución a las necesidades del cliente. Al final del día, esto se traduce en una cultura, basada en valores, como profesionalismo, meritocracia, transparencia y espíritu emprendedor.

La tecnología, dijo Ormachea, debe ser un factor común en todas las industrias, pero en la petrolera tienen ejemplos recientes de cómo ésta puede cambiar un proyecto. Rupturas tecnológicas pueden modificar el contexto. "Por ejemplo, los hidrocarburos no convencionales. Eso es producto de adelantos tecnológicos, como la perforación direccional y el sistema de fracking [fractura de la roca por presión de agua para generar porosidad y liberar el hidrocarburo]", subrayó el directivo.

En cuanto al...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA