Sentencia de Camara Contencioso Administrativo Federal- Sala II, 27 de Junio de 2017, expediente CAF 050150/2012/CA002 - CA001

Fecha de Resolución27 de Junio de 2017
EmisorCamara Contencioso Administrativo Federal- Sala II

Poder Judicial de la Nación Expte. nº 50.150/2012 En Buenos Aires, a los días del mes de junio de dos mil diecisiete, reunidos en acuerdo los señores jueces de la Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal, para conocer en relación al recurso interpuesto en autos: “M., J.H. c/ E.N. – Mº

Seguridad – P.S.A. – Dto. 1190/09 s/ Personal Militar y Civil de las FF.AA. y de Seg.”, respecto de la sentencia obrante a fs. 356/358vta., el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Se ajusta a derecho la sentencia apelada?

La doctora M.C.C. dijo:

  1. Que el Sr. J.H.M. entabló demanda contra el Estado Nacional – Ministerio de Seguridad – Policía de Seguridad Aeroportuaria, a fin de que se le liquiden las diferencias salariales relativas a la asignación o suplemento por antigüedad en el servicio, como así también el S.A.C.

    proporcional respectivo, retroactivas al 1º/1/2010, por ser ésta la fecha de entrada en vigencia del Decreto nº 1190/09, por el cual se produjo un reencasillamiento del personal de la P.S.A.. El mencionado encasillamiento, en el Nuevo Régimen Profesional del Personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, se produjo conforme con lo dispuesto por la Disposición nº

    483 (P.S.A.), dictada el 30/12/2009, sin que se haya incluido dicha asignación por antigüedad de servicio, en los haberes mensuales del nombrado, lo cual suscita el reclamo actoral.

    Asimismo, se planteó la inconstitucionalidad del Decreto nº 1190/09 por entenderse que implica una lesión al derecho de propiedad, al fijar un esquema salarial que excluye el mencionado suplemento (ver fs. 2/8vta.).

  2. Que el Señor Juez de primera instancia rechazó la pretensión actoral en todos sus términos, e impuso las costas a la vencida.

    Para así decidir, señaló que por medio del Decreto nº 1190/09 fue eliminado el concepto de antigüedad, a los efectos de retribuirla bajo alguno de los suplementos existentes; por ello, a partir de enero de 2010 el actor dejó de percibir dicho rubro en sus haberes, por hallarse cumpliendo funciones amparadas bajo el Régimen profesional del Personal Civil de la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

    De cara a esta situación, se recordó que la Corte Suprema de Justicia de la Nación tiene dicho que la modificación de normas por otras posteriores no afecta derecho alguno emanado de la Constitución Nacional, bajo la hermenéutica de que no existe un derecho adquirido al mantenimiento de las leyes o reglamentos. Se agregó a ello, que el reclamo deviene improcedente, cuando lo que se intenta es mantener el suplemento por antigüedad bajo la justificación de que el mismo era liquidado con anterioridad a la aplicación del Fecha de firma: 27/06/2017 Alta en sistema: 14/07/2017 Firmado por: J.L.L.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.M.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.C., JUEZ DE CAMARA #10233080#182103057#20170623132544957 Poder Judicial de la Nación Expte. nº 50.150/2012 nuevo régimen, sin demostrar perjuicio alguno en el nivel remunerativo resultante del nuevo esquema, como ocurriría en el presente caso –según se sostiene en la sentencia–.

    En este orden de ideas, se asevera que no surge una crítica fundada por parte del actor en relación a la falta de liquidación del suplemento por antigüedad, en el entendimiento de que no sólo no se habría demostrado perjuicio alguno por el cambio en los conceptos liquidados a partir del decreto 1190/09, además de que tampoco se habría demostrado violación a la normativa que regula el caso.

    Sobre esa base, y tomando en consideración que el Decreto nº

    1190/09, en su artículo 249, dispone la aplicación de lo establecido en el Decreto nº 5592/68, es que se llega a deducir que el salario del actor no habría sufrido disminución alguna a pesar de la eliminación del suplemento citado (vide, considerando III, sexto párrafo, a fs. 357vta./358). Como corolario de ello, se dedujo que no cabía hacer lugar a la demanda intentada.

    En relación al planteo de inconstitucionalidad, y tras reseñar la jurisprudencia aplicable a la materia, se advirtió que de las constancias de autos no resultaba que la parte actora hubiera realizado un desarrollo sólido para objetar la constitucionalidad de la normativa atacada. Por tales motivos, no se hizo lugar al planteo de inconstitucionalidad formulado.

  3. Que, contra tal pronunciamiento, el actor interpuso recurso de apelación a fs. 359, el que fue concedido libremente a fs. 360, en tanto que expresó agravios a fs. 363/374vta., los que fueron replicados por su contraria a fs. 377/386vta..

    Esencialmente, el apelante se agravia en cuanto a que considera que en la sentencia recaída en la anterior instancia no se ha efectuado un análisis de la naturaleza jurídica de la Asignación por Antigüedad en el Servicio (S.A.S.). Asimismo, sostiene que el a quo no tuvo en cuenta que el actor se vio privado de percibir un suplemento de carácter general, remunerativo y bonificable, creado por la Ley nº “S” 19.373, y posteriormente por la Ley nº 25.520, reglamentado por el Dto. 1088/03, que en su artículo 29 cita los suplementos que percibirá el personal, incluyendo entre los mismos el de “Asignación por antigüedad”. También se señala que su parte careció

    de representación sindical y/o de convenio colectivo de trabajo o sectorial vigente que le otorgue protección, por mantener su estado policial.

    Paralelamente, el recurrente se agravia del fundamento de la sentencia por el cual se afirma que no se logró demostrar que el Decreto 1190/09 hubiera ocasionado un agravio concreto, tanto como lo afirmado en punto a desconocer que la normativa atacada afectase garantías Fecha de firma: 27/06/2017 Alta en sistema: 14/07/2017 Firmado por: J.L.L.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.M.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.C., JUEZ DE CAMARA #10233080#182103057#20170623132544957 Poder Judicial de la Nación Expte. nº 50.150/2012 constitucionales. Para ello, se cita el texto de la Ley nº 26.102, en su artículo 250, que prevé que: “…cesa de todas aquellas medidas, institutos laborales, conceptos de pago, derechos y obligaciones establecidos mediante Leyes, Decretos, Resoluciones, Actas o Acuerdos que se hubieran celebrado con anterioridad…”. Al respecto, se afirma que ello no autoriza ni otorga al Poder Ejecutivo Nacional la discrecionalidad y razonabilidad necesaria en el dictado de la norma que reglamenta la composición de las remuneraciones del personal, para desconocer el derecho que se considera ha sido adquirido por el actor por el simple transcurso del tiempo, en la relación de empleo que lo vincula con el Estado Nacional, por los años que prestó servicios. De allí que cuestione que se haya suprimido, con el dictado del decreto 1190/09, la liquidación del Suplemento por Antigüedad de Servicio (S.A.S.).

    En cuanto a la política salarial, afirma que si bien es cierto que es facultad delegada del Poder Ejecutivo Nacional establecer la composición de las remuneraciones de los agentes públicos, no le asiste razonabilidad alguna al desconocer un derecho que hasta diciembre de 2009 se liquidó y abonó, pero que fue aniquilado –según se interpreta en el memorial– con el dictado del D.. 1190/09, que implicó no abonar el S.A.S. a determinados agentes, pese a continuar liquidándoselos a otros (cfr. D.. 836/08). Se añade a ello que las nuevas remuneraciones y la composición de sus rubros o ítems, se debieron conformar de manera equitativa e igualitaria para todos los agentes que se encontraban en la misma posición, ya que a todos los regulaba el Decreto 1088/03, reglamentario de la Ley 25.250, independientemente del destino interno o tareas que cada trabajador desempeñó en las estructuras de la P.S.A..

    Es también motivo de agravio que no se tuviera en cuenta el hecho que al no establecerse la continuidad en la liquidación y pago de la asignación por antigüedad en el régimen impugnado, su supresión se torna arbitraria, irrazonable y discriminatoria, ya que al mismo grado, cuadro y categoría, no se registra diferencia salarial alguna entre los haberes del apelante y los de los...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR