Malestar del Gobierno por las propuestas del foro empresario

 
EXTRACTO GRATUITO

El documento de propuestas institucionales, económicas y sociales que eldifundió anteayer causó profundo malestar en el gobierno de , que hasta anoche no dio señales de tener una predisposición clara para discutirlas con los integrantes del foro. El jefe de Gabinete, , replicó ayer que "la mejor contribución" que podrían hacer esEn su habitual conferencia de prensa matutina, Capitanich dijo que no recibió "formalmente" el documento "ni tampoco la solicitud formal de reunión". Pero aseguró: "Cuando lo tengamos, responderemos de forma inmediata" al pedido de audiencia. Por la noche, sus voceros aseguraron a LA NACION que "la respuesta será inmediata", aunque agregaron que "el sentido de la respuesta no lo sabemos".Consultados sobre si existiría predisposición a discutir las ideas esbozadas en el documento evitaron responder: "No hay respuesta por ahora". Capitanich estuvo reunido durante gran parte de la tarde de ayer con la Presidenta en Olivos y no dio a conocer ninguna convocatoria.Otras fuentes de Balcarce 50 aseguraron que la Presidenta no se prestaría a darle relieve al documento empresarial que reclama, entre otras cosas, bajar la inflación, atacar la inseguridad, garantizar la seguridad jurídica, la previsibilidad para las inversiones, la libertad de prensa, la división de poderes, el federalismo, reducir la elevada presión tributaria, sancionar una ley de coparticipación federal y evitar medidas que traben importaciones y desalienten las exportaciones.Según pudo saber LA NACION, Cristina Kirchner se enfureció con el pronunciamiento empresarial porque lo consideró un ataque directo a su gobierno. Y ordenó a sus principales funcionarios evitar cualquier referencia al asunto y minimizar la importancia de las propuestas de las 38 principales cámaras empresariales del país. "La interpretación de la Presidenta es claramente que los empresarios son ingratos y no valoran que en estos diez años ganaron mucha plata", aseguraron algunas usinas gubernamentales.Según comentaban ayer en la Casa Rosada, ese fuerte malestar la llevó anteayer, durante un acto institucional, a formular con amargura una crítica a los empresarios: "¿Ustedes han escuchado autocrítica de algún sector económico empresarial o banco, por ejemplo, por el rol que jugaron en la década del 90 cuando quedamos todos con «el que te dije» mirando al Norte?".Si la Presidenta no recibe las propuestas empresariales, entraría en fuerte contradicción con su propio discurso. Cada vez que puede...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA