Malestar de la Ciudad y el BCRA con bancos por el costo de las hipotecas

RESUMEN

Es porque aún no trasladaron la rebaja de Ingresos Brutos a su stock de créditos

 
EXTRACTO GRATUITO

Salvo alguna excepción, prácticamente ningún banco trasladó hasta ahora la baja de la alícuota de Ingresos Brutos a las cuotas de los créditos hipotecarios que tenían en cartera, lo que generó gran malestar en el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y en el Banco Central (BCRA).

Según pudo saber LA NACION, así se lo hicieron saber desde la línea del BCRA a varios bancos, a los que comenzaron a sondear uno por uno para monitorear que estuvieran avanzando con la medida. "En la Ciudad dicen que si los bancos no lo van a trasladar a los clientes, entonces que paguen el impuesto", admitió una fuente del sistema.

La Ciudad bajó en mayo pasado la alícuota de Ingresos Brutos que aplica sobre los intereses de las hipotecas del 7 al 1,5 por ciento. La baja, que también se replicó en la provincia de Buenos Aires, además de otras jurisdicciones, tenía como objeto fomentar el negocio hipotecario de los nuevos créditos indexados por UVA (Unidad de Valor Adquisitivo). Se estimaba entonces que las cuotas de los créditos podían bajar entre un 10 y un 15% a partir de la medida.

La norma, además, no sólo dejaba abierta la posibilidad de trasladar la baja del impuesto a las tasas de los nuevos créditos, cosa que la mayoría de las entidades financieras hizo en distinta proporción, sino también al stock de préstamos que tuvieran en cartera.

Y aunque el compromiso con el regulador en la mayoría de los casos sería cumplir con la norma, la realidad es que, en privado, muchos bancos reconocen que es muy difícil revisar uno por uno los créditos ya otorgados para recalcularles los nuevos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS