Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III, 23 de Septiembre de 2020, expediente CNT 012231/2015/CA001

Fecha de Resolución23 de Septiembre de 2020
EmisorCÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III

Poder Judicial de la N.ión SENTENCIA DEFINITIVA EXPTE Nº 12.231/2015 – “MALDONADO, JULIETA

ELIZABETH C/ PREVENCIÓN ART S.A. S/ ACCIDENTE – LEY ESPECIAL” –

JUZGADO Nº 25.

En la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a los 23/09/2020, reunidos en la S. de Acuerdos los señores miembros integrantes de este Tribunal, a fin de considerar el recurso deducido contra la sentencia apelada, se procede a oír las opiniones de los presentes en el orden de sorteo practicado al efecto, resultando así la siguiente exposición de fundamentos y votación.

La doctora D.C. dijo:

  1. Contra la sentencia de primera instancia (ver fs. 260/265), que hizo lugar a la demanda, se alzan la parte actora (fs. 269/273) y la demandada (fs.274/282), con réplicas de la contraparte a fs. 284/285 y 286/291,

    respectivamente.

    La Sra. M. se agravia del ingreso base mensual determinado por la a quo, y del porcentaje de incapacidad por ella determinado.

    La ART, por su parte, se queja también del grado de incapacidad determinado, al cual considera elevado. Particularmente, menciona que la incapacidad relacionada con la cervicalgia, es totalmente equivocada, ya que no resulta una secuela derivada del accidente. Asimismo, argumenta la inviabilidad del porcentaje correspondiente al daño psicológico.

    Se agravia asimismo, la fecha desde la que deben computarse los intereses, y las tasas determinadas en la sentencia apelada.

    Por último, reprocha los emolumentos regulados, por altos y el régimen de costas impuesto.

    Asimismo, el letrado apoderado de la parte actora, apela la regulación de sus honorarios, por considerarlos reducidos (ver fs. 269).

  2. En primer lugar, cabe señalar que llega firme a esta alzada,

    que el día 04/10/2014, la actora tuvo un accidente, cuando, luego de bajarse del colectivo línea 168, mientras se hallaba caminando hacia su trabajo, fue embestida por una camioneta, cayendo al piso. El vehículo arrollo su pie derecho con una de las ruedas traseras; y su espalda y cuello golpearon fuertemente contra la calzada y el cordón respectivamente.

    Así, la Sra. Juez de primera instancia hizo lugar al reclamo de la Sra. M. y tuvo por acreditado que la misma presenta una incapacidad del 25% de la TO. Ello, en los siguientes términos:

    En virtud de ello, reviste indudable importancia el informe médico obrante en autos a fs.164/178 y aclaración de fs.196, del que se desprende que la actora padece como consecuencia del accidente de autos una incapacidad psicofísica parcial y permanente del 25% de la total obrera (ver fs. 165vta). Dicho informe si bien ha sido impugnado por la parte demandada a fs. 180/187 y fs.198/200, y actora fs.188 y fs.201,

    las mismas no resultan suficientes como para desvirtuar los sólidos fundamentos expuestos por la perito médico quien explicita en forma suficientemente clara cuáles son las distintas secuelas que ha dejado el infortunio así como la metodología científica utilizada para verificarlos; y ello evidencia, entonces, que su opinión está basada en Fecha de firma: 23/09/2020 razones objetivas y científicamente comprobables, que dan adecuado sustento a su Firmado por: M.L.G., SECRETARIA

    Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: A.H.P., JUEZ DE CAMARA

    24740316#266651579#20200923115543930

    Poder Judicial de la N.ión conclusión pericial, por lo que, he de otorgarle plena eficacia probatoria a los fines de esta Litis (conf. art. 477 CPCCN) y a tener por acreditado la existencia de una incapacidad del 25% TO.

    Para determinar el IBM, la a quo consideró el informe de la AFIP

    obrante a fs. 234, correspondiente al período octubre/13 a setiembre/14 inclusive.

    Así, consideró que el mismo alcanza la suma de $ 4.529,44.

    En este punto, la Sra. Juez de primera instancia desestimó la solicitud de inconstitucionalidad del art. 12 de la LRT, realizado por la actora. Ello,

    porque no encontró acreditado ningún perjuicio que resulte de aplicar dicha norma.

    Asimismo, determinó la Sentenciante que los intereses se calculen desde la fecha del accidente y hasta su cancelación definitiva con la tasa dispuesta en las Actas CNAT N.. 2601 y 2630.

    Al momento de analizar la actualización de la prestación,

    desestimó la aplicación del índice RIPTE, así como el adicional previsto en el art. 3

    de la Ley 26.773, por considerar que el mismo no se emplea con los accidentes “in itinere”, como en la especia.

  3. Veamos sucintamente, lo expuesto por las partes en sus escritos iniciales.

    La Sra. M., explica que ingresó a trabajar en Nestad SRL

    el día 22/10/2009 en la “Categoría-A”. Relata que al momento del accidente,

    detentaba un salario de $5.080, más una parte que se abonaba sin registro.

    Manifestó, que como trabajaba como Vendedora-A, encuadraba dentro del CCT

    130/75, en un jornada superior a las 2/3 partes de la jornada habitual de la actividad, por lo que le correspondería percibir la suma de $9.814,90.

    Indicó el accidente ut supra detallado, y las secuelas que ocasionó, a saber: politraumatismos, rectificación de la lordosis cervical, limitación funcional del tobillo derecho, cuello del pie derecho y columna cervical y lumbosacra, fractura de la primera cuña y del escafoide tarsiano del pie derecho,

    cervicobraquialgia, lumbalgia y daño psíquico. Por ello, alegó que padece una incapacidad del 40% de la TO.

    La aseguradora, por su parte, reconoció el contrato que la uniera con el empleador (Nesad SRL). Señaló que la actora denunció el accidente de marras, y la ART le brindó las prestaciones correspondientes hasta otorgarle el alta médico, la cual, entiende, no fue apelado por la Sra. M. ante las Comisiones Médicas previstas en la Ley 24.557.

    Asimismo, niega el IBM denunciado por la actora, el cual manifiesta que es una estimación unilateral de lo que entiende debió haber sido su mejor remuneración a la fecha del hecho. Así, indica que de acuerdo a sus registros, el IBM de la Sra. M., a la fecha del siniestro, ascendía a $4.242,02.

  4. Al cabo de lo expuesto, el primer conflicto a dilucidar, es el relativo al grado de incapacidad psicofísico determinado en la sentencia apelada,

    punto cuestionado por ambas partes.

    Fecha de firma: 23/09/2020

    Firmado por: M.L.G., SECRETARIA

    Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: A.H.P., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la N.ión A fs. 164/178 obra el informe presentado por la perito médica.

    Analicemos el mismo a la luz de lo objetado por las partes.

    En cuanto al examen físico del Tobillo y pie derecho, la experta observó que:

    La movilidad activa y pasiva, se encuentra limitada, en los movimientos de flexión y de extensión de gravo leve, inversión –eversión en rango fisiológico, estado circulatorio normal. No presenta acortamiento en los miembros inferiores. Presenta dolor espontáneo que aumenta con las maniobras de movilidad. Se detectó en la movilidad pasiva comparativa de ambos miembros: Flexión dorsal (der. 10ª, izq. 20º), Flexión plantar (der. 30º, izq. 40º), Eversión (der. 20º, izq. 30º) e Inversión (der. 30º, izq. 30º). Articulación M. falángica 1º dedo: flexión dorsal 10º. Flexión plantar 0º.

    Por su lado, la resonancia magnética de la columna vertebral,

    mereció los siguientes comentarios de la perito:

    Mostró inversión de la lordosis lumbar fisiológica. Mínimo abombamiento posterior de los discos C3-C4, C4-C5 y C5-C6. No se reconocer signos de hernia y/o protrusión discal así como compromiso de raíces nerviosas. La médula espinal cervical es normal. No se reconocen otras particularidades.

    Por otro lado, tuvo ante sí la especialista, el psicodiagnóstico por ella solicitado y efectuado por la licenciada S.M., que concluyó:

    En el área afectiva se observa inestabilidad emocional y dificultad en las relaciones interpersonales y con el medio. Bloqueo, inhibición y aislamiento. El hecho produjo un daño que afectó el área laboral, social y familiar y su vida recreativa. Trastorno adaptativo mixto con ansiedad y estado de ánimo depresivo.

    Así, expone en sus conclusiones médico-legales que:

    La actora padeció politraumatismo presentado como secuela:

    Cervicalgia con alteraciones clínicas, y radiográficas: Rectificación de lordosis fisiológica. La limitación funcional presentada se corresponde con los hallazgos documentados en los estudios complementarios. Se otorga incapacidad parcial y permanente del 5% de la total obrera Limitación funcional en pié y tobillo derecho, por lesiones ligamentarias como secuela de fractura de escafoides metatarsiano y primera cuña, lo que le ocasiona un 8 % de incapacidad parcial y permanente.

    Reacción Vivencial Anormal Neurótica Grado II: El estudio realizado ha evidenciado el carácter traumático que ha adquirido el hecho de la litis y el impacto del mismo en la vida psíquica, laboral y personal de la actora. Presenta una personalidad de base neurótica de características normativas y estadísticas de normalidad previo a la producción del evento de autos, perdiendo tal carácter a raíz de secuelas emergentes, las que aparecen como consecuencia de las dolencias físicas. Se otorga una incapacidad parcial y permanente del 10% de la total obrera; Edad: 2%

    Finaliza su dictamen determinando, que la Sra. M. presenta una incapacidad parcial y permanente del 25% de la total obrera.

    Dicho informe fue impugnado por ambas partes, y es atacado Fecha de firma: 23/09/2020 nuevamente en este recurso por los litigantes.

    Firmado por: M.L.G., SECRETARIA

    Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: A.H.P., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la N.ión (i) La demandada, pone en duda la relación de causalidad entre la cervicalgía y el accidente de marras; invocando un hipotiroidismo que ya padecía la actora.

    Observo que la trabajadora en su demanda, hizo mención específica de que, a raíz de la accidente, sufrió un golpe en su espalda y cuello,

    presentando secuelas en consecuencia (Cervicobraquialgia postraumatrica,

    lumbalgia, etc.).

    Estás patologías, precisamente fueron determinadas por la perito,

    luego de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba