Maíz y trigo: cuál es la incidencia de los granos en los alimentos

Mientras se aguardan reuniones del Gobierno con representantes del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) para llegar a un entendimiento de los precios de los granos en el mercado interno, la Bolsa de Cereales, que forma parte del consejo, realizó una estudio sobre el impacto de los precios internacionales de los granos en los valores de los alimentos derivados de trigo y maíz en el mercado interno.El documento publicado reflejó cuál es la incidencia es esa incidencia. Según el informe, el maíz representa en promedio el 12% del precio final de los productos seleccionados: "El maíz representa el 21% del precio del pollo entero de Precios Cuidados, el 13% de los huevos, 12% del pollo trozado, 10% del pechito de cerdo, 8% de la leche y 7% del asado. En tanto, el trigo representa el 13% del precio del pan"."En los productos estudiados más del 80% del precio al consumidor no depende del precio doméstico de los granos, sino que responde a otros costos: salarios, energía, alquileres, utilidades, impuestos, fletes y otros costos de distribución, que acompañan la evolución del nivel general de precios de la economía", destacaron.En este sentido, señalaron que "por cada reducción del 1% en el precio doméstico del maíz, se generaría una reducción potencial del 0,21% en el precio del pollo entero de Precios Cuidados, el 0,13% de los huevos, el 0,12% del pollo trozado, el 0,10% del pechito de cerdo, el 0,08% de la leche y el 0,07% del asado".De igual manera, una merma del 1% en el precio doméstico del trigo "provocaría una reducción potencial del 0,13% en el precio del pan". "Los precios al consumidor final dependen de múltiples factores, que se ven potenciados por un contexto inflacionario, por lo que en la práctica estas bajas pueden ni siquiera observarse", añadieron.Según la entidad, el precio de los granos representa un porcentaje relativamente bajo del precio final de los alimentos, y "por lo tanto tienen una incidencia menor en el Indice de Precios al Consumidor".La Bolsa de Cereales entiende que políticas dirigidas a evitar una suba en el precio de los granos no tendrán efectos significativos sobre los precios de los bienes de consumo."Una política destinada a combatir las causas de la inflación, incluida la de alimentos, debería basarse en otras herramientas de política monetaria, cambiaria y fiscal", apuntaron.Sin embargo, indicaron como contrapartida que este tipo de políticas intervencionistas como controles de precios, derechos de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba