Mafia china en la Argentina: en los últimos seis años cometió 40 asesinatos

 
EXTRACTO GRATUITO

Desde 2010 hasta la actualidad, la mafia china concretó 40 asesinatos contra comerciantes radicados en nuestro país porque se negaron a pagar los 50.000 dólares anuales, en promedio, que las organizaciones delictivas exigen a cambio de protección. Las extorsiones comienzan con mensajes escritos en el idioma de la provincia de Fujian que, al pie, tienen un número de teléfono en alfabeto occidental. Después siguen los llamados intimidatorios. Si la amenaza no causa efecto en el comerciante, llega la primera agresión, que puede ser con una bomba molotov o un ataque a balazos, donde el gatillero dispara a las piernas. En caso de no pagar, en el siguiente ataque, el agresor disparará a matar.

Aunque con escasas diferencias, esos tres pasos en la escalada de violencia se repitieron en la mayoría de los 40 homicidios que tuvo como víctimas a ciudadano chinos, ocurridos en los últimos seis años en nuestro país. La novedad registrada en los últimos meses fue que se denunciaron ataques, aunque no terminaron en homicidios, en algunas ciudades de Santa Fe. Pero en Rosario, hubo dos asesinatos.

Según fuentes policiales, esta modalidad de las organizaciones mafiosas quedó confirmada en la investigación del doble asesinato ocurrido el miércoles pasado a la tarde, en la confitería situada en la esquina de México y Entre Ríos. Allí, un sicario disparó tres balazos y mató a al dueño de un supermercado chino de Monserrat y a su empleado mientras estaban en la vereda.

Al interrogar a los empleados del local, los detectives determinaron que el propietario del comercio había recibido una serie de amenazas para que pagara cerca de 50.000 dólares a cambio de dejarlo trabajar.

Sin salirse del manual aplicado por los grupos mafiosos que operan en nuestro país, en este doble homicidio los investigadores advirtieron una característica particular. Como ocurrió desde 2010, los encargados de perpetrar los ataques fueron sicarios locales contratados por los representantes de las tríadas.

Además de los tres comerciantes de la ciudad de San Nicolás y del barrio de Monserrat, en 2014 también fueron asesinados los dueños de locales en Urquiza 178 y Matheu 29, en la zona de Once, y en Maza al 300, en Almagro. La mayoría de los homicidios se registraron en el área metropolitana, donde se concentra gran parte de los casi 10.000 supermercados chinos que hay en el país.

"Generalmente, los grupos mafiosos buscan delincuentes que, por 3000 pesos disparen contra los comerciantes...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA