Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V, 5 de Octubre de 2017 (caso MADERNA JUAN CARLOS c/ ORO DE SAN JUAN S.R.L. Y OTROS s/DIFERENCIAS DE SALARIOS)

Fecha de Resolución: 5 de Octubre de 2017
Emisor:Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V
 
EXTRACTO GRATUITO

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA V Expte. Nº CNT 45066/2010/CA1 SENTENCIA DEFINITIVA. 80728 AUTOS: “MADERNA, JUAN CARLOS C/ ORO DE SAN JUAN S.R.L. Y OTROS S/

DIFERENCIAS DE SALARIOS” (JUZG. Nº 18).

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, capital federal de la República Argentina, a los 5 días del mes de octubre de 2017 se reúnen los señores jueces de la Sala V, para dictar la sentencia en esta causa, quienes se expiden en el orden de votación que fue sorteado oportunamente; EL DOCTOR E.N.A.G. dijo:

  1. La sentencia definitiva de primera instancia (fs. 753/768 vta. y aclaratoria de fs. 826) ha sido apelada por las codemandadas Prevención ART S.A. y Orica Argentina S.A.I.C. y por el accionante a tenor de los memoriales que lucen anejados a fs. 769/773; fs. 807/810 y fs. 788/792. La parte actora contestó agravios (v. fs. 793/794 vta. y fs. 830/834). A su vez, el perito contador se queja porque considera reducidos los honorarios regulados en su favor (v. fs. 836/vta.).

  2. El actor se queja porque el señor juez a quo concluyó que existió culpa concurrente en el acaecimiento del infortunio. Afirma que no existe culpa concurrente sino que la cosa peligrosa fue la que causó el daño. A. también la imposición de costas. En lo que respecta a la acción con fundamento en la LCT critica el rechazo de las diferencias salariales reclamadas. Sostiene que el juez debió haber aplicado la presunción contenida en el art. 55 LCT, S., además, que el sentenciante no tuvo en cuenta las declaraciones testimoniales rendidas en autos.

    La codemandada Orica Argentina SAIC se queja porque fue condenada en forma solidaria con las restantes codemandadas. Sostiene que está acreditado que el daño se produjo por un objeto que no le pertenecía y que, además, el accidente se produjo con motivo de una conducta imprudente del actor. Manifiesta que la actividad riesgosa era desarrollada por los transportistas y que ella era destinataria de la mercadería. Subsidiariamente cuestiona que se hubiera condenado a las demandadas por el 50% pues, según sostiene, está probado que el causante exclusivo del hecho fue el propio actor. Finalmente apela la imposición de costas.

    La codemandada Prevención ART S.A. critica la condena dispuesta en los términos del art. 1074 del Código Civil pues, según sostiene, no incumplió las obligaciones a su cargo. Afirma que, por el contrario, está demostrado que cumplió con la normativa vigente. Afirma que dada la mecánica del accidente no existe nexo de causalidad adecuado entre las supuestas omisiones y el siniestro. Apela la fijación de intereses porque, sostiene, no incurrió en mora. Cuestiona, también la tasa de interés fijada por considerarla confiscatoria. Apela el monto de condena por considerarlo excesivo. Por último, apela la Fecha de firma: 05/10/2017 Alta en sistema: 06/10/2017 1 Firmado por: E.N.A.G., JUEZ DE CÁMARA Firmado por: L.M.D.'ARRUDA, SECRETARIO DE CAMARA Firmado por: G.E.M., JUEZ DE CÁMARA #19931818#190325990#20171005124138026 imposición de costas y los honorarios regulados a los profesionales intervinientes por considerarlos elevados.

  3. Por razones de métodos, corresponde en primer lugar referirme a los agravios que se vinculan con la acción por diferencias de salarios.

  4. a) El señor juez a quo, luego de analizar el peritaje contable, señaló que al actor se le abonaban los rubros: sueldo básico, kms. recorridos, horas extras por kilómetro recorrido, viáticos y permanencia fuera de la residencia habitual. Agregó que no se abonaba el rubro “control de descarga” pero que no surgían acreditados los recaudos necesarios previstos en la norma convencional para su procedencia.

    En cuanto a la diferencia por kilómetros recorridos, luego del análisis de la prueba testimonial rendida, concluyó que no estaba acreditado que hubiera discordancia entre las planillas a través de las cuales la demandada liquidaba los diversos rubros salariales.

    El actor en el memorial recursivo afirma que está probado que transportaba cargas peligrosas a la provincia de San Juan y que por lo tanto le corresponden los adicionales comprendidos en el CCT respecto de esas tareas y, con relación a los kilómetros recorridos, sostiene que debe aplicarse la presunción contenida en el art. 55 LCT.

    Con respecto a este último tema, el accionante no controvierte la valoración efectuada por el magistrado de grado de los testimonios brindados por V. (fs. 539/540)

    quien sostuvo que la liquidación de haberes se hacía con base a las planillas de kilómetros y el testimonio de Moreno (fs. 545/546) quien ratifica que la liquidación de los salarios se efectuaba por kilómetro y que se hacía en base a las planillas que llenaban los choferes.

    Repárese que el testigo S. (fs. 548/550) -ofrecido por el propio actor-

    declaró que había planillas para calcular el kilometraje recorrido y que los choferes anotaban el kilómetro del velocímetro cuando salían y cuando llegaban a destino y que la demandada liquidaba los salarios en base a esas planillas que se entregaban todos los 25 de cada mes. Aclaró, el testigo, que la demandada volcaba los datos de las planillas que ellos entregaban a otra planilla y que “ambas planillas coincidían”.

    El recurrente no controvirtió la valoración de esta declaración testimonial sino que insiste en que las planillas que él llevaba y que acompañó como prueba documental no coinciden con las de la accionada pero, reitero, no produjo prueba alguna tendiente a demostrar que efectivamente la demandada no computaba todos los kilómetros efectivamente recorridos en tanto, como dije, el testigo que declaró a su propuesta dijo que la demandada liquidaba los salarios conforme las planillas que ellos confeccionaban y que coincidían y el accionante no indicó en el memorial recursivo alguna prueba u otro testimonio que controvierta los analizados por el señor juez a quo para este rubro.

    Por lo demás, no resulta de aplicación al caso la presunción contenida en el art.

    Fecha de firma: 05/10/2017 Alta en sistema: 06/10/2017 Firmado por: E.N.A.G., JUEZ DE CÁMARA Firmado por: L.M.D.'ARRUDA, SECRETARIO DE CAMARA Firmado por: G.E.M., JUEZ DE CÁMARA #19931818#190325990#20171005124138026 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA V 55 LCT porque la perito contadora informó que le fueron exhibidas las “Planillas –CCT 40/89” a nombre del actor inherentes al período comprendido entre enero/2006 y junio/2008 en las cuáles se detalla “Día, fecha, trayectos y kilómetros recorridos” (v.

    respuesta 13, fs. 493/vta.) y, como dije, el actor no controvirtió el análisis efectuado por el magistrado de grado de la prueba testimonial rendida a través de la cual consideró que no estaba acreditado la irregularidad en las planillas de horas recorridas no siendo suficiente, a mi entender, la documental adjuntada por el actor por tratarse de planillas confeccionadas por él mismo.

    En el escrito de inicio el actor reclamó diferencias salariales por “rama transporte materiales perligrosos” (v. fs. 69/vta.).

    El Convenio Colectivo 40/89 en el punto 5.6 referida a la Rama de Transporte de materiales peligrosos dispone:

    Elementos de protección. En el transporte de sustancias peligrosas (químicas, gaseosas, venenosas, corrosivas o radioactivas), el conductor será provisto de los elementos de protección personal que sean necesarios de acuerdo al producto transportado los cuales serán de uso obligatorio para el dependiente. Ajustará sus funciones a lo establecido en el Item 3.1.1. del presente Convenio Colectivo de Trabajo pero atento a la naturaleza de la actividad que realizan los conductores percibirán un plus o adicional del veinte (20%) por ciento por sobre el salario básico del chofer de primera categoría el cual formará parte integrante del mismo a todos sus efectos

    .

    Los testigos que declararon en autos a propuesta del actor (S., fs.

    552/556 y S., fs. 548/550) dan cuenta de que el actor transportaba sustancias peligrosas entre las que mencionan el nitrato de amonio. Explican que generalmente en el viaje de ida a S.J. transportaba esa sustancia y a la vuelta traía cal. El testigo S. afirmó que tanto el actor como los restantes choferes transportaban explosivos, derivados de explosivos y cargas peligrosas.

    Estos testimonios resultan convincentes porque tuvieron un conocimiento directo de los hechos sobre los cuales deponen ya que fueron compañeros de trabajo del actor y dan cuenta de las circunstancias de modo, tiempo y lugar en que acaecieron los hechos (conf. art. 90 L.O.).

    El señor juez a quo no se pronunció en forma específica sobre este rubro a pesar de que fue expresamente reclamado en el inicio (v. fs. 69/vta.) por lo que de acuerdo a los agravios vertidos en el punto y lo previsto en el art. 278 CPCCN corresponde hacer lugar a las diferencias reclamadas sobre este punto.

    Ello así porque en base a la prueba testimonial analizada surge que efectivamente el actor transportaba sustancias peligrosas por lo que se encuentra demostrado el presupuesto fáctico previsto en la norma convencional transcripta precedentemente a fin de que le corresponda al trabajador el plus del 20% sobre el Fecha de firma: 05/10/2017 Alta en sistema: 06/10/2017 3 Firmado por: E.N.A.G., JUEZ DE CÁMARA Firmado por: L.M.D.'ARRUDA, SECRETARIO DE CAMARA Firmado por: G.E.M., JUEZ DE CÁMARA #19931818#190325990#20171005124138026 salario básico precisamente por transportar sustancias peligrosas.

    Por lo expuesto, corresponde revocar la sentencia de grado en este punto y condenar a la demandada empleadora Oro de San Juan SRL a abonar al actor el adicional por transporte de sustancias peligrosas por la suma estimada en la demanda de $ 15.000 que luce adecuada a derecho teniendo en cuenta el salario percibido del actor y el período reclamado (conf. art. 56 L.O. y 56 LCT).

    Dicha monto devengará intereses desde que cada...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS