Macri se impuso en el ballottage y puso fin a 12 años de hegemonía kirchnerista

 
EXTRACTO GRATUITO

En una jornada electoral histórica, el veredicto de las urnas fue contundente: Mauricio Macri será el futuro presidente de los argentinos a partir del 10 de diciembre y por los próximos cuatro años. Un triunfo que pone fin a doce años consecutivos de gobierno kirchnerista.

En el primer ballottage de la historia de nuestro país, el candidato de Cambiemos se impuso anoche con el 51,45 por ciento de los votos, con una ventaja de poco menos de 3 puntos sobre su rival del oficialismo Daniel Scioli, que obtuvo el 48,55% de los sufragios. Esta diferencia,mucho más exigua de la esperada en Cambiemos, le permitió a Macri revertir el resultado de la primera vuelta electoral, cuando salió segundo con el 34,15% de los sufragios. Ayer se dio vuelta la taba y, con poco más de 12,7 millones de votos, Macri superó en 17 puntos su marca del 25 de octubre pasado.

Visiblemente emocionado, el flamante presidente electo apareció en escena minutos antes de las 22, cuando la tendencia ya era irreversible. "Le pido a Dios que me ilumine para poder ayudar a cada argentino a encontrar su forma de progresar. Yo estoy acá porque ustedes, así que les pido por favor, no me abandonen, sigamos juntos", exclamó Macri, quien ya había recibido sendas llamadas de felicitación de parte de Scioli y de la presidenta Cristina Kirchner. La mandataria saliente lo recibirá mañana, a las 19, en la residencia de Olivos.

Anoche, pese a que se estimaba un triunfo por una diferencia mayor, todo era alegría y festejos en el búnker de Cambiemos, un entusiasmo que se contagió en los alrededores del Obelisco y en distintos centros urbanos del país. En medio de una ovación y bajo una lluvia de papelitos, Macri agradeció especialmente a sus socios electorales, Ernesto Sanz (UCR) y Elisa Carrió (Coalición Cívica), con cuyas fuerzas políticas articulará un gobierno de coalición.

Empero, en su primer discurso como presidente electo, Macri evitó dar demasiadas definiciones al respecto, como tampoco sobre qué pasos seguirá en estos escasos 18 días de transición hasta el 10 de diciembre, cuando se produzca el traspaso de poder. Sólo repitió algunas de las promesas que había vertido durante la campaña.

"Este cambio no es revancha ni ajuste de cuentas porque hay que poner la energía para construir la Argentina que soñamos, con pobreza cero, con la lucha contra el narcotráfico, con la unión de los argentinos para tener mejor calidad democrática", enfatizó Macri, mientras se abrazaba con sus...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA