Acuerdo entre Macri y Cristina Kirchner por la Policía Federal en la ciudad

 
EXTRACTO GRATUITO

Se firmó una tregua política en la seguridad porteña. Por un tiempo, por lo menos, se espera que no haya cruces de acusaciones en ese campo entre la Casa Rosada y la administración de la Ciudad. El jefe del gobierno porteño, , afirmó ayer que había con la presidenta para evitar el de la Policía Federal de las tres comunas en las que está distribuida la Policía Metropolitana, anunciado la semana pasada por la Nación.Fue una charla telefónica del jueves pasado el punto de partida de un pacto de no agresión frente a la situación delictiva que mantiene en vilo a la sociedad. El arreglo concreto llegó cuando Macri y el secretario de Seguridad nacional, Sergio Berni, se reunieron el viernes en forma reservada. Solos. Ese contacto privado fue confirmado a LA NACION por allegados a los dos protagonistas. No hubo gritos y se tutearon al hablar, dijeron los calificados informantes.El compromiso alcanzado tiene como eje la ubicación de la Policía Metropolitana como un eslabón más del trabajo de seguridad en el área metropolitana. En los próximos días, avanzarán los encuentros en los niveles operativos para coordinar posiciones por cubrir dentro de las comunas 4, 12 y 15, la cantidad de agentes disponibles en la calle en cada turno y formas de intercambiar información y comunicaciones como lo hace la Policía Federal con Gendarmería y Prefectura en la zona sur de la ciudad."No se van", dijo Macri, ayer, al referirse a la intención de la Casa Rosada de retirar a los policías federales de los barrios donde prestan servicio los agentes de la Metropolitana. Esa decisión oficial había sido informada por LA NACION en su edición del viernes pasado. A partir de la publicación, se sucedieron reacciones políticas y negociaciones en varios niveles de ambos gobiernos que propiciaron este nuevo armisticio.Macri manifestó que, a partir del diálogo con la Presidenta, se acordó "maximizar los esfuerzos para coordinar ambas fuerzas".Uno de los problemas que dejaron trascender desde despachos nacionales es que las policías Federal y Metropolitana no estarían pasando por el mejor momento de relaciones en las calles. Desde el gobierno porteño se quejan por la sobreexigencia que se quiere imponer sobre una fuerza policial nueva. Sus pares nacionales responden con críticas a las funciones de investigaciones complejas que asume de hecho la Metropolitana y a su réplica en pequeña escala de las superintendencias de la Policía Federal. Esas voces con reclamos de uno y otro...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA