Luz verde para que un fiscal cruce las pruebas

 
EXTRACTO GRATUITO

Mientras sus colegas en Brasilia buscan obtener la información de los delatores del Lava Jato, en Comodoro Py el fiscal se hizo de otra llave clave para avanzar con la pata local de las investigaciones sobre los sobornos. Ayer, dos jueces federales lo autorizaron a realizar un megacruce de información con las pruebas que constan en distintos expedientes judiciales donde está bajo la lupa, con el objetivo de desenmarañar la trama de las coimas y maniobras ilícitas.

Tal como anticipó LA NACION, el fiscal Delgado les propuso a los jueces Sebastián Casanello (que instruye la causa de la planta potabilizadora de AySA) y Daniel Rafecas (que lleva el caso de la segunda ampliación de los gasoductos) hacer una "articulación de datos" entre las dos causas. El objetivo es identificar los "momentos sensibles" en la secuencia de negociaciones que existieron entre Odebrecht, sus socios y los funcionarios kirchneristas, que despiertan sospechas por presuntas coimas.

Ayer, ambos jueces dieron luz verde: enviaron sendas notificaciones a la fiscalía de Delgado y lo habilitaron a hacer el entrecruzamiento de datos. Le pidieron que canalice la pesquisa como un "análisis criminal" en una "actuación complementaria", es decir, de manera paralela a los expedientes madre. No se trata de un peritaje, porque no requiere darle participación a las partes del caso.

Por ahora éste será el camino más corto para investigar las coimas: Delgado le había propuesto a Odebrecht la posibilidad de ingresar en el régimen del arrepentido, pero hasta ahora la empresa dilató una respuesta y envió un escrito en el que invocó a la legislación internacional y pidió la intervención del juez Casanello. El magistrado respondió que en la Argentina las tratativas para las delaciones son potestad exclusiva del Ministerio Público Fiscal.

Delgado tendrá un nutrido material para investigar: documentos, contratos, mails, mensajes de texto...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA