Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala D, 23 de Noviembre de 2016, expediente CIV 013501/2012

Fecha de Resolución23 de Noviembre de 2016
EmisorCamara Civil - Sala D

Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA D Expediente Nº 13.501/12 “LUNA, LUCAS DAVID c/

CIFUENTES, G.H. y otros s/ daños y perjuicios”.

Juzgado Nº 19.-

En Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los días del mes de noviembre de dos mil dieciséis, reunidos en Acuerdo los señores jueces de la Excma. Cámara Nacional de la Apelaciones en lo Civil, S. “D”, para conocer en los recursos interpuestos en los autos caratulados “LUNA, L.D. c/C., G.H. y otros s/ daños y perjuicios”, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Es ajustada a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía efectuarse en el siguiente orden: señores jueces de Cámara doctores P.B., O.O.Á. y A.M.B. de S..

A la cuestión propuesta la doctora P.B., dijo:

I) Agravios.

La parte actora apeló la sentencia a fs. 587, con recurso concedido libremente a fs. 588.

Expresó agravios a fs. 599/603, los que fueron contestados por el demandado y la citada en garantía a fs. 605/8.

El Sr. Luna critica la decisión de la sentenciante en tanto rechazó la demanda impetrada. Refiere, entre otras cosas, que no realizó una correcta apreciación de la prueba. Afirma que su parte circulaba por una avenida y por la derecha del demandado quien circulaba por una calle común y se interpuso en su línea de marcha.

En definitiva, insiste que el demandado no respetó ni la prioridad de paso del actor que circulaba por una avenida y por la derecha y tampoco mantuvo el pleno dominio del rodado, colocándose en una Fecha de firma: 23/11/2016 Firmado por: B.P. BRILLA DE S.A.M.R.O.O.Á., JUECES DE CAMARA #14618665#167587787#20161123123507581 situación de ser embestido por su propia impudencia. En mérito de lo expuesto solicita se revoque la sentencia de primera instancia y se admita la demanda en su totalidad.

II) La Solución.

Debo señalar en primer término, que no me encuentro obligada a analizar todas y cada una de las argumentaciones de las partes, sino tan sólo aquéllas que sean conducentes y posean relevancia para decidir el caso (CSJN, Fallos: 258:304; 262:222; 265:301; 272:225, etc.).

Asimismo, en sentido análogo, tampoco es obligación del juzgador ponderar todas las pruebas agregadas, sino aquellas que estime apropiadas para resolver el mismo (CSJN, Fallos: 274:113; 280:320; 144:611).

  1. Atribución de Responsabilidad:

    Se reclamó en autos en virtud de los daños y perjuicios y lesiones sufridas, derivados de un accidente de tránsito en el que participaran una motocicleta marca Gilera conducida por el actor y el automóvil S.F. dominio HTM-087 al mando del demandado G.H.C. y acaecido en la Avenida R.B. (ex Mitre) y R.S.P. de la Localidad de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, el día 2 de septiembre de 2011, a las 19:00 hs. aproximadamente.-

    Tratándose por ende en el caso de una colisión entre dos rodados en movimiento, resulta de aplicación lo dispuesto en el fallo plenario “V.. E.F. c. El Puente S.A.T. y otro”, de la Excma.

    Cámara Nacional de Apelaciones del Fuero, y que es doctrina obligatoria en los términos del art. 303 del Código Procesal y que determina que la responsabilidad del dueño o guardián emergente de accidentes de tránsito producidos como consecuencia de una colisión Fecha de firma: 23/11/2016 Firmado por: B.P. BRILLA DE S.A.M.R.O.O.Á., JUECES DE CAMARA #14618665#167587787#20161123123507581 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA D plural de automotores en movimiento, no debe encuadrarse en la órbita del art. 1109 del Código Civil.-

    Es decir, el choque entre dos vehículos en movimiento pone en juego las presunciones de causalidad y responsabiliza a cada dueño o guardián por los daños sufridos por el otro (art. 1113, parr. 2º “in fine”) con fundamento objetivo en el riesgo; para eximirse cada uno de los responsables debe probar e invocar la culpa de la víctima, de un tercero por la que no deba responder o el caso fortuito ajeno a la cosa que fracture la relación causal (del voto de la mayoría en el plenario mencionado, L.L. l995-A, pág.136 y ss.).-

    No obsta a ello la circunstancia de que uno de los rodados intervinientes sea una motocicleta, pues como tal es una cosa generadora de riesgo tanto para el que la conduce (y eventuales pasajeros) como para el medio en que se desplaza. Su agilidad para insertarse en el entramado del tránsito, su fácil ascensión a velocidad, su posibilidad de acceso y paso por lugares constreñidos con relación a otros automotores, determinan a la motocicleta como una cosa creadora de riesgo. No interesa que sea de mayor cilindrada o de diferente potencia, sino que tenga las características anotadas respecto de su andar y, por consecuencia, de la peligrosidad que expande.

    (C.. Sala H, J.I.F. c.C.L.S. s/sumario, 25-06-91, Isis 1946).-

    Así, al damnificado le basta demostrar el contacto con la cosa riesgosa productora del daño y los daños que tuvieren adecuada relación de causalidad y es el imputado, por el contrario, quien debe invocar y acreditar la situación eximente que interrumpa el nexo causal, en virtud de la carga probatoria impuesta por el art.377 del Cód. Procesal.-

    En el caso, ambas partes están contestes en la ocurrencia del evento motivo de litis, aunque difieren en cuanto a la responsabilidad Fecha de firma: 23/11/2016 Firmado por: B.P. BRILLA DE S.A.M.R.O.O.Á., JUECES DE CAMARA #14618665#167587787#20161123123507581 que a cada uno de los partícipes cupo en la producción del mismo, atribuyéndosela recíprocamente.-

    El actor sostuvo que circulando a bordo de su moto por la Avenida B., al llegar a la intersección con la calle R.S.Peña el automóvil del demandado C. en forma sorpresiva, imprevisible, imprudente y sin disminuir su tren de marcha giró hacia la izquierda para tomar la avenida y se interpuso en la línea de marcha del biciclo, provocando la colisión entre ambos rodados.

    Por su parte el demandado y su aseguradora sostuvieron que el automóvil circulaba a moderada velocidad por la arteria R.S.Peña y al aproximarse a la intersección con la Avenida B., disminuyó aún más su marcha, pudiendo comprobar que el camino se encontraba expedito por lo que prosiguió despacio a la par que otros vehículos que se desplazaban por la misma calle. Así, cuando el Suzuki había traspuesto el eje medio de B. resultó imprevistamente embestido en el sector lateral medio derecho por el frente de la moto que se aproximó a elevadísima velocidad e ingresó al cruce intentando pasar por entre los vehículos.

    Veamos las pruebas.

    A fs. 69/123 lucen agregadas fotocopias certificadas de la causa penal caratulada “C.G.H. s/ lesiones culposas” de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR