Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala D, 12 de Diciembre de 2016, expediente CIV 053357/2011

Fecha de Resolución12 de Diciembre de 2016
EmisorCamara Civil - Sala D

Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA D Expte Nº 53.357/2011 “LUNA LOAIZA PERCY c/ ALCONZ APPI FREDDY y otros s/ Daños y Perjuicios”. Juzgado Nº 89.-

En Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los días del mes de diciembre de dos mil dieciséis, reunidos en Acuerdo los señores jueces de la Excma. Cámara Nacional de la Apelaciones en lo Civil, S. “D”, para conocer en los recursos interpuestos en los autos caratulados “LUNA LOAIZA PERCY c/

ALCONZ APPI FREDDY y otros s/ Daños y Perjuicios”, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Es ajustada a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía efectuarse en el siguiente orden: señores jueces de Cámara doctores P.B., A.M.B. de S. y O.O.Á..

A la cuestión propuesta la doctora P.B., dijo:

I) Contra la sentencia dictada a fs. 422/432 que admitió la demanda iniciada por P.L.L. condenando a F.A.A. a abonar al accionante la suma de $58.700 con más sus intereses y costas, haciendo extensiva la condena a Agrosalta Cooperativa de Seguros Limitada, apelaron la parte actora a fs. 437 y la citada en garantía a fs. 433, con recursos concedidos libremente a fs. 455 y 434 respectivamente.

II) A fs. 508/18 el accionante expresa agravios, los que no fueron contestados. Critica por reducidas las sumas concedidas para resarcir la incapacidad sobreviniente, el daño moral, los gastos médicos, de farmacia y de traslados y el tratamiento psíquico.

Asimismo se queja de la tasa de interés fijada y de la extensión de la condena a la compañía de seguros en la medida del seguro. Por Fecha de firma: 12/12/2016 Firmado por: B.P. BRILLA DE S.A.M.R.O.O.Á., JUECES DE CAMARA #12984759#168534283#20161206121300169 último, señala la falta de aplicación de la normativa vigente del Código Civil y Comercial de la Nación al presente proceso en trámite.

La citada en garantía presentó sus quejas a fs. 505/6, las que fueron contestadas por la parte actora a fs. 520/2. Cuestiona la atribución de responsabilidad resuelta en la sentencia recurrida y critica por elevados los montos acordados para resarcir la incapacidad física y el daño moral. Finalmente pide la reducción de la tasa de interés.

III) La solución:

Así planteada la cuestión debo señalar en primer lugar que conforme ha sido sostenido reiteradamente, no me encuentro obligada a analizar todas y cada una de las argumentaciones de las partes, sino tan sólo aquéllas que sean conducentes y posean relevancia para decidir el caso (CSJN, Fallos: 258:304; 262:222; 265:301; 272:225, etc.).

Asimismo, en sentido análogo, tampoco es obligación del juzgador ponderar todas las pruebas agregadas, sino aquellas que estime apropiadas para resolver el mismo (CSJN, Fallos: 274:113; 280:320; 144:611).

1) Encuadre normativo.

Con relación a la normativa aplicable, es preciso señalar que se encuentra en vigencia el nuevo Cód. Civil y Comercial de la Nación, establecido por Ley N° 26.994, promulgada por Decreto N° 175/2014 y publicado en el Boletín Oficial N° 32.985 el 08/10/14 con la modificación introducida por la Ley N° 27.077 cuyo artículo 1°

sustituyó su entrada en vigencia a partir del 1° de agosto del corriente año.

Fecha de firma: 12/12/2016 Firmado por: B.P. BRILLA DE S.A.M.R.O.O.Á., JUECES DE CAMARA #12984759#168534283#20161206121300169 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA D Ahora bien, considero que el Código Civil de Vélez Sarsfield es el aplicable al caso en estudio toda vez que el artículo 7 del nuevo código establece que deben aplicarse esas normas jurídicas, ya que responden a una consecuencia derivada de una situación que existió

durante su vigencia, no siendo alcanzado por la regla general de la aplicación inmediata de la nueva ley.

El Dr. R.L.L., analizando este artículo, señaló

que “se trata de una regla dirigida al J. y le indica que ley debe aplicar al resolver un caso y establece que debe aplicar la nueva ley de modo inmediato y no tiene efecto retroactivo, con las excepciones previstas..las relaciones jurídicas existentes que se constituyeron o se extinguieron cumpliendo con los requisitos de la Ley anterior no son alcanzadas por ese efecto inmediato” (Cód. Civil Comentado, Rubinzal-Culzoni, T. I, página 45/47).

En consecuencia, en coincidencia con el primer juzgador, corresponde la aplicación del antiguo ordenamiento jurídico y por lo tanto se desestiman las quejas de la parte actora.

2) Atribución de responsabilidad: La insuficiencia recursiva de la citada en garantía.

El artículo 265 del CPCC dispone que el escrito de expresión de agravios debe contener la crítica concreta y razonada de las partes del fallo que el apelante considere equivocadas. "Crítica concreta se refiere a la precisión de la impugnación, señalándose el agravio; lo de razonada alude a los fundamentos, bases y substanciaciones del recurso. Razonamiento coherente que demuestre, a la vez, el desacierto de los conceptos contenidos en la sentencia que se impugna" (conf. esta S. in re "Micromar S.A. de Transportes c MCBA" del 12-09-79, ED 86-442).

Fecha de firma: 12/12/2016 Firmado por: B.P. BRILLA DE S.A.M.R.O.O.Á., JUECES DE CAMARA #12984759#168534283#20161206121300169 Se trata de un acto de impugnación destinado específicamente a criticar la sentencia recurrida para demostrar su injusticia. Pero si el recurrente no realiza una evaluación o crítica de las consideraciones que formula el anterior sentenciante, sino que expresa un simple disenso con lo decidido con argumentos que no intentan rebatir los fundamentos tenidos en mira para decidir la cuestión, la expresión de agravios no reúne los requisitos establecidos por la citada norma legal (CNCiv., S.H., 13/02/2006, “Pasolli, J. c C., R.S. y otro”, La Ley Online) y debe declararse desierta.

Esta S. ha mantenido como norte un criterio de amplitud en cuanto a la consideración de los agravios (v.gr., in re "Cons. P..

Bulnes 1971 c R., M.” y su acumulado B. de T., M.L. cC.. de Propietarios Bulnes 1971 " del 28-09-06; "L., C.A. cM., J.L. y otros" del 22-02-

07, entre muchos otros) a los fines de salvaguardar debidamente el derecho de defensa de los justiciables (art. 18 CN). Pero el recurrente debe poner de manifiesto los errores de hecho o de derecho, que contenga la sentencia; y la impugnación que se intente contra ella debe hacerse de modo tal que rebata todos los fundamentos esenciales que le sirven de apoyo. Debe, pues, cumplir la imperativa disposición del artículo 265 del CPCC.

Reitero que no constituye una verdadera expresión de agravios el escrito que sólo contiene afirmaciones dogmáticas sin una verdadera crítica de la sentencia en recurso, toda vez que la expresión de agravios no es una simple fórmula carente de sentido y, para que cumpla su finalidad, debe constituir una exposición jurídica que contenga el análisis serio, razonado y crítico de la sentencia apelada para demostrar que es errónea, injusta o contraria a derecho (CNCiv., S.B., 14/08/2002, “Q.G., R. c Banco de la Ciudad de Buenos Aires”, LL 2003-B-57).

Fecha de firma: 12/12/2016 Firmado por: B.P. BRILLA DE S.A.M.R.O.O.Á., JUECES DE CAMARA #12984759#168534283#20161206121300169 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA D En el caso de estudio el escrito presentado por la citada en garantía no cuestiona ningún argumento del fallo por lo que dista mucho de ser la “crítica concreta y razonada” exigida por el artículo 265 del CPCC.

No obstante ello, y por el debido respeto que me merece el derecho de defensa de las partes, habré de avocarme brevemente al tratamiento de los agravios expresados por la aseguradora.

En pocos párrafos, la aseguradora se limita a disentir con la solución dada por el juez en el entendimiento de que habiendo negado la forma de la ocurrencia del hecho, recaía sobre la parte actora demostrar la responsabilidad del demandado. Por ello, solicita se revoque el fallo, desestimándose la acción en todas sus partes.

Adelanto desde ya que disiento con la posición de la recurrente.

Es que, tratándose de una colisión entre rodados en movimiento, resulta de aplicación lo dispuesto en el fallo plenario “V.. E.F. c. El Puente S.A.T. y otro”, de la Excma.

Cámara Nacional de Apelaciones del Fuero, que determina que la responsabilidad del dueño o guardián emergente de accidentes de tránsito producidos como consecuencia de una colisión plural de automotores en movimiento, no debe encuadrarse en la órbita del art.

1109 del Código Civil.

Es decir, el choque entre dos vehículos en movimiento pone en juego las presunciones de causalidad y responsabiliza a cada dueño o guardián por los daños sufridos por el otro (art. 1113, parr. 2º “in fine”) con fundamento objetivo en el riesgo; para eximirse cada uno de los responsables debe probar e invocar la culpa de la víctima, de un tercero por la que no deba responder o el caso fortuito ajeno a la cosa que fracture la relación causal (del voto de la mayoría en el plenario mencionado, L.L. l995-A, pág.136 y ss.).-

Así, al damnificado –en el caso L.L.- le basta demostrar el contacto con la cosa riesgosa productora del daño y los daños que Fecha de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR