Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 12 de Julio de 2021, expediente P 133391

PresidenteTorres-Kogan-Soria-Genoud
Fecha de Resolución12 de Julio de 2021
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

A C U E R D O

La Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires, de conformidad con lo establecido en el art. 4 del Acuerdo n° 3971, procede al dictado de la sentencia definitiva en la causa P. 133.391, "L., H.M. y V.O.F. s/ Recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley en causa n° 88.116 del Tribunal de Casación Penal, S.I., con arreglo al siguiente orden de votación (Ac. 2078): doctoresT., K., S., G..

A N T E C E D E N T E S

La Sala IV del Tribunal de Casación Penal, el 18 de julio de 2019, en lo que aquí interesa, hizo lugar parcialmente al recurso de la especialidad presentado por la defensa oficial de H.M.L. y O.F.V., contra la sentencia del Tribunal en lo Criminal n° 1 del Departamento Judicial de M. que condenó al primero de los nombrados a la pena de veintitrés años de prisión, accesorias legales y costas del proceso, más declaración de reincidencia y, al segundo de ellos, a la pena de veintiún años de prisión, accesorias legales y costas del proceso, por resultar ambos coautores penalmente responsables del delito de homicidio en ocasión de robo (art. 165, Cód. Penal). En consecuencia, readecuó las penas en orden al citado delito para L. en veintidós años y diez meses de prisión, accesorias legales y costas, manteniendo la declaración de reincidencia, y para V. en veinte años y diez meses de prisión (v. fs. 382/405).

Frente a ello, la defensa oficial dedujo recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley (v. fs. 412/426).

El Tribunal de Alzada, el 21 de noviembre de 2019, luego de recordar las exigencias del art. 494 del Código Procesal Penal y citar los precedentes "Strada", ".M. y "C." de la Corte nacional, admitió el recurso en orden a los planteos de inobservancia y errónea aplicación de los arts. 40, 41, 47 y 165 del Código Penal (v. fs. 430/432).

Oído el señor P. General a fs. 452/461 vta., dictada la providencia de autos a fs. 463, y encontrándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la Suprema Corte resolvió plantear y votar la siguiente

C U E S T I Ó N

¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley presentado a favor de H.M.L. y O.F.V.?

V O T A C I Ó N

A la cuestión planteada, el señor J.d.T. dijo:

I.1. En el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley, el defensor oficial, doctor D.A.S., tachó de arbitraria la sentencia impugnada y denunció la afectación de las garantías de defensa en juicio, debido proceso, presunción de inocencia, derecho al recurso ein dubio pro reo(conf. arts. 18 y 75 inc. 22, C.. nac.; 8.1. y 8.2.h., CADH y 14.5., PIDCP; v. fs. 412/426).

Explicó que no discutía la relación causal entre el robo y la muerte, pero que en el caso debió probarse que el resultado del deceso era imputable a sus asistidos, tanto en el plano objetivo como en el subjetivo, para poder así aplicar el art. 165 del Código Penal (v. fs. 416 y vta.).

Puntualizó que la confirmación de la condena resultaba arbitraria pues "...desde el plano objetivo no hay imputación [...] posible sin un margen de duda considerable y desde el plano subjetivo la eventual, justamente, presunción del dolo eventual no sólo atenta con el principioin dubio pro reosino que se adscribe en términos de responsabilidad objetiva" (fs. 417).

Consideró que se había configurado un supuesto deversari in re illicitadebido a que el resultado muerte se atribuyó a sus defendidos de modo objetivo, afectando el principio de culpabilidad (v. fs. 417 vta.).

Concluyó que no todas las causas desencadenantes de la muerte de la víctima eran equivalentes y solicitó la subsunción de los hechos en la figura prevista en el art. 166 del Código Penal (v. fs. 417 vta. y 418).

I.2. En segundo lugar, denunció infracción a la ley sustantiva (art. 47, Cód. Penal) y violación al principio de inocencia (art. 18, C.. nac.).

Refirió que no se había probado la existencia de un supuesto plan en común y que únicamente había certeza de que el sujeto que tuvo la intención de matar -y así lo hizo- no había sido ninguno de sus asistidos. Agregó que tampoco se había indicado la acción desarrollada por cada uno de los intervinientes en los hechos (v. fs. 418 vta.).

Insistió en que no se pudo acreditar suficientemente que L. y V. "...hubieran conocido y querido que se le disparara a la víctima de autos", sino que -a su juicio- existió un estado de duda sobre el punto, que debió derivar en la aplicación del art. 47 del Código Penal (v. fs. 419).

A su entender, una interpretación respetuosa del principio de culpabilidad exige que en el art. 165 del Código Penal solo pueden quedar contemplados los homicidios que encuadran en el art. 79 del citado cuerpo de leyes (v. fs. 419 vta.).

Frente a ello, tildó de insuficientes los fundamentos brindados para desestimar la aplicación del art. 47 citado. Agregó que, a tenor de los principiosin dubio pro reo,especialidad y máxima taxatividad legal interpretativa, correspondía aplicar al caso dicha norma y reprochar a sus defendidos únicamente el robo con armas, en tanto no habían querido cooperar con la muerte resultante (v. fs. 419 vta. y 420).

En respuesta a la memoria presentada por el Ministerio Público Fiscal, alegó que el hecho de que los acusados no hubieran auxiliado a la víctima luego del ataque no podía tomarse como indicio para afirmar que la muerte de la víctima hubiera sido una obra conjunta de los tres partícipes en el hecho (v. fs. 421).

Por último, sostuvo que no podían aplicarse las reglas de la coautoría funcional para calificar los hechos en el art. 165 citado, ya que "...el acuerdo previo de voluntades estaba direccionado a cometer un robo (aun un robo calificado por el uso de armas, como medio de intimidación empleado a tales fines) y no todos tenían completo dominio de aquel (en los términos resultantes); pues el desenlace lesivo fue un exceso a ese acuerdo previo; o, al menos y a todo evento, nadie ha probado certera e indubitablemente lo contrario" (fs. 421 vta.).

Por tales motivos, solicitó la recalificación de los hechos en la figura del art. 166 inc. 2 del Código Penal, aplicando a su vez el art. 47 del mencionado Código (v. fs. 421 vta.).

I.3. Finalmente, de manera subsidiaria, denunció la afectación de los principios de culpabilidad por el acto,pro homine, proporcionalidad y razonabilidad de la pena, así como también el derecho del condenado a ser oído (conf. arts. 8.1., CADH; 14.1., PIDCP; 40 y 41, Cód. Penal; v. fs. 421 vta./426).

Puntualizó que la reducción de las penas por parte del Tribunal de Alzada se hizo de manera arbitraria, desproporcionada y sin audiencia devisu. En su apoyo, citó el fallo "C." de la Corte nacional (v. fs. 422/423).

Indicó que no se había justificado el mayor grado de culpabilidad con base en el dato azaroso de la edad de la víctima (v. fs. 423).

De igual manera, criticó la agravante nocturnidad por haberse ponderado de manera objetiva, explicando que "...la horaper seno resulta un argumento válido para su ponderación con entidad aumentativa del...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR