Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I, 7 de Diciembre de 2018, expediente CNT 013363/2016/CA001

Fecha de Resolución 7 de Diciembre de 2018
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO SALA I SENTENCIA DEFINITIVA NRO. 93195 CAUSA NRO 13363/2016 AUTOS: “L.P.E. c/ TRAVEL ROCK S.A. y Otros s/ Despido”

JUZGADO NRO. 6 SALA I En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 7 días del mes de Diciembre de 2.018, reunida la Sala Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y de acuerdo al correspondiente sorteo, se procede a votar en el siguiente orden:

La D.G.M.P. de I. dijo:

  1. La Sra. Jueza de Primera Instancia hizo lugar a la demanda orientada al pago de la indemnización por despido y otros créditos de naturaleza laboral. Para así

    decidir, luego de valorar las pruebas producidas y los antecedentes del caso, concluyó

    que la situación de despido indirecto en que se colocó el trabajador, fue ajustada a derecho atento el resultado negativo a sus reclamos de obtener el registro de la relación laboral y el pago de distintos conceptos adeudados.

  2. Tal decisión es apelada por las demandadas a tenor de las manifestaciones vertidas en la memoria de fs. 229/233. Por su parte, a fs. 235, la representación letrada de la parte actora, objeta la regulación de sus honorarios por estimarla reducida.

    El apelante se queja por la valoración efectuada en grado respecto de la prueba testimonial, por el nivel remuneratorio tomado para el cálculo de los conceptos indemnizatorios que resultaron procedentes, y por la extensión de la responsabilidad a las personas físicas codemandadas. Asimismo, objeta por altos los honorarios regulados a favor de la representación letrada de la parte actora.

  3. Adelanto que, por mi intermedio, el recurso interpuesto no tendrá

    favorable recepción.

    Memoro que el Sr. L. dijo haber ingresado a trabajar para la empresa demandada el 01.08.2003 como coordinador y vendedor de paquetes turísticos estudiantiles de viajes de egresados y que nunca fue registrado, Denunció que a principios del año 2015 comenzaron los atrasos en el pago del salario y que a partir de marzo de ese mismo año, directamente ya no se le abonaron los haberes. Ante tales incumplimientos, intimó telegráficamente a la empleadora obteniendo como respuesta el desconocimiento de la relación laboral, lo que motivó su decisión del 12.06.2015 de considerarse despedido en los términos del art. 242 LCT La Sra. Magistrada de origen consideró que con la prueba testimonial colectada en la causa, se logró demostrar la existencia de relación laboral entre las Fecha de firma: 07/12/2018 Firmado por: M.V.M.C., SECRETARIA DE CAMARA Firmado por: G.A.V., JUEZA DE CAMARA Firmado por: G.M.P.D.I., JUEZA DE CAMARA Firmado por: M.C.H., JUEZA DE CAMARA #28119740#223073130#20181207074417471 partes, y que la misma nunca fue registrada, por lo que resultó aplicable al caso la presunción prevista por el art. 55 de la LCT.

    Analizados los términos del planteo recursivo, señalo que el reproche a la valoración de la prueba testimonial en relación a la existencia de relación laboral debe ser desestimado. Resulta necesario señalar, en primer lugar, que en el terreno de la apreciación de la prueba, en especial la testimonial, el art 386 del CPCCN exige a quien juzga que realice el análisis de acuerdo con los principios de la sana crítica, siéndole totalmente lícito valorar si los testimonios lucen objetivamente verídicos no sólo por la congruencia de los dichos, sino además por la conformidad de estos con el resto de las pruebas colectadas. En definitiva, se trata de una facultad privativa de quien juzga Desde esta perspectiva de análisis, considero que los testimonios de Castro (fs. 165), R. (fs. 167), U. (fs. 169), F. (fs. 196), M.R. (fs. 197) quienes compartieron tareas con el actor y tuvieron un trato directo con él, lucen claros, precisos y contundentes acerca del hecho de que el Sr. L. se desempeñaba como coordinador de los paquetes turísticos de viajes de egresados que vendía la demandada, describieron las tareas, la forma en que se captaba clientes y cómo se vendían los viajes, las actividades que se realizaban durante dichos viajes, la participación del actor en los mismos, la modalidad de trabajo, y los lugares y épocas dando suficiente razón de sus dichos. Si bien tales declaraciones fueron impugnadas por la accionada a fs. 191, 192, 199 y 200, lo cierto es que los argumentos que allí se expresan no logran rebatir la idoneidad otorgada a los mismos en origen.

    Por todo ello, y teniendo en cuenta que tales afirmaciones provienen de personas que tuvieron un conocimiento directo de los hechos en debate, les otorgo pleno valor convictivo, no pudiendo ser rebatidos por lo que pudieron aportar los testigos propuestos por la contraria (art. 386 CPCCN y 90 LO).

    . En efecto, B. y G. –fs. 195 y 207- nada pudieron aportar para desvirtuar los dichos de los testigos de la contraria, no pudiéndose soslayar además que se trata de dos dependientes de la accionada por lo que sus dichos fueron analizados con mayor rigurosidad. En este sentido las manifestaciones del memorial no logran rebatir los argumentos expresados por la Sra. Magistrada de origen, pues se fundamentan únicamente en la falta de idoneidad de los testimonios aportados por la actora sin fundamentarlo en ningún medio de prueba que pueda desvirtuar tales declaraciones.

    Se suma que, a contrario de lo que expresó la apelante, el testigo N.B., quien fuera impugnado por encontrarse comprendido en las generales de la ley por tener juicio pendiente, fue desistido por la parte actora a fs. 111, y por ello no declaró en la presente causa.

    En síntesis, analizadas todas las declaraciones a la luz de las reglas de la sana crítica, y...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba