Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 30 de Junio de 2009, expediente C 91170

PresidenteGenoud-de Lázzari-Hitters-Negri
Fecha de Resolución30 de Junio de 2009
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a 30 de junio de 2009, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctoresG., de L., Hitters, N.,se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa C. 91.170, "De Lorenzi, J.G. y otros contra D.C., D.O. y otros. Ejecución hipotecaria".

A N T E C E D E N T E S

La Sala II de la Cámara Segunda de Apelación en lo Civil y Comercial del Departamento Judicial de La Plata revocó la sentencia de primera instancia y, en consecuencia, mandó llevar adelante la ejecución en pesos, con más la aplicación del C.E.R., fijando en el día 3 de diciembre de 2002 la fecha a partir de la cual devengarán los intereses moratorios y punitorios, que no podrán superar el 300% de la tasa que paga el Banco de la Provincia de Buenos Aires en sus depósitos a plazo fijo a 30 días. Asimismo, impuso las costas a la actora, en su calidad de vencida (fs. 98/106).

Se interpuso, por esta última, recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley (fs. 110/123 vta.).

Dictada la providencia de autos y encontrándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la Suprema Corte resolvió plantear y votar la siguiente

C U E S T I O N

¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley?

V O T A C I O N

A la cuestión planteada, el señor J. doctorG. dijo:

I. La Cámara revocó la sentencia de primera instancia y, en consecuencia, mandó llevar adelante la ejecución en pesos, con más la aplicación del C.E.R., fijando en el día 3 de diciembre de 2002 la fecha a partir de la cual devengarán los intereses moratorios y punitorios, que no podrán superar el 300% de la tasa que paga el Banco de la Provincia de Buenos Aires en sus depósitos a plazo fijo a 30 días. Asimismo, impuso las costas a la actora, en su calidad de vencida (fs. 98/106).

  1. Contra esta decisión se alza la ejecutante, denunciando la violación de los arts. 621, 622, 1197 del Código Civil, 565 del Código de Comercio, 68, 71, 163 del Código Procesal Civil y Comercial. Aduce la existencia de absurdo en el pronunciamiento. Hace reserva del caso federal (fs. 110/123 vta.).

    Sostiene que: la sentencia en crisis viola la doctrina legal en tanto hace valer la presunción del art. 746 del Código Civil, la que no sería aplicable al supuesto de autos, obligaciones periódicas y no tiene en cuenta que por extemporánea, la imputación le estaría vedada al deudor, por lo que la mora se produce el 17 de septiembre de 2001 y no la que el decisorio establece (fs. 114 vta./115).

    Se queja de la imposición de costas dispuesta por ela quo.

    Alega que no se prueba la calidad de usuraria de la tasa convenida ni la ofensa a las buenas costumbres o al principio de la buena fe o el abuso sobre el deudor (fs. 117/117 vta.).

    La pesificación dispuesta vulnera las garantías consagradas en la Constitución nacional de propiedad e igualdad (fs. 118 vta./121).

  2. a) En primer término, corresponde señalar que determinar la situación de mora de los contratantes, en tanto supone un juicio basado en la prueba producida, constituye una cuestión de hecho excluida del ámbito de la casación, salvo el supuesto excepcional del absurdo (conf. Ac. 84.210, sent. del 16-VI-2004; C. 95.273, sent. del 15-X-2008).

    En autos, la Cámara concluyó que, tal como surge de la propia demanda, el ejecutado realizó pagos periódicos hasta el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR