Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Vi, 24 de Octubre de 2016 (caso LOPEZ MAXWELL MARIA SILVINA c/ BARBAT Y CIA S.A. Y OTROS s/DESPIDO)

Fecha de Resolución:24 de Octubre de 2016
Emisor:Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Vi
 
EXTRACTO GRATUITO

Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA VI SENTENCIA DEFINITIVA Nº 69092 SALA VI Expediente Nro.: CNT 12671/2012 (Juzg. Nº 24)

AUTOS: “L.M.M.S. C/ BARBAT Y CIA S.A. Y OTROS S/ DESPIDO”

Buenos Aires, 24 de octubre de 2016 En la Ciudad de Buenos Aires reunidos los integrantes de la Sala VI a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia en estas actuaciones, practicando el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

LA DOCTORA G.L.C. DIJO:

Contra la sentencia de primera instancia que rechazó la demanda interpuesta viene en apelación la parte actora a tenor de memorial recursivo obrante a fs. 1380/1408 contestado a fs.

1417/1443.

Asimismo, la parte demandada se agravia a fs. 1378/1379 por la imposición de costas de grado, siendo dicha queja replicada a fs. 1444/1446.

Por cuestiones de orden lógico, examinaré en primer lugar los agravios expuestos por la parte actora, la cual fundamentalmente se queja por cuanto en grado se ha concluido Fecha de firma: 24/10/2016 Firmado por: G.L.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.A.R., JUEZ DE CAMARA Firmado por: F.S.R., SECRETARIA DE CAMARA #20754107#163761758#20161025094429603 que entre las partes no ha existido un vínculo de naturaleza dependiente sino, una relación de tipo asociativa por la cual B. para ampliar los servicios que prestara a su clientela incorporó el asesoramiento judicial, para asegurar y conservar el vínculo con el cliente, y la actora, como profesional del derecho, que consolidó sus conocimientos en marcas en la empresa, se incorpora a dicha área como asociada.

En cuanto a la naturaleza dependiente del vínculo que uniera a las partes cabe adelantar que la queja en examen tendrá favorable andamiento.

En este orden de ideas y de conformidad con las previsiones del artículo 23 de la Ley de Contrato de Trabajo, el hecho de la prestación de servicios hace presumir la existencia de un contrato de trabajo, salvo que por las circunstancias, las relaciones o causas que lo motiven se demostrase lo contrario. Esa presunción operará igualmente aun cuando se utilicen figuras no laborales para caracterizar al contrato, y en tanto que por las circunstancias no sea dado calificar de empresario a quien presta el servicio.

En mi opinión, la presunción señalada no se encuentra desvirtuada en modo alguno por los elementos de prueba aportados a la causa, todo lo contrario, la misma se haya reforzada por la prueba colectada en autos.

En el presente caso, la actora –en su calidad de abogada-

se incorporó a la empresa demandada B. y Cía SA, empresa dedicada a la prestación de servicios y asesoramiento como agentes de la propiedad intelectual e industrial; a efectos de brindar asistencia legal a los clientes de la demandada en relación a sus respectivas marcas y patentes.

Fecha de firma: 24/10/2016 Firmado por: G.L.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.A.R., JUEZ DE CAMARA Firmado por: F.S.R., SECRETARIA DE CAMARA #20754107#163761758#20161025094429603 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA VI En este orden de ideas, considero que la demandada no ha logrado desactivar los efectos presuncionales del art. 23, LCT, por cuanto no ha demostrado que entre las partes mediara una relación de tipo civil, originada en una locación de servicios de rango profesional.

Debo resaltar que la carga probatoria que, precisamente la ley intenta avalar, ya que conforme el texto legal, el reconocimiento –por parte de la demandada- de la prestación de los servicios de quien invoca la calidad de trabajador; lleva a inferir la existencia de un vínculo dependiente, correspondiendo entonces a la accionada, la demostración de que tales servicios no eran brindados en el marco de una relación subordinada. En mérito a ello, aceptar una postura diferente implicaría la eliminación de la presunción que la misma norma está destinada a establecer (conf. J.C.F.M. “Tratado Práctico de Derecho del Trabajo” tomo I, pag.628).

En este sentido, es dable recordar que la Corte Suprema de Justicia de la Nación ha sostenido inveteradamente que es principio de hermenéutica jurídica que debe preferirse la interpretación que favorece y no la que dificulta los fines perseguidos por la ley (C.S. Fallos: 252,262), por lo tanto, entre una interpretación que torna carente de todo sentido lo dispuesto por el legislador y otra que preserva el espíritu de la norma, debe optarse por la segunda (C.S. Fallos: 247,327).

Ahora bien, sin perjuicio de lo dicho, y aún pasando por alto las circunstancias antes reseñadas en torno de la interpretación que –a mi ver corresponde otorgarle a la norma bajo estudio- lo cierto y relevante en el caso bajo análisis es que la demandada no sólo no ha podido desvirtuar las Fecha de firma: 24/10/2016 Firmado por: G.L.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.A.R., JUEZ DE CAMARA Firmado por: F.S.R., SECRETARIA DE CAMARA #20754107#163761758#20161025094429603 consecuencias emergentes de la mencionada presunción legal, sino que –además- la parte actora ha demostrado en forma cabal cada uno de los extremos expuestos en el escrito de inicio.

Me explico. En el caso se trata de una “profesional” del derecho con la capacitación requerida para cumplir dichas funciones. Esta circunstancia, en modo alguno impide el desempeño en relación dependiente. Al respecto, cabe recordar que esa sola circunstancia no resulta óbice para la configuración de una relación de trabajo, toda vez que existe consenso en la actualidad en cuanto a que los profesionales universitarios pueden ser sujetos de un contrato de trabajo, no siendo un obstáculo la autonomía técnica, cuya intensidad puede variar según los casos, siendo determinante del carácter de la relación, la circunstancia de que aquel se encuentre inserto en una organización empresaria ajena, que coordina sus servicios de acuerdo a sus propios objetivos.

Por ende, encuentro irrelevante a los fines de la calificación del vínculo, el dato que reiteradamente menciona la demandada en torno de la calidad “profesional” de la actora.

Tampoco logran enervar lo decidido las cuestiones vinculadas con la inexistencia de exclusividad en la prestación o la falta de sujeción a una pauta horaria determinada o inflexible, puesto que en primer lugar, la exclusividad no es una nota típica del contrato de trabajo, mientras que se verifique el conjunto de los restantes caracteres que tornan decisiva la calificación del vínculo como dependiente y por lo tanto, subsumido bajo la égida del contrato de trabajo.

Por otra parte, advierto que la existencia de un vínculo dependiente en el caso ha quedado debidamente demostrada –entre Fecha de firma: 24/10/2016 Firmado por: G.L.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.A.R., JUEZ DE CAMARA Firmado por: F.S.R., SECRETARIA DE CAMARA #20754107#163761758#20161025094429603 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA VI otros elementos valorados- a través de las declaraciones de quienes se desempeñaban junto a la actora y bajo su dirección en el área legal a los clientes de la demandada.

Al tratarse de un dependiente calificado por su profesión (abogada), parece lógico que la subordinación técnica se vea limitada por parte de la patronal toda vez que si ha contratado los servicios de un profesional calificado en la actividad, esta nota típica cede en función del conocimiento de quien debe realizar su tarea para la que fue contratado.

De los elementos probatorios aportados a la causa, surge reforzada la postura adoptada en relación a la naturaleza del vínculo.

Así, el testigo V. a fs. 1135 explica que ingresó a trabajar en el estudio B., en febrero de 1998 haciendo primero la procuración para luego trabajar todo el día; se desempeñaba de lunes a viernes de 9 a 18 horas, en Alsina 1248, segundo piso. Hacía la procuración primero, escritos de mero trámite, iba a algunas audiencias de mediación privadas, diligenciaba oficios, elevaba informes a los clientes de B.; que recibía órdenes o indicaciones de trabajo de parte de la actora, se reunían cuando volvia de tribunales, hacían relevamiento de los juicios que habíamos visto, determinaban las tareas que había que hacer respecto a esos juicios, fechaban vencimientos si había que ampliar demanda, o alguna audiencia, o que producir alguna prueba que todavía no estaba producida en los expedientes, veían temas extrajudiciales, consultas de clientes, generalmente por temas de cese de uso de marcas, revisaban vencimientos más que nada; esto lo hacían en Alsina 1248, segundo piso, en una oficina.

Fecha de firma: 24/10/2016 Firmado por: G.L.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.A.R., JUEZ DE CAMARA Firmado por: F.S.R., SECRETARIA DE CAMARA #20754107#163761758#20161025094429603 Asimismo, explica el declarante que veía a la actora allí

todos los días; que ella concurría de lunes a viernes entre las 8,30 9, hasta las 13.00, 13,30 o 14 dependiendo generalmente era ese horario. Si había algún vencimiento o algún trabajo más complicado que había que hacer el horario se prorrogaba. Manifiesta que B. y CIA SA principalmente presta servicio de asesoramiento en materia de propiedad industrial e intelectual, y asesoramiento jurídico respecto de ellos.

Asimismo, explica el dicente que a él le retribuían con un sueldo, se lo pagaba B. y que la actora sabe que facturaba no tenía un recibo; que ha visto los talonarios de facturas, porque no solo facturaba periódicamente a B. sino cuando había algún tipo de regulación de honorarios en alguno de los juicios la factura a quien abonaba esos honorarios la firmaba L.M., y las llevaba el dicente, en realidad no sabe si se firman, las llevaba el dicente para efectivizar el cobro. Manifiesta que al sector legal jurídico, lo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA