Sentencia nº AyS 1997 IV, 535 de Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, 2 de Septiembre de 1997, expediente C 58660

PonenteJuez HITTERS (SD)
PresidenteHitters-de Lázzari-Pisano-Laborde-Negri
Fecha de Resolución 2 de Septiembre de 1997
EmisorCorte Suprema de la Provincia de Buenos Aires

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a dos de setiembre de mil novecientos noventa y siete, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctores Hitters, de L., P., L., N., se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa Ac. 58.660, "L., Julio contra Empresa San Vicente S.A.T. Daños y perjuicios".

A N T E C E D E N T E S

La Sala I de la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial del Departamento Judicial de Lomas de Z. revocó la sentencia de fs. 123/129 vta. y en su consecuencia rechazó la demanda instaurada.

Se interpuso, por la actora, recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley .

Dictada la providencia de autos y encontrándose la causa en estado de dictar sentencia, la Suprema Corte resolvió plantear y votar la siguiente

C U E S T I O N

¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley ?

V O T A C I O N

A la cuestión planteada, el señor J. doctorH. dijo:

  1. La Cámara a quo, por mayoría, revocó la sentencia de primera instancia y, en consecuencia, rechazó la demanda de daños y perjuicios impetrada.

  2. Contra este pronunciamiento la actora interpone recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley denunciando absurdo y violación y errónea aplicación de los arts. 16, 17, 18 de la Constitución nacional; 9 y 159 de la Constitución provincial; 499, 512, 1071, 1078, 1079, 1081, 1083, 1086, 1094, 1099, 1109, 1113 del Código Civil; 34 incs. 2º, 4º, 5º c) y d), 36 incs. 2º y 3º, 68, 71, 163, 164, 375, 384, 456 del Código Procesal Civil y Comercial; y doctrina que cita.

    En primer lugar, se disconforma con la interpretación que hace la alzada respecto de la mecánica del accidente, pues sostiene que fue su automóvil el embestido, y no como erróneamente se consideró, el embistente.

    Tampoco comparte, la interpretación que efectúa de la prueba pericial, pues afirma que es a raíz de haber sido chocado el Peugeot en su parte delantera izquierda y arrastrado por el vehículo de transporte de la demandada donde se forma el ángulo de choque que refiere la pericia, agregando que el experto en ningún momento dice que el vehículo del actor haya impactado al del accionado, lo que sostiene es que: "... la posición relativa aludida pudo tener lugar ante la posible maniobra evasiva del actor hacia la derecha..." (v. fs. 164 vta.).

    Aduce que la prueba...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR