Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial - Camara Comercial - Sala A, 22 de Diciembre de 2022, expediente COM 027028/2015/CA003

Fecha de Resolución22 de Diciembre de 2022
EmisorCamara Comercial - Sala A

Poder Judicial de la Nación En Buenos Aires, a los 22 días del mes de diciembre de dos mil veintidós, se reúnen los Señores Jueces de Cámara en la Sala de Acuerdos, con la asistencia del Señor Prosecretario de Cámara, para entender en los autos caratulados “LOMBARDO,

I.E. C/ BANCO ITAU ARGENTINA S.A. S/ ORDINARIO”

(Expediente Nº 27028/2015), originarios del Juzgado del Fuero N° 2, Secretaría N°

3, en los cuales, como consecuencia del sorteo practicado de acuerdo con lo establecido por el art. 268 del CPCCN, resultó que los Sres. Jueces de esta Sala deben votar en el siguiente orden: Dr. H.O.C.(.N.° 1), Dr.

A.A.K.F. (Vocalía N° 2) y Dra. M.E.U.(.N.° 3).

Estudiados los autos se planteó la siguiente cuestión a resolver:

¿Es arreglada a derecho la sentencia apelada?

A la cuestión propuesta, el Señor Juez de Cámara, Dr. H.O.C. dijo:

  1. Los hechos del caso.

    1. Se presentó la Dra. I.E.L., promoviendo demanda en causa propia contra Banco Itaú Argentina S.A. (en adelante, Banco Itaú),

    por el incumplimiento de un contrato de tarjeta de crédito y solicitando se condene al cumplimiento del mismo. Además, la accionante requirió se imponga a la demandada una multa de $ 200.000 en concepto de daño punitivo y se la condene al pago de $

    100.000 por daño moral y $ 40.000 por daño patrimonial, todo ello con más intereses, costas y actualización por depreciación monetaria.

    A fin de fundar sus pretensiones, la actora sostuvo que en el año 2010,

    siendo ella abogada matriculada en el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal así como en el Colegio de Abogados de Morón -y, aclaró que, actualmente,

    en el Colegio de Abogados de Lomas de Zamora-, la demandada habría promocionado, en todos los departamentos judiciales de la provincia de Buenos Aires y en el de la Capital Federal, la celebración de un convenio con los distintos colegios de abogados, mediante el cual aquélla habría ofrecido a los matriculados un Fecha de firma: 22/12/2022

    Alta en sistema: 26/12/2022

    Firmado por: J.A.C., PROSECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: A.A.K.F., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.E.U., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: H.O.C., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación paquete de productos consistente en una tarjeta de crédito, una caja de ahorros y una cuenta corriente sin costo de mantenimiento, siendo los únicos requisitos para acceder al mismo la presentación de la credencial y la solicitud correspondiente.

    Relativo a la promoción, precisó que la bonificación comprendería tanto a los costos de mantenimiento de las cuentas como a los de renovación de la tarjeta de crédito.

    La demandante narró que habría ejercido profesionalmente en casi todos los departamentos judiciales del gran Buenos Aires y que, en cada edificio de los tribunales de las distintas jurisdicciones al que asistía, habría sido interceptada por un dependiente del banco emplazado, quien le habría ofrecido, con gran insistencia, los productos referidos.

    Continuó relatando que nunca se habría detenido ante el promotor que se le acercaba por falta de tiempo pero, que un día, al salir del edificio de tribunales de Lomas de Z., si lo habría hecho. Expuso que, en ese momento, le habría sido ofrecido el mentado paquete de productos y que habría accedido a su contratación, a pesar de ser, en aquel entonces, titular de varias tarjetas de crédito y cuentas bancarias en otras entidades financieras.

    Puntualizó que, en el caso, su interés habría sido la utilización de la tarjeta de crédito Visa Gold pero que, la contratación, forzosamente, incluía el paquete de cuentas bancarias.

    La actora señaló que, en el mes de septiembre del año 2010, habiendo sido celebrado el contrato tan solo con la intermediación del promotor y, asimismo,

    habiendo únicamente presentado su credencial del Colegio de Abogados de la Capital Federal, le habrían sido otorgados los beneficios promocionados por la entidad.

    Continuó la narración de los hechos indicando que, en marzo del año 2015, habría pretendido pagar una compra en el supermercado Vea con su tarjeta de crédito emitida por la emplazada, pero la cajera le habría señalado que era imposible efectuar el pago, dado que aquella estaría inhabilitada y con orden de retención del plástico. Agregó que dicha situación habría ocurrido en un supermercado de barrio Fecha de firma: 22/12/2022

    Alta en sistema: 26/12/2022

    Firmado por: J.A.C., PROSECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: A.A.K.F., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.E.U., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: H.O.C., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación que sería cercano a su domicilio y ante una cola de más de siete personas en cada una de las distintas cajas, las que se encontrarían cerca, una de la otra, puesto que el establecimiento, precisó, sería pequeño.

    La accionante expresó que, sumamente sorprendida y abochornada por lo sucedido, le habría entregado a la cajera otra tarjeta de crédito y le habría preguntado si podía informarle el motivo por el cual había sido rechazado el pago.

    Expuso que, ante ese interrogante, la cajera le habría respondido que el sistema solo le indicaba la inhabilitación y la orden de retención y que era ella quien debía averiguar las razones ante la entidad emisora. Agregó a ello que, en tanto sería conocida en el establecimiento dado que concurriría al mismo con habitualidad,

    la empleada del mismo no le habría retenido el plástico.

    La Dra. L. explicó que supuso que se había tratado de un error, dado que el resumen de la tarjeta de crédito se encontraba pago. Por lo tanto, el día 14.03.2015, preocupada por la situación, a sabiendas de las frecuentes defraudaciones que tienen lugar con las tarjetas de crédito, se habría contactado telefónicamente con la entidad y habría sido atendido por la señorita Y., a quien le habría consultado por el problema que había tenido y quien le habría informado que la tarjeta se hallaba inhabilitada por la existencia de un saldo negativo en su cuenta corriente. Añadió que, ante esa respuesta, le habría indicado a la telefonista que no utilizaba la cuenta corriente, por lo que debía de ser un error, a lo que aquella le habría contestado que no podía informarle a que concepto correspondía el saldo negativo en esa cuenta.

    En este punto, manifestó que jamás había operado con la cuenta corriente que el banco abrió a su nombre y, luego de ello, relató que habría solicitado a su interlocutora que le tomase un reclamo relativo a la inhabilitación del plástico -el cual habría sido registrado con el n° 1754184- y, un segundo reclamo, vinculado a la negativa de brindarle, telefónicamente, los conceptos por los cuales su cuenta corriente registraba un saldo deudor -n° 1754185-.

    Fecha de firma: 22/12/2022

    Alta en sistema: 26/12/2022

    Firmado por: J.A.C., PROSECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: A.A.K.F., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.E.U., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: H.O.C., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación La letrada actora señaló que, ante la falta de respuesta a sus reclamos,

    habría concurrido a la sucursal donde se encontraban radicados sus productos, sita en la calle L. 1354 de esta ciudad, donde habría sido atendida por la asistente comercial G.M.L.B. y a quien le habría entregado la nota de fecha 20.03.2015, en la que le requería a la entidad le informase el motivo de la inhabilitación de su tarjeta de crédito Visa, cuyo resumen, afirmó, habría sido abonado en término y respecto de la cual no se le habría informado ninguna irregularidad.

    Asimismo, evocó que en la nota habría intimado a la inmediata habilitación del plástico y, además, solicitado que se le informaran los conceptos por los cuales la entidad había efectuado débitos en su cuenta corriente, generando de esa manera un saldo deudor, el cual, a su vez, habría impugnado en dicha nota. De seguido, especificó que las aludidas intimaciones lo fueron por un plazo de 72 horas y que su nota habría sido receptada bajo el número de reclamo 1756122.

    Continuó relatando que, no obstante el reclamo que habría presentado,

    la empleada le habría informado verbalmente que, a partir del mes de enero del año 2014, la entidad había modificado las condiciones de contratación original y que,

    para mantener la bonificación del paquete, se exigía un consumo mínimo de $ 750

    mensuales con la tarjeta de crédito, el cual, aparentemente, en el mes de septiembre del mismo año, no habría sido alcanzado, motivo por el cual, en definitiva, se había debitado de su cuenta corriente un proporcional del costo de renovación de la tarjeta de crédito, equivalente a la suma de $ 100.

    La accionante siguió narrando que, frente a ello, habría manifestado que el banco no podía modificar unilateralmente las condiciones contractuales pactadas y que no habría sido notificada de tal cambio, el cual, afirmó, requería su consentimiento; que la empleada le habría contestado que debió haber sido notificada de ello mediante una nota adjuntada al resumen de la tarjeta enviado a su domicilio y que le hizo saber a aquella que no recibía el referido resumen en su domicilio sino Fecha de firma: 22/12/2022

    Alta en sistema: 26/12/2022

    Firmado por: J.A.C., PROSECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: A.A.K.F., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.E.U., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: H.O.C., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación que se hallaba suscripta al sistema de resumen electrónico, el cual consultaba en una página web.

    Expuso también que, el día 07.04.2015, habría recibido un mail en el que la demandada le habría informado que su reclamo n° 1756122 había sido resuelto y que debía contactarse telefónicamente con la entidad. Añadió que, previó a ello, habría concurrido varias veces a la sucursal, a fin de averiguar si había sido resuelto el reclamo, obteniendo siempre una respuesta negativa.

    Señaló que, en la misma fecha en que recibió el aludido mail, se habría comunicado telefónicamente y habría sido atendida por la señorita...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR