Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial - Camara Comercial - Sala C, 17 de Julio de 2015 (caso LOFRANCO JUAN BAUTISTA s/QUIEBRA)

Fecha de Resolución:17 de Julio de 2015
Emisor:Camara Comercial - Sala C
 
EXTRACTO GRATUITO

Poder Judicial de la Nación LOFRANCO JUAN BAUTISTA s/QUIEBRA Expediente N° 33027/2010/CA1 Juzgado N° 15 Secretaría N° 29 Buenos Aires, 17 de julio de 2015.

Y VISTOS:

Viene apelada por la Sra. Defensora de Menores e Incapaces la resolución de fs. 855/856 en cuanto fue rechazado in límine el planteo de nulidad de todo lo actuado a partir de la diligencia de constatación realizada en el inmueble, ahora subastado, de titularidad del fallido.

El recurso fue mantenido con la expresión de agravios de fs.

867/870, contestada a fs. 872 por la adquirente en subasta y a fs. 879/881 por la sindicatura.

Comparte el Tribunal el criterio expresado por la Sra. Fiscal USO OFICIAL General, a cuya lectura cabe remitirse, por lo que el recurso ha de prosperar.

Tuvo la Sala ocasión de decidir en un caso similar al que se presenta en esta causa en los autos “S.A.A. s/quiebra” el 8.8.2013, cuyas consideraciones -en lo pertinente- se habrán de reproducir.

Los derechos de los niños encuentran amparo en normas de raigambre constitucional, Convenios y Pactos Internacionales, cuyo cumplimiento no puede soslayarse y a fin de garantizarlos corresponde, en consecuencia, adoptar medidas de protección integral a su respecto.

A este fin, corresponde discriminar en qué caso los intereses o bienes de los menores pudieron verse afectados en autos y, de LOFRANCO JUAN BAUTISTA s/QUIEBRA Expediente N° 33027/2010 Fecha de firma: 17/07/2015 Firmado por: VILLANUEVA - MACHIN - GARIBOTTO (JUECES) - BRUNO (SECRETARIO)

Poder Judicial de la Nación corresponder, qué actos cumplidos sin la debida intervención del Ministerio Público pudieron traer aparejada su nulidad.

En efecto: si bien los arts. 59 y 494 del Código Civil establecen que el Ministerio Público de Menores es parte legítima y esencial de todas aquellas cuestiones judiciales o extrajudiciales, de jurisdicción voluntaria y contenciosa, que en forma directa o indirecta afecten los intereses de los menores, más allá de la representación necesaria de los progenitores, y que lo actuado sin su intervención acarrea la sanción de nulidad, esto no tiene carácter automático.

Es necesaria para ello la existencia de un perjuicio concreto, sin cuya verificación deviene inadmisible la articulación. Ello así porque las nulidades deben interpretarse con carácter restrictivo, reservándose la sanción frente a exteriorizaciones de una efectiva indefensión, aun cuando la intervención de que se trata se caracteriza por ser promiscua y USO OFICIAL...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA