Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V, 18 de Abril de 2022, expediente CNT 006356/2015/CA003 - CA002

Fecha de Resolución18 de Abril de 2022
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA V

EXPTE. Nº CNT 6356/2015/CA3 – CA2

SENTENCIA DEFINITIVA. 86169

AUTOS: “LIVA, P.A.G. C/ EXPERTA ART S.A.

(ANTES LA CAJA ART S.A.) Y OTRO S/ DESPIDO” (JUZGADO N° 55)

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Capital Federal de la República Argentina, a los 13 días del mes de abril de 2022 se reúnen los señores jueves de la Sala V, para dictar la sentencia en esta causa, quienes se expiden en el orden de votación que fue sorteado oportunamente; LA DOCTORA B.E.F. dijo:

I- Contra la sentencia definitiva dictada el 18/8/2021, que rechazó en lo principal la demanda incoada por P.A.G.L. contra E.S.

apela la parte actora, en los términos y con los alcances que surgen del memorial incorporado el 26/8/2021, replicado por la demandada mediante presentación del 3/9/2021. Se registra además el recurso interpuesto por la perito contadora, quien apela los honorarios que le fueron regulados, por estimarlos reducidos conforme presentación del 19/8/2021.

II- El rechazo de la indemnización agravada pretendida en los términos del art. 182 LCT, motiva los agravios que formula la actora sosteniendo que al respecto,

la juez a quo no realizó una correcta valoración de las constancias probatorias,

especialmente de las declaraciones rendidas a fs. 450/451 y 452, soslayando la historia clínica adjunta a fs. 361/389 así como el certificado de fs. 376, que acreditarían el estado de gravidez cursado por la actora y el conocimiento que al respecto tenía la accionada Errepar SA.

Afirma que las constancias señaladas y la manifestación expresa formulada por la actora ante la escribana actuante al momento en que se formalizó el despido, prueban la situación de enfermedad y de embarazo alegada y por ende, la insuficiencia de la indemnización prevista en los términos del art. 245 LCT para abarcar el daño moral padecido, cuya reparación demanda.

Recurre asimismo el fallo de grado en cuanto soslayó que la demandada no acompañó el certificado de trabajo en los términos del art. 80 LCT, solicitando que se condene a la accionada a hacer entrega del mismo para dar total cumplimiento con las constancias contempladas por la norma mencionada.

Finalmente, apela por altos los honorarios que fueron regulados en favor de la representación letrada de la demandada y por bajos los que fueron establecidos en su favor.

III- Delineados de este modo los agravios bajo estudio y el proceso probatorio realizado en autos, resulta que lo debatido en esta instancia atañe expresamente a Fecha de firma: 18/04/2022

Firmado por: J.C., SECRETARIA DE CAMARA 1

Firmado por: B.E.F., JUEZ DE CÁMARA

Firmado por: G.D.V., JUEZ DE CAMARA

determinar el cabal conocimiento que habría tenido o no el empleador respecto al estado de gravidez por parte de la actora, en virtud de las circunstancias del caso.

La juez a quo, tras analizar los extremos y las probanzas vertidas en autos,

desestimó la operatividad de la presunción que contempla el art. 178 LCT, en el entendimiento de que en el caso no se encuentra acreditado que el estado de embarazo cursado por la actora estuviera en conocimiento de la empleadora ni que fuera posible advertirlo a simple vista, todo ello con anterioridad al distracto, destacando en ese orden de ideas que no se acompañó en autos el certificado médico consignando la fecha probable de parto y no se instó la prueba informativa tendiente a acreditar dicho extremo, resultando que la única constancia médica adunada a la causa (cft. fs. 376),

data de una fecha posterior a la formalización del distracto.

En virtud de las restantes consideraciones que esgrimió, la sentenciante consideró

que la prueba testimonial producida por la actora tampoco resultó apta para acreditar el conocimiento que la demandada tenía acerca de las circunstancias bajo análisis (cft. arts.

90 LO y 386 CPCCN), determinando en el mismo sentido, que la manifestación efectuada por la actora acerca de su estado de embarazo en la oportunidad del despido,

carece de relevancia toda vez que conforme surge del acta notarial que obra a fs.

129/130, tal aserción fue posterior al perfeccionamiento de la extinción del contrato de trabajo.

Desde esta perspectiva resulta menester señalar liminarmente que el art. 177 LCT

pone en cabeza de la trabajadora embarazada la obligación de comunicar su estado de gravidez así como de acreditarlo, ya sea mediante la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR