Ya están listos los hombres que serán la sombra del presidente

 
EXTRACTO GRATUITO

Cuando Mauricio Macri despierte mañana, dos comisarios de la Policía Federal llamarán a la puerta de su casa del barrio de Palermo y le informarán que ellos, junto con un grupo especial de oficiales y suboficiales, se harán cargo de su seguridad y la de su familia hasta que termine su mandato: se pondrá en marcha, así, una compleja maquinaria llamada custodia presidencial.

Lo mismo sucederá con la vicepresidenta electa, Gabriela Michetti, en su casa de Balvanera, donde alguna vez sufrió escraches y hasta uno de sus custodios se tiroteó con un ladrón que quiso robarle el auto.

Es cierto que Macri cuenta con la custodia de la Policía Metropolitana por ser el jefe del gobierno porteño, pero todo será distinto alrededor del presidente electo. Por decreto presidencial, la Casa Militar es "la responsable primaria" de la seguridad del presidente, y para ello existe un prolijo y complejo entramado de disposiciones que deben cumplir a rajatabla un pequeño ejército de hombres y mujeres de fuerzas militares y de seguridad.

Con base en la Casa Rosada, la Casa Militar es conducida por un oficial superior de las Fuerzas Armadas, cuyo cargo es rotativo cada dos años y, como dice el decreto, "debe proveer la seguridad del presidente, de sus familiares directos, como también de la Casa de Gobierno, la residencia presidencial de Olivos y otros lugares de residencia transitoria que disponga el jefe del Estado".

El jefe de la Casa Militar -hoy el teniente coronel Agustín Rodríguez- es la cabeza de un ajedrez en el que todos protegen al "rey" y deben neutralizar cualquier situación que lo ponga en riesgo. Tiene el "control operacional" de tres agrupaciones principales: Coordinación, Logística y Comunicaciones; la Aérea, y la de Seguridad e Inteligencia. Esta última es el músculo elástico y atento que tiene dos caras: el histórico Regimiento de Granaderos a Caballo y la Policía Federal.

La histórica unidad, creada por San Martín, es desde 1907 escolta presidencial, en cuanto a ceremonial y protocolo, y debe "proporcionar la seguridad del presidente, dentro y fuera del país". Macri será el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas y es lógico de comprender que el "primer anillo" de seguridad esté cargo de una fuerza militar.

El decreto da participación a la policía: "Para todos los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA