Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Viii, 6 de Julio de 2017, expediente CNT 009383/2010

Fecha de Resolución 6 de Julio de 2017
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Viii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA VIII Expediente Nº CNT 9383/2010/CA1 JUZGADO 69 AUTOS: “L.C.E. c. CHOCOLATES LACASA ARGENTINA S.A. Y OTRO S. DESPIDO”

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 06 días del mes de julio de 2017, se reúnen en acuerdo los jueces de la Sala VIII de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y, de acuerdo con el resultado del sorteo realizado, proceden a votar en el siguiente orden:

EL DOCTOR VICTOR A. PESINO DIJO:

  1. La sentencia de primera instancia hizo lugar a la demanda por accidente laboral con fundamento en la norma civil. Tal resolución fue apelada por la parte actora, la empleadora y la ART, a tenor de los escritos obrantes a fs.631/635, 636/640 y 641/647.

  2. Liminarmente hago hincapié en que, los argumentos que de manera dogmática se esgrimen en el escrito recursivo presentado por Chocolates Lacasa Argentina S.A., con relación a la validez del sistema creado por medio del dictado de la ley 24.557 (Ley de Riesgos del Trabajo) carecen de la fundamentación que debe reunir la expresión de agravios (art. 116 de la L.O.).

    La tacha de inconstitucional que mereció el art. 39, inc. 1, de la ley 24.557, suscitó reiterados pronunciamientos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que, Fecha de firma: 06/07/2017 Alta en sistema: 14/08/2017 Firmado por: L.A.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.D.M., SECRETARIO #20700873#183352247#20170706134248054 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA VIII Expediente Nº CNT 9383/2010/CA1 en lo principal, comparto, sin que se hayan proporcionado nuevos elementos de juicio o argumentos que permitan apartarse de lo resuelto.

    En efecto, a partir del caso "A., Isacio c. Cargo Servicios Industriales S.A.

    s/ accidente Ley 9688" (sentencia del 21 de setiembre de 2004), así como en los pronunciamientos posteriores en que fijaron su postura los jueces del máximo Tribunal que no habían intervenido en el precedente mencionado ("D., T.F. c/

    Vaspia S.A.", sentencia del 7 de marzo de 2006; "P. c/ Aipaa S.A." y "Avila Juchami c/ Decsa S.R.L.", sentencias del 28 de marzo de 2006; Fallos: 327:3753), se descalificó, mediante votos concurrentes cuya doctrina resulta aplicable al "sub examine", la disposición del art. 39, ap. 1 de la ley 24.557 en cuanto veda al trabajador -o sus derechohabientes- la posibilidad de reclamar con fundamento en el derecho civil, entendido este último como expresión del principio general de responsabilidad que emana del art. 19 de la Constitución Nacional.

    Por lo demás, esta S., incluso con otras integraciones, ha declarado desde hace varios años la inconstitucionalidad de la norma bajo análisis, en tanto importa una “capitis diminutio” para los trabajadores a quienes, por el sólo hecho de ser tales, se los margina de una vía reparadora a la que puede acudir cualquier persona.

    Desde tal perspectiva y de acuerdo con las circunstancias que quedaron plasmadas en diversas constancias de la causa, corresponde mantener la declaración de irrazonabilidad del art. 39, ap. 1 de la ley 24.557.

  3. Sentado ello, es dable destacar que la existencia de un episodio traumático, por el cual se reclama la afección en la columna -más allá de las vicisitudes que se agitan Fecha de firma: 06/07/2017 Alta en sistema: 14/08/2017 Firmado por: L.A.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.D.M., SECRETARIO #20700873#183352247#20170706134248054 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA VIII Expediente Nº CNT 9383/2010/CA1 en orden a sus particularidades-, resultó admitido por la empleadora, al efectuar la denuncia del evento lesivo, tal como la misma señala a fs. 144 vta. de autos.

    Por su parte, en cuanto a las tareas, la totalidad de los testigos aportados a la causa refieren que el actor era el encargado de abastecer las máquinas de producción de “mentitas” cargándolas con azúcar, que cada bolsa de éste material pesa 50 kilogramos y que eran manipuladas manualmente entre dos operarios; que la máquina a cargar tiene un metro y medio de altura, y que luego tenía que movilizar una zorra con las “mentitas”

    con un peso aproximado a los 500 kilogramos; así lo señalaron en sus declaraciones F. (fs. 313/315); F. (fs. 320/321); P. (fs. 359/360); Luna (fs. 363/364).

    Y en cuanto a la hipoacusia, los testigos señalan que las máquinas generaban ruidos y, en este sentido, era preciso que se acreditara qué tipo de protector auditivo se entregaba a los operarios para poder evaluar si los mismos eran suficientes como para proteger la audición de los trabajadores.

    Ello no ha sucedido en autos; ni siquiera se ha enunciado cuáles serían las medidas de seguridad o las indicaciones brindadas a fin de que tales circunstancias no provocaran las lesiones reclamadas. No alcanza el señalar que se entregaban fajas y protectores auditivos, pues ello sólo no es suficiente para prevenir lesiones como las aquí

    reclamadas. Como señalé, a los fines de resguardar los oídos de los operarios es necesario establecer que el protector brindado es el adecuado, ya que no todos sirven para todos los decibeles. Lo mismo resulta aplicable a las fajas lumbares, pues las mismas, si bien ayudan a prevenir sobreesfuerzos en la parte baja de la columna, es menester también capacitar respecto de la manera de manipular cargas pesadas a fin de que ellas y los movimientos repetitivos que puedan efectuarse, no generen una afección en los trabajadores.

    Fecha de firma: 06/07/2017 Alta en sistema: 14/08/2017 Firmado por: L.A.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.D.M., SECRETARIO #20700873#183352247#20170706134248054 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA VIII Expediente Nº CNT 9383/2010/CA1 Es factible, entonces, sustentar que por aplicación del principio de las cargas dinámicas de la prueba, era precisamente la parte empleadora quien debía acreditar la adecuación de los protectores con relación a los decibeles del establecimiento, como así

    también la producción de cursos referidos a la manipulación de pesos, con la consiguiente participación del actor en los mismos. No soslayo que F. señala que se brindaron cursos, pero tal declaración no tiene demasiado sustento desde que no se produjo prueba documental que lo avalara y, amén de ello, de haber existido no se ha demostrado ni el temario ni la obligatoriedad de su asistencia, desde que el propio testigo señaló que él nunca asistió.

    En este marco, la empleadora, a fin de liberarse de responsabilidad y de conformidad con el artículo 1113 del Código Civil (actual artículo 1757 del C.C.yC.N), debió acreditar que el actor tuvo algún grado de culpa en su lesión, o que intervino un tercero en el acaecimiento del daño, por el cual no debe responder. Nada de ello surge de autos.

    Establecido que el daño se produce por el riesgo de la cosa de la que se servía el empleador, el porcentaje de incapacidad debe ser atribuido a éste, por efecto de la presunción de materialidad. Como señalé anteriormente, la demandada no ha acercado prueba tendiente a excluir esta presunción y, menos aún fue capaz de demostrar que el daño se produjo por culpa de la víctima, o por la de un tercero por el que no debe responder.

    Existe, entonces, en el caso: a) una relación etiológica: las lesiones se producen con el accidente y vigente la relación laboral, b) una relación cronológica: ya que las secuelas se manifestaron concomitantemente con el evento lesivo y durante el tiempo que el trabajador se desempeñó como operario, y c) una relación topográfica: toda vez que coinciden plenamente las lesiones reclamadas tanto con los segmentos corporales Fecha de firma: 06/07/2017 Alta en sistema: 14/08/2017 Firmado por: L.A.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.D.M., SECRETARIO #20700873#183352247#20170706134248054 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA VIII Expediente Nº CNT 9383/2010/CA1 activos durante la mecánica del accidente de marras como con los órganos expuestos a los agentes externos generados por la dinámica de producción del establecimiento.

    Siendo así, el porcentaje establecido en pericia por este daño, entiendo que fue causado por el accidente laboral y las tareas desarrolladas para con la demandada.

    Como correlato, considero...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR