Límites entre el dolo y la culpa

Autor:José Ignacio Pazos Crocitto - Guillermo Gastón Mercuri
Páginas:59-92
 
EXTRACTO GRATUITO
R
Re
ev
vi
is
st
ta
a
d
de
el
l
I
In
ns
st
ti
it
tu
ut
to
o
d
de
e
E
Es
st
tu
ud
di
io
os
s
P
Pe
en
na
al
le
es
s
5
59
9
III
Límites entre el dolo y la culpa
Marco de análisis. Puppe, Ingeborg; La distinción entre dolo e imprudencia,
trad. Marcelo A. Sancinetti, Hammurabi, Buenos Aires, 2010.
Ponentes: José Ignacio Pazos Crocitto y Guillermo G. Mercuri
§1.- La cuestión
Puppe delimita entre: a) riesgos propios de una ejecución dolosa, y b) riesgos
reprobados que sólo pueden ser imputados como realización imprudente.
Rechaza las frases formularias de: “consentimiento de producción del resultado”,
“asunción seria”, etc.
La cuestión se centra en la idea de que: la forma más grave de injusto, el dolo,
presupone un grado más alto de puesta en peligro objetivo que la imprudencia.
§2.- Ubicación sistemática del dolo y la culpa
a) Liszt y Beling ubicaban al dolo y a la imprudencia como las dos formas
posibles de la culpabilidad.
El ilícito se agotaba en el proceso externo de la causación de un resultado
penalmente relevante, por medio de una acción humana (i.e. objetivo).
El problema de la causación de un “resultado penalmente relevante” es que, a
diferencia de lo que creían Liszt-Beling no es una excepción que una acción que
causa un resultado de ese tipo sea adecuada a Derecho, sino la regla;
primeramente pues nadie puede prever las consecuencias de su obrar en un futuro
lejano; esta falta de previsibilidad puede importar una cocausalidad de la conducta
en un resultado penalmente relevante. La teoría de la imputación objetiva
relacionó la regla y excepción entre causación conforme y contra Derecho de
resultados penalmente relevantes; pues exigía como presupuesto del ilícito, la
creación de un riesgo no permitido mediante la violación de un deber de cuidado.
R
Re
ev
vi
is
st
ta
a
d
de
el
l
I
In
ns
st
ti
it
tu
ut
to
o
d
de
e
E
Es
st
tu
ud
di
io
os
s
P
Pe
en
na
al
le
es
s
6
60
0
Puppe observa que, a partir de esta crítica y la teoría de la imputación objetiva, se
ha demostrado que la violación de un deber de cuidado, central en la
imprudencia, es también un elemento del ilícito.
b) Welzel ubicó el dolo y la imprudencia en el tipo. Pero el “dolo” se transformó
en un elemento del ilícito.
La teoría final de la acción diferenciaba: a) actuar humano, y b) causalidad
natural; pues el primero estaba dirigido a un fin.
Sin embargo se obviaba que el dolo no es idéntico a la intención, su contenido no
se limita a las metas de la acción.
Lo relevante, es en rigor distinguir en la tipificación del ilícito entre: a) causación
dolosa, y b) causación imprudente de resultados del ilícito.
c) Como en la causación dolosa, también la culpabilidad es más intensa que en la
causación imprudente del mismo resultado, Jescheck, Roxin, Gallas entre otros,
entienden que al dolo le corresponde una doble posición: en el ilícito y en la
culpabilidad.
Como elemento de la culpabilidad, el dolo representaría la actitud de ánimo
hacia el hecho (i.e. rehusar conscientemente a la pretensión de respeto al
bien jurídico lesionado).
Como elemento del ilícito, el dolo se expresa en la lesión dolosa al bien
jurídico.
La culpabilidad dolosa faltaría cuando el autor se hallare en un error de tipo
permisivo supone erróneamente que, respecto de la conducta, concurren los
presupuestos fácticos de una causal de justificación (esto por la vena de la teoría
limitada de la culpabilidad).
§3.- Relación lógico- conceptual entre dolo y culpa
Según la doctrina actual, dolo e imprudencia son opuestos contradictorios.
R
Re
ev
vi
is
st
ta
a
d
de
el
l
I
In
ns
st
ti
it
tu
ut
to
o
d
de
e
E
Es
st
tu
ud
di
io
os
s
P
Pe
en
na
al
le
es
s
6
61
1
Dicho de otra forma, quien realiza un daño de forma imprudente, no podía
pretender el resultado. Se rechaza la opción contraria, esto es, el dolo.
Así, sólo habría dos formas de causar el resultado: a) en caso de dolo,
queriendo el resultado, b) en caso de imprudencia, violando el deber de
cuidado.
Que ambas formas tengan en común, la realización de un riesgo no permitido,
no cambia que el dolo y la imprudencia sean dos conceptos contradictorios.
Se admite una relación de gradación lógica: el concepto de imprudencia
implica la negación de los elementos específicos del dolo, especialmente la
voluntad dirigida al resultado.
En caso de que no se pueda probar el dolo, no implica que sin más se pueda
aplicar el delito imprudente, si no se utilizó la subsunción alternativa o la
relación de gradación normativa.
Hellmuth Mayer entiende que el dolo, respecto de la imprudencia, no es un
aliud sino un plus. Dicho de otra forma, la eliminación del dolo como
elemento conceptual de la imprudencia, no tiene ninguna función; pero si se
elimina del concepto de imprudencia la negación del elemento conceptual
específico del dolo, el dolo se revela como caso especial de la imprudencia.
§4.- Dolo e imprudencia: ¿únicas formas de imputación?
Como forma general de la imputación, la ley sólo reconoce el dolo y la
imprudencia, no reconoce:
1. Una relación entre conducta del autor y elementos objetivos del ilícito, más
débil que la imprudencia.
2. Tampoco reconoce una forma general de imputación que se halle entre el
dolo y la imprudencia.
Ha habido sin embargo, casos que han pretendido desarrollar material opcional:
1. La temeridad o la culpa dolo determinata de Feuerbach.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA