La Liga sigue luchando contra sus debilidades

 
EXTRACTO GRATUITO

Un ex árbitro logra un embargo judicial contra ella. Los clubes, al fin y al cabo sus partes constitutivas, deben salarios en algunos casos. Y en otros, cometen la desprolijidad de no firmar los contratos con los basquetbolistas. Todo eso afronta en estos días la Asociación de Clubes (AdC), realizadora de la Liga Nacional, mientras a la vez sobrelleva falencias estructurales que datan de hace muchos, muchos años –la infraestructura–, y otras coyunturales –la asistencia de público–.A inicios de ésta, la emblemática 30ª temporada de la Liga, la organización se propuso eliminar o reducir algunas de estas debilidades. Y si bien existen algunos cambios positivos, las dificultades se reducen más lentamente que lo previsto.El suceso de Roberto Settembrini, el ex referí que reclamó en la Justicia contra la AdC, puede parecer ocasional, pero tiene que ver con la informalidad administrativa histórica del básquetbol local. Cada juez que abandona la actividad acuerda individualmente con la AdC un monto por su retiro, pues no existe una norma que establezca cuánto corresponde según el caso. Y esa carencia influye hoy en las arcas de la institución: Settembrini, que dejó de ser árbitro hace unos cuatro años, obtuvo un embargo a la cuenta bancaria de la AdC y ésta no puede girar a los clubes la suma mensual por los derechos televisivos, que usualmente abona en la primera semana. Por ende, los clubes, que tienen en ese ingreso gran parte de su sustento, se ven en problemas para cumplir sus obligaciones."Es un tema de carácter judicial y estamos en tratativas. Por ahora estamos bancando todo, sobrellevándolo lo mejor posible y esperando solucionarlo con la mayor rapidez. Pero la Justicia tiene sus tiempos", comentó anoche a LA NACION Eduardo Bazzi, el presidente de la AdC.De todas formas, no es por ese retraso de una semana que algunos clubes deben dos o tres meses de sueldos. Es cierto que el contexto económico nacional es adverso, máxime en este momento, pero también que la innovación de eliminar los descensos por dos temporadas está destinada a gastar menos en planteles y más en infraestructura y espectáculo. "Hay clubes que tienen atrasos pronunciados; a veces son atrasos financieros, solamente. Pero no veo que la medida de los no descensos, la única que realmente se tomó, influya positivamente. No hay mejoras significativas en infraestructura, en viajes. No veo que se haya ahorrado dinero en pos de aquello. Hay que reglamentar plazos por cumplir, para que los cambios...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA