La Librería del Colegio de San Gregorio' de Oviedo en la formación del Obispo bonaerense Lué y Riega

Autor:Justo García Sánchez
Cargo:Catedrático de la Universidad de Oviedo
Páginas:55-86
RESUMEN

Con motivo de conmemorarse el segundo centenario del fallecimiento del último obispo de Buenos Aires propuesto por la corona española antes de la independencia argentina, el autor analiza la institución colegial y académica que sirviera de formación a dicho personaje.

 
EXTRACTO GRATUITO
1
LA LIBRERÍA DEL COLEGIO DE “SAN GREGORIO” DE OVIEDO,
EN LA FORMACIÓN DEL OBISPO BONAERENSE LUÉ Y RIEGA.
PRIMERA PARTE.
The library of the College of “San Gregorio” of Oviedo, in the Bishop Lue y
Riega ´s formation.
Justo García Sánchez*
RESUMEN
Con motivo de conmemorarse el segundo centenario del fallecimiento del
último obispo de Buenos Aires propuesto por la corona española antes de la
independencia argentina, el autor analiza la institución colegial y académica
que sirviera de formación a dicho personaje.
ABSTRACT
To commemorate the bicentenary of the death of the last bishop of Buenos
Aires proposed by the Spanish crown before Argentina´s independence, the
author analyzes the collegiate institution and academic training to serve that
character.
PALABRAS CLAVES
Obispo Lué y Riega- formación educativa
KEY WORDS
Bishop Lue y Riega-educational training
El pasado 22 de marzo de 2012 se cumplió el segundo centenario del
óbito del último obispo de Buenos Aires, que había propuesto la Corona
española, antes de la independencia de la República Argentina. Las
circunstancias extrañas que rodearon su muerte en San Fernando, provincias
unidas del Río de la Plata, próximo a la ciudad de Buenos Aires, permiten
múltiples hipótesis, incluso la del envenamiento.
*Catedrático de la Universidad de Oviedo.
2
No pretendemos glosar su figura, ni abordar la etapa episcopal, aunque
en aras del mejor conocimiento del personaje, nos ha parecido oportuno
acercarnos a la institución académica en la que inició su etapa formativa, una
vez abandonó su Lastres natal1
El colegio ovetense, intitulado “de San Gregorio” o “de los pardos”
, para integrarse en los centros educativos de la
capital del Principado de Asturias, porque las vivencias de esos años de
adolescencia y primera juventud influyen de manera directa en la mentalidad
del individuo, máxime del que accedía a la fundación valdesiana. 2, a
causa del color de la beca de sus colegiales, es el más antiguo de los que
tuvieron origen en la voluntad de D. Fernando de Valdés Salas3
1 Había nacido el 12 de marzo de 1753, en el concejo de Colunga (Asturias. España), Para la biografía del
eclesiástico asturiano antes de emprender su viaje a las Indias Occidentales, vid. por todos, GARCÍA
SÁNCHEZ, J., Aproximación a la biografía hispana de don Benito de Luè y Riega, en Studium Ovetense
XXVIII (2000) 43-112.
, colaborador
directo del cardenal Jiménez de Cisneros en la institucionalización de su
colegio mayor de San Ildefonso de Alcalá de Henares, después de haber
cursado en Salamanca y obtenido beca en el mayor de San Bartolomé de la
ciudad del Tormes, el cual llegó a ser presidente del Consejo de Castilla e
Inquisidor General, además de arzobispo hispalense, después de haber
ocupado diveras sedes episcopales en la Península, incluyendo la ovetense.
2 Durante el siglo XVI se fundaron en Oviedo otros dos colegios: en 1578, el de San Matías, por doña
Magdalena de Ulloa, viuda de Luis Quijada. Tenía una doble finalidad primordial: las misiones en el
Principado de Asturias, y la al enseñanza de primeras letras. Vid. GARCÍA SÁNCHEZ, J., Los jesuitas
en Asturias, 2 vols., Oviedo 1991-1992. Pocos años más tarde del precedente, en 1593, el canónigo Pedro
Suárez, el 2 de octubre de 1593, durante el episcopado de Diego Aponte de Quiñones, fundó el colegio de
San Pedro Apóstol, también conocido como “Los verdes”, por el color de la beca, si bien sus doce
colegiales, que residirían junto al rector y familiar, estaban orientados a la cualificación al servicio de la
Iglesia: “recoger estudiantes que con su virtud y letras pudiesen aprovechar y dar fruto en la Iglesia de
dios en utilidad y provecho deste Principado y ovispado”. Vid. ÁLVAREZ RODRÍGUEZ, E., Fundacion
del colegio del glorioso San Pedro Apóstol, príncipe de la Iglesia (San Pedro de los verdes), en Memoria
Ecclesiae XII (1988) 287-300. En la segunda mitad del siglo XVII se fundó el colegio de San José, por
voluntad del capitular catedralicio ovetense D. Pedro Díaz de Oseja, que sirvió provisionalmente como
seminario diocesano, ya que este no se creó hasta mediados del siglo XIX. La fundación del colegio-
seminario de San José de Oviedo figura en el testamento del fundador, habiendo fallecido el arcediano de
Villaviciosa el 19 de febrero de 1665, aunque tardaría 28 años en perfeccionarse y ejecutarse la voluntad
del decuius. Vid. ARIAS DEL VALLE, R., El colegio-seminario de San José de Oviedo, en Memoria
Ecclesiae XII (1988) 423-440, y bibliografía. Por último, para la promoción de niñas, el arzobispo Valdés
Salas fundó en 1566 un colegio, bajo la advocación de Santa Catalina de Alejandría, con objeto de educar
cristianamente a niñas pobres huérfanas, no solamente en doctrina.
3 Entre 1533 y 1538 fue obispo de Oviedo, pero anteriormente había sido deán de la catedral asturiana.
Empezó como obispo de Elna, y más tarde de Orense, León y Sigüenza. Vid. por todos, J. L.
GONZÁLEZ NOVALÍN, El Inquisidor General Fernando de Valdés (1483-1568), 2 vols., Oviedo 1968.
3
Sus cuantiosas rentas eclesiásticas sirvieron para una especial protección
de las gentes del Principado de Asturias, mediante diversas obras pías,
especialmente en materia educativa, comenzando por este colegio, con carta
de tener ya funcionamiento en 1557, confirmada en 1561, si bien es posible
que tuviera su inicio en 1534, aunque desde el punto de vista de los
documentos notariales, que corroboran dicha fundación, hay que vincularla al 8
de enero de 1557, con la donación que otorga Valdés Salas a favor del colegio
asturiano, ante el escribano vallisoletano Juan de Fuenmayor4, en la que
designa como rector a su hermano Hernando, canónigo ovetense. Su finalidad
era la enseñanza de Gramática y Latinidad, a favor de doce niños asturianos,
menores de 14 años, “que tengan abilidad, saber leer bien latin y la doctrina
cristiana”, pobres y cristianos viejos, ni vecinos ni hijos de vecino de Oviedo,
con carácter totalmente gratuito, residiendo en el inmueble otras tres personas:
el preceptor principal que sería rector, otro preceptor o repetidor y un fámulo5
La mentalidad del fundador preveía que su puesta en vigor, con maestro
de Latinidad proveniente de la entonces famosa Universidad Complutense,
sería el primer paso para un desarrollo de estudios que le integraría
posteriormente en la Universidad de Oviedo, fundada en el testamento cerrado
del prócer asturiano, que fue abierto a su muerte el 8 de diciembre de 1568,
aunque no abriría sus aulas hasta el 21 de septiembre de 1608, previos los
reconocimientos pontificio, del Papa Gregorio XIII, con data en el 15 de octubre
de 1574, y treinta años más tarde, se promulgó la cédula del rey español Felipe
III
.
6
El colegio nunca se integró en los estudios universitarios, y tuvo un
régimen académico propio, con estatutos impresos en 1612, confiando la
.
4 Las palabras del propio fundador son muy esclarecedoras: “Yo tengo acordado de fundar, ynstituir,
hordenar y regir una casa colegio y congregación destudiantes pobres que estudien Gramatica y latinidad
en la ciudad de Oviedo, para serviçio de Dios nuestro Señor, por ende poniendo por obra y execuçion mi
voluntad…”.
5 Vid. GARCÍA SÁNCHEZ, J., El colegio de San Gregorio de Oviedo (Primera fundación valdesiana en
Asturias), en Memoria Ecclesiae XII (1998) 277-285. Sobre las rentas asignadas al sostenimiento de este
centro formativo, vid., BENITO RUANO, E., Rentas del colegio ‘San Gregorio’ de Oviedo, en BIDEA
57 (1971) 3-11. Id., La fundación del colegio de ‘San Gregorio’ de Oviedo, en Simposio Valdés Salas,
Oviedo 8-11 de diciembre de 1968, Oviedo 1970, pp. 240-241.
6 La destrucción del archivo universitario en octubre de 1934, determina que la mejor obra de conjunto,
para conocer los avatares académicos del Alma Mater, siga siendo la que redactara el antiguo rector del
Estudio, CANELLA SECADES, F., Historia de la Universidad de Oviedo, Oviedo 1873, cuya segunda
edición abarca “noticias de los establecimientos de enseñanza de su distrito”, comprensivas de León,
Oviedo 1903-1904, reimpr. facsímil, Universidad de Oviedo 1985. Con ocasión del IV centenario de la
apertura de la docencia universitaria se han publicado tanto los Estatutos primigenios de 1607, en edición
facsímil de los existentes en el AUSA, a la que se remitieron en 1609 para la ulterior convalidación de
estudios de los alumnos ovetenses, como los concernientes a la reforma del Plan de Estudios de 1774,
bajo auspicios del rey Carlos III, impulsada por el fiscal tinetense D. Pedro Rodríquez Campomanes,
entre otros trabajos impresos.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA