La librería Adán Buenosayres no cierra: se convierte en una cooperativa

 
EXTRACTO GRATUITO

Hace 20 días la noticia conmovió a los amantes de la y los románticos que aún sienten el placer de leer desde las páginas de un libro. , fueron las tres palabras que sintetizaron la crisis de una de las librerías más emblemáticas de la calle Corrientes, provocada por la asfixia económica de un combo letal: caída de las ventas y aumento de las tarifas.

Sin pensarlo, su propietario generó una respuesta inmediata en las redes sociales, el mismo ámbito donde hoy el clamor popular le pide a Lionel Messi que no renuncie a la selección. En el caso de la librería, fue el combustible que provocó la reacción y el cambio de opinión. Finalmente, el tradicional reducto permanecerá abierto, pero transformado en una cooperativa.

Así lo anunció David Esteban De Vita, el propietario de la librería situada en Corrientes 1671, por medio de las mismas vías de comunicación. "Esta etapa de construcción demanda que nos despojemos de los sayos de misas anteriores para crear la nueva liturgia", escribió en su perfil de Facebook. "La decisión está tomada. Adán Buenosayres Libros será un espacio más de la economía social. Daremos en adelante los pasos que sean necesarios para convertirnos en una cooperativa de trabajo. ¡Adán Buenosayres no cierra!", agregó en el mensaje.

El hasta ahora capitán del barco será un integrante más de la cooperativa de la que formarán parte los empleados del local (tres efectivos y otros cinco que se sumaban cuando se organizaban eventos o ferias especiales).

La reconversión fue la respuesta que esperaba el colectivo de lectores movilizado en las redes sociales cuando se hicieron públicas las ofertas por el cierre del local.

Tres ejemplares por $ 60 era una de las propuestas ofrecidas en los estantes de la librería colmada por nostálgicos del libro. Ellos, sin saberlo, se convirtieron en el salvataje del comercio que lleva el nombre de la novela de Leopoldo Marechal, una de las piezas más relevantes de la literatura argentina.

Crisis del rubro

"Los precios de los libros aumentaron y, al cambiar la composición de la canasta básica de la gente, los libros pasaron a ser secundarios -explicó oportunamente De Vita-. Por eso este espacio perdió sustentabilidad." A esa situación se le sumaron el tarifazo y los costos fijos mensuales que debe afrontar...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA