La libertad sindical y la libertad de negociar colectivamente

Autor:Luis Ramírez Bosco
Páginas:938-952
 
EXTRACTO GRATUITO
que empieza po r un capítulo titulado “de la
tutela de la libertad sind ical”.
2. En la experiencia internacional, las vio-
laciones a la libertad sindical más repetidas
son las que están a cargo de los empresar ios
y de los gobiernos, hecho que si f uese ne-
cesa rio comproba r, basta para hace rlo co n
remitirse a los repertorios de casos tratados
por los or ganismos especia lizados de la OIT,
o al mismo convenio 87 OIT, que c uando se
ocupa espe cíficamente de la prohibición de in-
terferir la libertad sindical, dirige el mandato
de abstenc ión a “la s aut oridades públicas”
(art. 3.2). Los ataques a la libertad sindical
que encare n otr os suj etos, que n o sea n los
gobierno s o los e mpleadores, prácticam ente
no entran en los esquemas de exposición o de
análisis, e incluso queda n mayormente fuera
de lo que se explica, y si están mezclados en
los relatos sobre el tema, es preciso buscarlos
allí bajo otro título o en otro ag rupamiento:
1. Sobre la libertad sindical en general
1.1. El caso nacional en síntesis
1. Si la libertad sindical se convirtió en un
tema en sí mismo es, seguramente, porque se
trata de u na libertad poco respetada o con-
tinuame nte puest a en cuestión. Si no fuera
así, la lib ertad sería parte del temario sobre
cualquier clase de asociaciones o sociedades,
y no lo es, mient ras q ue cu ando se r efiere
a sindicat os apa rece un c apítulo separado ,
siempre pri ncipal y mucha s veces con el que
se empieza el temar io. E jemplo de e sto, si
fuese necesario, lo da, entre nosotros la mis-
ma ley 23.551 de “as ociacione s sin dicales”,
La libertad sindical y la libertad de negociar colectivamente*
Por Luis Ramírez Bosco
* Esta colaboración es la ponencia presentada al
XIX Congr eso Nacional de Derecho del Trabajo y de
la Seg uridad Soci al, realizado en Buenos Aires en
mayo del 2012. Se incorporaron algunas mod ifica-
ciones que responden a hechos ocurr idos después de
aquella ocasión.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA