Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 6 de Octubre de 2010, expediente L 98295

PresidenteNegri-de Lázzari-Pettigiani-Hitters-Kogan-Soria
Fecha de Resolución 6 de Octubre de 2010
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a 6 de octubre de 2010, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctoresN., de L., P., Hitters, K., S.,se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa L. 98.295, "L., M.F. contra J.A.C. y otro. Despido".

A N T E C E D E N T E S

El Tribunal de Trabajo nº 1 de Quilmes hizo lugar parcialmente a la demanda promovida, imponiendo las costas del modo que especifica (fs. 164/169 vta.).

La parte accionada dedujo recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley (fs. 175/177 vta.).

Dictada la providencia de autos y hallándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la Suprema Corte decidió plantear y votar la siguiente

C U E S T I Ó N

¿Es fundado el recurso extraordinario de inapli-cabilidad de ley?

V O T A C I Ó N

A la cuestión planteada, el señor Juez doctor N. dijo:

  1. En lo que resulta de interés por ser materia de agravio, el tribunal interviniente tras acoger parcial-mente la demanda promovida por M.F.L. contra A.J.C. -en la que procuraba el cobro de los rubros derivados del despido, sueldo anual complementario y vacaciones proporcionales- resolvió -por mayoría- que al capital de condena debía aplicarse intereses moratorios a calcularse de conformidad con las siguientes pautas:

    i) Desde el 17-X-1995 (fecha del despido) hasta el 31-XII-2001 a la tasa del 12% anual;

    ii) en el período comprendido entre el 1-I-2002 y el 31-VII-2002 a la tasa del 24% anual;

    iii) y a partir del 1-VIII-2002 hasta la fecha del efectivo pago, con arreglo a la tasa activa que percibe el Banco de la Provincia de Buenos Aires para sus operacio-nes de descuento (sent., fs. 167 y 168).

  2. Contra dicho pronunciamiento la parte deman-dada interpone recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley en el que denuncia transgresión de los arts. 622 del Código Civil; 7 y 10 de la ley 23.928, modificada por ley 25.561 y de la doctrina legal que cita.

    Se agravia -exclusivamente- de las tasas que dis-puso aplicar el tribunala quopara liquidar los intereses moratorios.

    Al respecto señala que -al resolver en la forma indicada- el sentenciante se apartó de la doctrina legal que esta Suprema Corte sentara en los precedentes L. 75.624, "Taverna" (sent. del 9-X-2003) y L. 79.649, "San-des" (sent. del 14-IV-2004).

  3. El recurso debe prosperar.

    1. L., cabe advertir que en el caso el valor de lo cuestionado en esta instancia, representado por la diferencia que se verifica entre el importe proveniente del cálculo de los intereses que ordenó ela quorespecto de los devengados a partir del 17-X-1995, y el que habría de obtenerse por aplicación de la doctrina legal cuyo que-brantamiento se denuncia en el recurso, no supera el monto mínimo para recurrir fijado por el art. 278 del Código Pro-cesal Civil y Comercial. Por esa razón, el remedio procesal fue concedido por el tribunal de origen en vista a la excepción que contempla el art. 55 de la ley 11.653, toda vez que la demandada -conforme quedó señalado- denuncia concretamente la violación de la doctrina legal vigente a la fecha del pronunciamiento (v. res. de fs. 178/178 vta.).

      En este marco, la función revisora de este Tri-bunal queda circunscripta a verificar si lo resuelto en au-tos contradice la doctrina legal vigente a la fecha del pronunciamiento impugnado, violación que se configura cuan-do la Suprema Corte ha determinado la interpretación de las normas que rigen la relación sustancial debatida en una de-terminada controversia y el fallo impugnado la transgrede en un caso similar (conf. causas L. 90.043, "Accettura", sent. del 27-IX-2006; L. 92.898, "Femminella", sent. del 9-IV-2008; L. 89.526, "S.", sent. del 23-IV-2008; entre otras).

    2. Advierto configurado en el caso el presupuesto de habilitación para el tratamiento del agravio, e igual-mente, la procedencia de éste.

      En efecto, tanto en los precedentes que invoca la impugnante (conf. causas L. 75.624, "Taverna", sent. del 9-X-2003; L. 79.649, "S.", sent. del 14-IV-2004), como en muchos otros, ha resuelto esta Corte que cuando la indemnización es fijada con posterioridad al 1-IV-1991, los intereses moratorios sobrevinientes deben liquidarse sobre el capital con la tasa de interés que pague el Banco de la Provincia de Buenos Aires en los depósitos a treinta días, vigente durante los distintos períodos de aplicación y por aquellos días que no alcancen a cubrir el lapso señalado, el cálculo será diario con igual tasa (art. 622 del Código Civil; conf. causas Ac. 43.448, "Cuadern", sent. del 21-V-1991; L. 67.165, "Anad", sent. del 2-VI-1998; L. 69.074, "O.", sent. del 17-XI-1999; L. 76.156, "Yulan", sent. del 17-VII-2002; L. 76.276, "V.", sent. del 2-X-2002; L. 79.247, "Sack", sent. del 16-IX-2003; L. 79.649, "S.", sent. del 14-IV-2004; L. 88.156, "C."; sent. del 8-IX-2004; L. 83.198, "T.", sent. del 14-IX-2005; entre muchas).

      Cabe por otra parte destacar que la indicada doc-trina legal ha sido mantenida pese al abandono de la pari-dad cambiaria producida a partir de la sanción de la ley 25.561, habiendo sido ratificada recientemente por esta Corte al fallar la causa L. 94.446, "Ginossi"(sent. del 21-X-2009).

      Tal como lo señalé en este último precedente, el interés moratorio es el que se paga por el incumplimiento de la obligación dineraria. Es, en realidad, la reparación por mora prevista por el codificador...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR