Una ley que rige la propiedad, los derechos y la gestación

El proyecto de ley de no es una ley más: compuesto por más de 2700 artículos, regulará, una vez sancionado, las futuras relaciones civiles y comerciales de las personas físicas y jurídicas, privadas o públicas.El oficialismo pretende darle media sanción en el Senado el 27 del actual; en la Cámara baja, los kirchneristas intentarán darle sanción definitiva antes de fin de año.De todas maneras, una vez sancionada la ley, el nuevo código recién empezará a regir el primer día de 2016.Entre los puntos principales de la propuesta que ayer presentó el oficialismo figuran algunos temas clave de la legislación civil:Vida desde la concepciónLa existencia de la persona humana comienza con la concepción. En el caso de técnicas de reproducción humana asistida, comienza con la implantación del embrión en la mujer. Se deja librado a una ley especial la protección del embrión no implantado.Propiedad, derechos individuales y de incidencia colectivaEl artículo 15 establece que si bien las personas son titulares de los derechos individuales sobre sus bienes, a renglón seguido dispone que la propiedad "tiene una función social y, en consecuencia, está sometida a las obligaciones que establece la ley con fines de bien común". Previamente, en el artículo 14, el nuevo código reconoce los derechos de incidencia colectiva y establece que "la ley no ampara el ejercicio abusivo de los derechos individuales cuando pueda afectar al ambiente y a los derechos de incidencia colectiva en general". A juicio de la oposición, así redactado, este artículo le abre la puerta al Estado para interferir de manera arbitraria en derechos individuales.Responsabilidad del EstadoDebe regirse por las normas y principios del derecho administrativo nacional, no civil. Lo mismo para los casos de incumplimiento en sus funciones de los funcionarios públicos.Matrimonio y divorcioSe actualiza el régimen actual a raíz de la sanción de la ley de matrimonio igualitario. Asimismo, se simplifican los trámites para solicitar el divorcio, estableciendo que puede ser válido también con el único deseo de uno de los cónyuges, en cualquier momento de la relación matrimonial. Para tomar la determinación no será necesario que el cónyuge invoque...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba