Ley OT-0379. Acuerdo sanitario panamericano con uruguay, brasil y paraguay y protocolo adjunto al acuerdo sanitario panamericano (Antes LEY 14039)

Fecha de Última Modificación31/03/2013
RamaInternacional Publico
Rango de LeyLey
Fecha de Sanción25 de Julio de 1951
ACUERDO SANITARIO PANAMERICANO ENTRE URUGUAY,
ARGENTINA, BRASIL Y PARAGUAY* _
Los Excelentfsimos Señores Presidentes de las Repúblicas Oriental del
Uruguay, Argentina, Brasil y Paraguay, en el deseo de continuar Ia
tradicional política de estrecha colaboración y mutuo entendimiento entre
sus pueblos, especialmente en la esfera de protección y conservación de
la salud, y teniendo en cuenta las disposiciones de1 Código Sanitario
Panamericano, ratificado por todos 10s países concurrentes, han decidido
suscribir el presente Acuerdo auspiciado por Ia Oficina Sanitaria Pana-
mericana, para 10 cual designan a sus Plenipotenciarios :
El Excelentfsimo Señor Presidente de la República Oriental de1
Uruguay a su ExceIencia el Señor Ministro de Salud Pública, Dr. Enrique
M. CIaveaux, y al Dr. Ricardo Cappeletti;
El Excelentfsimo Señor Presidente de Ia República Argentina a su
Excelencia el Señor Secretario de Salud Pública, Dr. Ramón Carrillo,
y al Dr. Alberto Zwanck;
EI Excelentfsimo Señor Presidente de Ia República del Brasil aI Señor
Director General del Departamento Nacional de Salud, Dr. Heitor
Praguer Froes;
El Excelentísimo Señor Presidente de la República del Paraguay a los
Señores Doctores Raúl Peña y Carlos Ramfrez Boettner,
Los cuales, habiendo presentado sus respectivos Poderes, halIados en
buena y debida forma, suscriben el presente Acuerdo y un Protocolo
adjunto, 10s que también suscriben el Director de la Oficina Sanitaria
Panamericana, Dr. Fred L. Soper, y el Secretario General, Dr. Migue1 E.
Bustamante.
DISPOSICIONES GENERALES
1. Los pafses signatarios se comprometen a adoptar medidas preven-
tivas permanentes, tendientes a resolver los problemas epidemiológicos
en las zonas fronterizas en relación con paludismo, viruela, fiebre amarilla,
peste, tracoma, enfermedades venéreas, hidatidosis, rabia y lepra.
II. En el caso de que se desarrolle en la zona fronteriza de alguno de
10s países signatarios un brote epidémico de cualquiera de las enferme-
dades a que hace referencia el Artfculo anterior, u otra enfermedad no
citada, pero que signifique amenaza o peligro para cuaIquiera de ellos,
podrán formar a requerimiento de uno de ellos directamente o por
intermedio de Ia Oficina Sanitaria Panamericana, comisiones mixtas de
técnicos sanitarios de dichos pafses para que actúen de común acuerdo.
III. Los pafses signatarios podran concertar arregIos de ayuda técnica
recíproca, así como de prestación de personal y elementos para controlar
* Auspiciado por la Oficina Sanitaria Panamericana y firmado s los trece dias
del mes de marzo de 1948. 513
514 OFICINA SANITARIA PANAMERICANA [Ami0
situaciones sanitarias. Estos arreglos podrh realizarse directamente
entre las autoridades sanitarias de los países interesados o con interven-
ción de la Oficina Sanitaria Panamericana.
IV. Los países signatarios se comprometen a tomar las medidas
necesarias para el estricto cumplimiento de la comunicación inmediata
del primer caso o casos de las siguientes enfermedades: peste, c6lera,
tifo exantemático, fiebre amarilla y viruela, de acuerdo con lo esta-
blecido en el Código Sanitario Panamericano.
V. Los paises signatarios se comprometen al intercambio amplio y
periódico :
(a) de funcionarios sanitarios vinculados al cumplimiento de las disposiciones
de este Acuerdo por lo menos una vez al año, para que se informen sobre
la marcha y los progresos logrados en las campañas preventivas contra las
afecciones enumeradas en el Artículo 1, y cambien ideas sobre los asuntos
de interés combn;
(b) de informaciones completas mensuales sobre la situación epidemiológica
y medidas adoptadas;
(c) de informaciones directas e inmediatas sobre morbilidad y mortalidad en
las poblaciones fronterizas sobre tuberculosis, enfermedades venéreas y
sus contactos, cuando pueden tener significación para la salud pública de
las colectividades correspondientes; incluyendo, además, datos sobre la
existencia de poliomielitis, tifoidea, meningitis meningocócica, difteria y
otras enfermedades que puedan resultar de inter6s.
VI. Los países signatarios se comprometen a no adoptar medidas de
profilaxis internacional, que signifiquen el cierre total de las fronteras
de un pafs, y limitarán las medidas, cuando fueren indispensables, a la
zona afectada.
DISPOSICIONES PARTICULARES
PALUDISMO
VII. Los paises signatarios acuerdan realizar en las zonas de palu-
dismo endémico o en las que ocurren brotes de paludismo epidémico
sobre sus respectivas fronteras, campañas antipalúdicas tendientes a
reducir a cero
el índice de trasmisión, en una profundidad no menor de
cinco kilómetros en cada país; basándolas principalmente en el uso de
modernos insecticidas.
VIRUELA
VIII. Los paises signatarios acuerdan :
(a) mantener en forma intensiva y sostenida en sus respectivos territorios,
la vacunación y revacunación antivari6lica, en base a la obligatoriedad
de la vacuna;
(b) alcanzar y mantener un alto indice de inmunidad en toda la población,
especialmente en las zonas fronterizas;
(c) exigir para los viajes internacionales, después del tercer mes de edad,
1Wl
ACUERDO SANITARIO
515
certificado de vacunación de acuerdo con el formulario aprobado por Ia
Oficina Sanitaria Panamericana y reconocer la validez de 10s certificados
con reacciones positivas por un período máximo de cinco años, en condi-
ciones sanitarias normales;
(d) podrán aceptarse certificados de vacunación reciente, sin resultado
establecido, debiendo la autoridad sanitaria del lugar de ingreso, examinar
la vacuna y anotar en el certificado el resultado correspondiente.
IX. En situaciones epidémicas, cualquiera de los países signatarios se
reserva el derecho de controlar el resultado de la vacunación en las
personas que entren a los respectivos países.
FIEBRE AMARILLA
X. Los países signatarios se comprometen a realizar una campaña
intensiva y permanente que asegure la erradicación del
Ah-les
aegypti en
todo su territorio, de acuerdo con lo resuelto por el Consejo Directivo de
la Organización Sanitaria Panamericana.
XI. Los países signatarios se comprometen a mantener libres de
Aëdes
aegypt2 los aeropuertos de tránsito internacional, en una extensión no
menor de un kilómetro alrededor del perímetro del aeropuerto.
XII. Los países signatarios se obhgan a tomar medidas de protección
antiesteg6mica, en las embarcaciones fluviales, debiendo extender el
certificado correspondiente, que será requisito para salir del puerto de
estada e ingresar al primer puerto de otro de los países signatarios.
Este certificado será válido por un viaje completo de largo recorrido y
por no más de una semana, para los de corto recorrido.
XIII. Para conocimiento de la situación en todos los puertos fluviales
y terrestres de los países interesados, se comunicará cada tres meses a la
Oficina Sanitaria Panamericana el mdice estegómico más reciente para
ser publicado en el Boletín de la referida Institución.
XIV. Los países signatarios se obligan a practicar sisiemáticamente
la vacunación antiamarflica a todas las personas residentes o en tránsito
por las zonas reconocidas como endémicas.
XV. Mientras no se logre la erradicación del
Aëdes
aegypti, las autori-
dades sanitarias de los países signatarios podrán exigir el certificado de
vacunación antiamarílica a cualquier persona procedente de una zona
endémica o epidémica. Este certificado para tener validez deberá
acreditar una inoculación efectuada por lo menos siete días antes de la
fecha del embarque de esa persona.
XVI. Las autoridades sanitarias de los países signatarios manten-
drán un servicio permanente de investigación epidemiológica en las
zonas endémicas o sospechosas y trasmitirán los datos a la Oficina Sani-
taria Panamericana para confeccionar mapas epidemiológicos actualiza-
dos, cuyas copias serán enviadas a las autoridades superiores de sanidad
de cada uno de los pafses signatarios, a los efectos contemplados en los
artículos anteriores.
516
OFICINA SANITARIA PANAMERICANA [Junio
PESTE
XVII. Los países signatarios acuerdan mantener, ampliar o reorgani-
zar los servicios de epidemiología y profilaxis de la peste, en especial en
los territorios fronterizos donde hayan ocurrido casos’de peste en los
últimos diez años. Estos servicios actuarán permanentemente a ambos
lados de la frontera y consistir& fundamentalmente en campañas anti-
púlidas y de desratización y en la investigación sistemática de la infec-
ción pestosa, en los reservorios y trasmisores, debiendo actuar estos
servicios en una profundidad que asegure protecci6n conveniente al
país vecino.
TRACOMA
XVIII. Los paises signatarios acuerdan organizar y mantener en las
zonas fronterizas en las que el tracoma sea endémico, servicios espe-
cializados que actúen en forma permanente en la lucha preventiva y
curativa contra esta enfermedad.
XIX. Los países signatarios ratifican sus propósitos frente a la hida-
tidosis de coordinar las reglamentaciones existentes en los mismos;
armonizar las disposiciones de orden social en todo lo que sea posible y
mantener estrecha vinculación en materia de investigación científica
sobre la base de intercambio permanente de informaciones y organización
de un archivo internacional sobre extensión y desarrollo de la enfermedad
hidática en sus territorios. Para facilitar la reglamentación, se sugieren
las medidas del Protocolo adjunto.
XX. Los países signatarios acuerdan formar una Comisión mixta
compuesta de médicos y veterinarios higienistas a efectos de coordinar
la acci6n enunciada en el Artículo anterior.
RABIA
XXI. Los países signatarios acuerdan mantener y mejorar los servicios
permanentes de lucha antirrábica en todos sus aspectos, principalmente
en las zonas fronterizas. Dichos servicios tendrán como base los puntos
sugeridos en el Protocolo adjunto.
LEPRA
XXII. Los pafses signatarios propiciaran dentro de sus territorios el
censo de la lepra y otras medidas tendientes al contralor de dicha enfer-
medad en las zonas fronterizas.
ENFERMEDADES VENÉREAS
xX111. Los países signatarios acuerdan intensificar a todo lo largo
de sus fronteras el contralor de las enfermedades venereas, estableciendo
medidas comunes en el orden preventivo y curativo.
wa
ACUERDO SANITUIO 617
DISPOSICIONES ESPECIALES
XXIV. Los países signatarios se comprometen a asegurar la potabili-
dad (química y bacteriológica) del agua que se provea a los barcos,
ferrocarriles, aeronaves y demás vehfculos afectados al trafico inter-
nacional.
XXV. Los países signatarios se comprometen, dentro de lo posible,
a tomar todas las medidas para evitar la pdución de las corrientes de
agua fronterizas, en defensa de la higiene y la economía de los paises.
XXVI. Los países signatarios acuerdan realizar campañas conjuntas
de educacion sanitaria popular, mantener un intercambio permanente
de informaciones, y fomentar la creación y apoyar el funcionamiento de
sociedades medicas fronterizas, estimulando el estudio de los problemas
de salubridad pública que interesen a 10s países vecinos.
XXVII. La libreta de sanidad o carnet de salud que pueda estable-
cerse por cualquiera de los pafses signatarios, tendrá validez interna-
cional, cuando contenga los requisitos mfnimos formulados por la Oficina
Sanitaria Panamericana.
XXVIII. Las tripulaciones de los transportes internacionales, naves
de tránsito fluvial o de cabotaje marítimo, aeronaves ferrocarriles y
demás vehículos, deberán estar provistas obligatoriamente de Ia libreta
de sanidad mencionada en e1 Artículo anterior o de1 certificado interna-
cional de salud aprobado por la Oficina Sanitaria Panamericana.
XXIX. Para los fmes de este Acuerdo, solamente las autoridades sani-
tarias de los paises signatarios podrán emitir certificados de salud.
XXX. Como medida permanente, y ante la posibIe eventualidad de
transporte de vectores por vía aérea, se acuerda exigir a las compaíifas
de aeronavegacion, Ia desinsectización de 10s aeropuertos y de 10s
aviones de pasajeros y de carga, mediante 10s procedimientos que se
expresen más adelante.
XXXI. Las compañías aéreas internacionales estarãn obIigadas a
desinsectizar por los métodos y con la periodicidad recomendados por Ia
Oficina Sanitaria Panamericana, el interior de las aeronaves, incluyendo
todas sus dependencias, al iniciar el vuelo desde el último puerto aéreo de
aterrizaje, antes de entrar a1 pafs limítrofe. Sin perjuicio de lo prescrito
anteriormente, las autoridades sanitarias en el punto termina1 de1 viaje
podrán desinsectizar las aeronaves una vez bajados los pasajeros.
XXXII. Las obligaciones contenidas en el Artículo precedente, re-
girán tambickt para los aviones civiles que realicen viajes internacionales
y deberán ser aplicadas y controladas por las autoridades sanitarias del
pafs de salida de1 avión hacia el pafs limftrofe, pudiendo ser exigibles
por las autoridades sanitarias del pafs de llegada, el correspondiente
certificado de inspección o control, expedido por las autoridades sani-
tarias del pafs de salida.
518
OFICINA SANITARIA PANAMERICANA
[Junio
XXXIIT. Se adoptarán medidas de desinsectización en Ios trenes
internacionales de pasajeros y carga y en otros transportes terrestres
que
puedan vehiculizar el
Aëdes aegypti y
otros vectores.
XXXIV. Las autoridades sanitarias de los países signatarios gest,io-
narán Ia adopción de idénticos procedimientos de desinsectizacion a los
señalados para los aviones comerciales, para las aeronaves de la3
fuerzas armadas, que crucen las fronteras.
XXXV. Cualquier observación sobre los datos consignados en los
certificados de vacunación, de protección antiestegómica, y otros referi-
dos en este Acuerdo, deberá ser comunicada a las autoridades sanitaria3
del pafs de origen del certificado.
XXXVI. Los países signatarios, entre cuyos puertos vecino3 exista
tránsito intenso de pasajeros, podrán, mediando condiciones sanitarias
normales, prescindir de
10s
requisitos sanitarios de practica.
XXXVII. Los funcionarios dependientes de las autoridades sanitaria3
de cada país, que tengan la responsabilidad de los servicios de fronteras,
estarán provistos de credenciales especiales que permitan a dichos fun-
cionarios entrar en contacto directo con sus colegas del país vecino, en
cualquier punto de la frontera.
XXXVIII. Los países signatarios notificaran inmediatamente a la
Oficina Sanitaria Panamericana, todas las medidas que tomen en relación
con este Acuerdo.
XXXIX. Los paises signatarios recomiendan el estudio de Ia posi-
bilidad de supresión de las patentes de sanidad por considerar que dicho
documento no tiene, actualmente, ninguna utilidad sanitaria.
DISPOSICIONES FINALES
XL. El presente documento que consta de un Acuerdo y un Protocolo
anexo se firma en cinco originales de un mismo tenor, cuatro en idioma
castellano y uno en idioma portugués, que serán entregados a 10s respec-
tivos Plenipotenciarios y a Ia Oficina Sanitaria Panamericana.
XLI. El presente Acuerdo será aprobado por Ias partes contratantes
conforme a sus respectivos procedimientos constitucionales y se comuni-
cad a la Oficina Sanitaria Panamericana. Mientras tanto, entrará en
vigencia a partir de la fecha de su firma y las Partes Contratantes se
comprometen a cumplirlo en la medida que lo permita su ordenamiento
legislativo.
Y para constancia, la3 Altas Partes Contratante3 firman el presente
Acuerdo en la ciudad de Montevideo, Ministerio de Relaciones Exteriores
(Cabildo) a los trece días del mes de marzo de mil novecientos cuarenta
y ocho.
Por la Repcblica Oriental del Uruguay Por la República
Argentina
(Fdo.)
DR. ENRIQUE
M.
CLAVEAUX
(Fdo.)
DR. RAMÓN CARRILLO
(Fdo.)
DR. RICARDO CAPPPILETTI
(Fdo.)
DR. ALBERTO ZWANCK
19.681
ACUEXDO SANT.TARIO
519
Por Ia Repdblica del Brasil Por 1s República del
Paraguay
(Fdo.) DR. HEITOR PRAGUER FRÍES (Fdo.) DR. RAÚL PEÑA
(Fdo.) DR. CARLOS RAMÍREZ BOETTNIR
Por la Oficina Sanitaria Panamericana
(Fdo.) DR. FRED L. SOPER
(Fdo.) DR. MIGUEL E. BUSTAMANTE
PROTOCOLO ADJUNTO AL ACUERDO SANITARIO DE MONTEVIDEO,
FIRiiADO A LOS TRECE DfAS DEL MES DE MARZO DE MIL
NOVECIENTOS CUARENTA Y OCHO
SUGESTIONES PARA LOS FINES DE REGLAMENTACIÓN RIZSPECTO A
HIDATIDOSIS Y RABIA
HIDATIDOSIS
1. Creación de centros antihidaticos en las zonas de mayor infestaci6n
en cada uno de los pafses signatarios.
2. (a) Contralor sanitario de1 abasto de los Municipios; (b) Centrali-
zación de la faena de la matanza.
3. (a) Contemplar las condiciones higiénicas de la matanza en zonas
suburbanas y rurales y construcción de mataderos higiénicos sobre un
plan uniforme; (b) Propiciar la vigilancia sanitaria y las sanciones
legales tendientes a evitar la matanza clandestina:
4. Unificación de los impuestos municipales de abasto.
RABIA
1. Las autoridades nacionales de los respectivos pafses vigilarán el
cumplimiento eficaz y permanente de las ordenanzas generales sobre
profilaxis de la rabia.
2. Las autoridades respectivas no permitirán el paso de perros de un
país a otro, sin Ia presentación, por parte de
su3
dueños, de un certificado
de vacunación antirrábica animal, expedido por las autoridades oficiales
respectivas. La validez de dichos certificados será de seis meses, después
de la última vacunación.
3. En caso de decIararse alguna epizootia de rabia, en cualquiera de
las zonas colindantes, las autoridades sanitarias locales comunicarán de
inmediato la novedad a las autoridades sanitarias de las zonas limítrofes
y mientras dure Ia epizootia, se prohibirá en absoluto el tránsito de
perros, aun con certificado de vacunación, entre esas regiones.
Por la República Oriental del Uruguay Por la República Argentina
(Fdo.) DR. ENRIQUE M. CLAVEAUX (Fdo.) DR. RAMÓN CARRILLO
(Fdo.) DR. RICARDO CAPPELETTI (Fdo.) DR. ALBERTO ZWANCK
Por la RepúbIica del Brasil Por la República del Paraguay
(Fdo.) DR. HEITOR PRAGUER FRÓES (Fdo.) DR. RAÚL PEÑA
(Fdo.) DR. CARLOS RA~VÍREZ BOETTNER
Por la Oficina Sanitaria Panamericana
(Fdo.) DR. FRED L. SOPER
(Fdo.) DR. MIGUEL E. BUSTAMANTE

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR