Ley de extranjería y seguridad nacional. Un tema en debate

Autor:Odette Martínez Pérez
RESUMEN

El tema de la Seguridad es hoy centro de discusión en el mundo y un concepto aceptado por la comunidad internacional. En su utilización generalmente se relacionan tres elementos: el bien a preservar, los medios a utilizar y la definición de las amenazas del “enemigo”.

 
EXTRACTO GRATUITO
  1. Introducción.

    El tema de la Seguridad es hoy centro de discusión en el mundo y un concepto aceptado por la comunidad internacional. En su utilización generalmente se relacionan tres elementos: el bien a preservar, los medios a utilizar y la definición de las amenazas del “enemigo”. Tiene un contenido clasista, vinculado al surgimiento del Estado cuya proyección de seguridad se ha basado en el cumplimiento de los intereses de la clase dominante. Por tanto, seguridad nacional es un concepto de naturaleza política pues busca asegurar la supervivencia de la nación, que es el bien más preciado.

    Teniendo en cuenta lo anterior y que las relaciones internacionales han venido sufriendo constantes e importantes cambios, a partir del 11 de septiembre del 2001 y de la propia Estrategia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, que argumenta los ataques preventivos, articulada sobre el pretexto de la “lucha contra el terrorismo”, al que agregan “la lucha contra las tiranías” y el llamado “cambio de régimen”, resulta conveniente dar tratamiento y utilización al término de seguridad nacional, acorde con las realidades y circunstancias que impone el mundo globalizado de hoy. Por ello en este trabajo intentamos esbozar algunas ideas de la implicación que tiene el tema migratorio y la presencia extranjera en la seguridad de nuestro país y la necesidad de una actualizada y eficaz legislación migratoria en materia de extranjería.

    OBJETIVO

    Argumentar la necesidad de la actualización de la legislación en materia de extranjería a partir, de un estudio teórico sobre algunas cuestiones de la seguridad nacional y teórico y exegético de la legislación sobre extranjería en Cuba como contribución al perfeccionamiento de la estrategia de seguridad nacional del país.

    Desarrollo.

  2. Breves herramientas conceptuales sobre la seguridad nacional y algunos elementos esenciales en para el derecho y el tema migratorio.

    Seguridad nacional es un concepto que encuentra sus raíces en la teoría de la Geopolítica del siglo XIX en Alemania e Inglaterra. En 1927, cuando se publicó la Zeitschrift für Geopolitik (Teoría de la Geopolítica), dicha idea dispuso que la conducta política y las capacidades militares pueden explicarse y preverse basándose en el ambiente físico, y que esta influencia puede llegar a determinar la tecnología, la cultura, la economía de los estados, su política interna y externa y las relaciones de poder entre ellos.

    A partir de aquí se asumió que la seguridad nacional de los países dependía fundamentalmente de la integridad territorial y de la defensa militar de la soberanía y sufrió diversas influencias, principalmente del pensamiento militar francés y del español de la era franquista y, poco después, del pensamiento militar norteamericano, el cual se convirtió en padre de la doctrina moderna de la seguridad nacional.

    Dicha doctrina fue fundada en los tiempos de la Guerra Fría y está basada en el principio de la polaridad Este-Oeste. Es aquí donde, sin duda, se originó la noción de actividades de inteligencia contra la Unión Soviética. Como tal, se implementó en muchos países de América latina. Esta doctrina ha tenido en los Estados Unidos esencialmente dos funciones: internamente ha contribuido a una ‘presidencia imperial’, y externamente se ha convertido en la armadura ideológica del imperio.

    En materia de seguridad nacional hay factores que tienden a fortalecerla y factores que tienden a lesionarla. Los factores que fortalecen a la seguridad nacional son los siguientes: La correcta interpretación y aplicación de la ley, la justa y equitativa distribución de la riqueza del país, el crecimiento y la estabilidad económica, el desarrollo y la justicia social, y el mejoramiento de la calidad de vida de la población, el respeto irrestricto a los derechos humanos, políticos, sociales, de los cuales gozan los habitantes del país, la administración clara y transparente de los recursos nacionales por parte de los titulares de los poderes así como de sus funcionarios y personal de apoyo, el manejo transparente y claro de los procesos y recursos propios de la administración e impartición de justicia, la honestidad, decencia e incorruptibilidad de los titulares de los poderes así como de sus funcionarios y personal de apoyo, el respeto a los procesos y resultados electorales en los niveles municipal, estatal y federal, la disminución de la delincuencia menor y del crimen organizado, la correcta planeación de los sistemas de defensa nacional ante posibles agresiones externas, la correcta planeación de los sistemas de prevención y atención de desastres naturales, la formación de una conciencia nacional entre la población civil así como una serie de culturas, tales como la cultura educativa, la cultura política democrática, la cultura laboral, la cultura de prevención de desastres, el desarrollo tecnológico y científico del país y el perfeccionamiento de los procesos legislativos y administrativos de la función gubernamental.

    Como podemos observar existen tres de los factores en este proceso, que vienen tocando al derecho directamente, aunque por las funciones del derecho de una manera u otra, contribuye con cada una de ellas, como son la correcta interpretación y aplicación de la ley, la administración clara y transparente de los recursos nacionales por parte de los titulares de los poderes así como de sus funcionarios y personal de apoyo, el respeto irrestricto a los derechos humanos, políticos, sociales, de los cuales gozan los habitantes del país y por último, el perfeccionamiento de los procesos legislativos y administrativos de la función gubernamental. Por tanto el papel del derecho en las estrategias de seguridad nacional es vital, son importantes los procesos de elaboración, interpretación de las leyes, garantías de los derechos humanos y entre ellas las del proceso, una correcta administración de justicia, todo esto además contenido de las constituciones, por lo que en resumen un texto constitucional armónico y coherente desde su promulgación, con una correcta interpretación y respeto jerárquico, tributa en gran medida a salvaguardar la seguridad nacional. Si ahora observamos las situaciones lesionantes de la seguridad entonces nos percatamos la estrecha relación entre esta, el derecho y especialmente las constituciones y por ello la importancia de una legislación eficaz, es decir escrita en un lenguaje claro, que conlleve a una interpretación coherente y única, ajustada a la situación real vigente, en fin un ordenamiento jurídico con coherencia y unidad indiscutible. Ello es necesario, en mayor grado, de las que llamamos legislaciones cuyo ámbito de aplicación posee un especial interés en el tema de la seguridad, como es en el caso de Cuba, por lo anteriormente explicado, la legislación en materia migratoria y de extranjería.

    Los factores lesionantes de la seguridad nacional , según la autora anterior, son la antítesis de lo anterior.

    El tema migratorio está situado por Castillo Martínez como uno de los lesionates a la seguridad nacional la cuestión es realmente controvertida y el ataque a muchos estados viene por este tipo de concepciones, muchos utilizan la seguridad nacional para políticas migratorias restrictivas e innecesarias y en otros casos como el nuestro el tema migratorio pasa por el tema de la seguridad nacional cuando desde 1959 el gobierno norteamericano politiza el mismo y comienza a utilizar a la emigración cubana y la masa extranjera para realizar acciones en contra de la revolución, como hemos explicado.

    Ahora bien, otro elemento que afecta al Estado son sus enemigos. El Estado tiene dos tipos de enemigos: Enemigos naturales. Los enemigos naturales internos son los partidos políticos reconocidos por la autoridad, contrarios u opositores a ésta y al partido o grupo que detenta su titularidad. Asimismo, existen grupos políticos o armados al interior del país –y también provenientes del extranjero- que operan en la clandestinidad y que, regularmente, aprovechan cualquier desequilibrio social para lanzarse al ataque en contra del Estado. En el caso nuestro la contrarrevolución es financiada y estimulada desde los Estados Unidos, con su epicentro en Miami. La delincuencia menor y la organizada, que amenazan la seguridad de la ciudadanía, también se convierten en enemigas del Estado cuando éste lucha contra ellas para disminuirlas, anularlas, contrarrestarlas y erradicarlas, también la delincuencia organizada, que, en numerosas ocasiones, opera desde el extranjero, recibe financiamiento externo o bien, su radio de acción va más allá de las fronteras nacionales y, consecuentemente, goza de mejores y mayores recursos para luchar contra las autoridades oficiales. Los enemigos externos son potencias o grupos de poder –políticos y/o armados- provenientes del extranjero que pretenden lograr algún beneficio o alcanzar una meta particular a través de los siguientes recursos: La penetración ideológica, las actividades subversivas, de agitación pública, choque o sabotaje, la hostilización, el boicot o el bloqueo económico o diplomático y la agresión bélica. En lo concerniente a la penetración ideológica, la masa extranjera que ingresa al país se ha convertido en un instrumento que suele usarse por las asociaciones contrarrevolucionarias, como también lo ha sido en diversos actos terroristas.

    Hay, además, un elemento determinante y otro que es garante de la seguridad nacional, mismos que se fundan en los factores que fortalecen a ésta. Dichos elementos son: La gobernabilidad y los servicios de seguridad (elemento garante).

    Como observación preliminar podemos exponer que seguridad nacional es la preservación de los tres elementos básicos que la teoría del estado ha señalado como elementos del mismo, el territorio, la soberanía, el poder político y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA