Ley 26.657

Fecha de la disposición: 3 de Diciembre de 2010
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

PRESIDENCIA DE LA NACION SecretarIa Legal y TEcnica Dr. Carlos Alberto Zannini Secretario DirecciOn Nacional del Registro Oficial DR. Jorge Eduardo FeijoÓ Director Nacional www.boletinoficial.gob.ar e-mail: dnro@boletinoficial.gob.ar Registro Nacional de la Propiedad Intelectual N'º' 812.152

Domicilio legal Suipacha 767-C1008AAO Ciudad Autónoma de Buenos Aires Tel. y Fax 5218–8400 y líneas rotativas Precio $ 1,40

Buenos Aires, viernes 3 de diciembre de 2010

Año CXVIII Número 32.041

Sumario Pág.

Continúa en página 2

LEYES SALUD PUBLICA 26.657

1

DECRETOS SALUD PUBLICA 1855/2010

4

SISTEMA INTEGRADO PREVISIONAL ARGENTINO 1856/2010

5

HONORABLE CONGRESO DE LA NACION 1857/2010

5

DIRECCION NACIONAL DE MIGRACIONES 1843/2010

5

1844/2010

5

JUSTICIA 1841/2010

6

MINISTERIO DE JUSTICIA, SEGURIDAD Y DERECHOS HUMANOS 1848/2010

6

1849/2010

6

1837/2010

7

1838/2010

7

MINISTERIO DE PLANIFICACION FEDERAL, INVERSION PUBLICA Y SERVICIOS 1839/2010

8

MINISTERIO DEFENSA 1836/2010

8 % 1 % SALUD PUBLICA Ley 26.657

Derecho a la Protección de la Salud Mental.

Disposiciones complementarias. Derógase la Ley N'º' 22.914.

Sancionada: Noviembre 25 de 2010

Promulgada: Diciembre 2 de 2010

El Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina reunidos en Congreso, etc.

sancionan con fuerza de Ley:

LEY NACIONAL DE SALUD MENTAL Capítulo I Derechos y garantías

ARTICULO 1

'° — La presente ley tiene por objeto asegurar el derecho a la protección de la salud mental de todas las personas, y el pleno goce de los derechos humanos de aquellas con padecimiento mental que se encuentran en el territorio nacional, reconocidos en los instrumentos internacionales de derechos humanos, con jerarquía constitucional, sin perjuicio de las regulaciones más beneficiosas que para la protección de estos derechos puedan establecer las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

ARTICULO 2

'° — Se consideran parte integrante de la presente ley los Principios de Naciones Unidas para la Protección de los Enfermos Mentales y para el Mejoramiento de la Atención de Salud Mental, adoptado por la Asamblea General en su resolución 46/119 del 17 de diciembre de 1991. Asimismo, la Declaración de Caracas de la Organización Panamericana de la Salud y de la Organización Mundial de la Salud, para la Reestructuración de la Atención Psiquiátrica dentro de los Sistemas Locales de Salud, del 14 de noviembre de 1990, y los Principios de Brasilia Rectores;

para el Desarrollo de la Atención en Salud Mental en las Américas, del 9 de noviembre de 1990, se consideran instrumentos de orientación para la planificación de políticas públicas.

Capítulo II Definición

ARTICULO 3

'° — En el marco de la presente ley se reconoce a la salud mental como un proceso determinado por componentes históricos, socio-económicos, culturales, biológicos y psicológicos, cuya preservación y mejoramiento implica una dinámica de construcción social vinculada a la concreción de los derechos humanos y sociales de toda persona.

Se debe partir de la presunción de capacidad de todas las personas.

En ningún caso puede hacerse diagnóstico en el campo de la salud mental sobre la base exclusiva de:

  1. Status político, socio-económico, pertenencia a un grupo cultural, racial o religioso;

  2. Demandas familiares, laborales, falta de conformidad o adecuación con valores morales, sociales, culturales, políticos o creencias religiosas prevalecientes en la comunidad donde vive la persona;

  3. Elección o identidad sexual;

  4. La mera existencia de antecedentes de tratamiento u hospitalización.

ARTICULO 4

'° — Las adicciones deben ser abordadas como parte integrante de las políticas de salud mental. Las personas con uso problemático de drogas, legales e ilegales, tienen todos los derechos y garantías que se establecen en la presente ley en su relación con los servicios de salud.

ARTICULO 5

'° — La existencia de diagnóstico en el campo de la salud mental no autoriza en ningún caso a presumir riesgo de daño o incapacidad, lo que sólo puede deducirse a partir de una evaluación interdisciplinaria de cada situación particular en un momento determinado.

Capítulo III Ambito de aplicación

ARTICULO 6

'° — Los servicios y efectores de salud públicos y privados, cualquiera sea la forma jurídica que tengan, deben adecuarse a los principios establecidos en la presente ley.

Viernes 3 de diciembre de 2010 Primera Sección BOLETIN OFICIAL N'º 32.041 2

Pág.

PERSONAL MILITAR 1835/2010

10

DECISIONES ADMINISTRATIVAS MINISTERIO DE INDUSTRIA 845/2010

10

MINISTERIO DE PLANIFICACION FEDERAL, INVERSION PUBLICA Y SERVICIOS 844/2010

10

11

12

12

13

13

COMISION ARBITRAL CONVENIO MULTILATERAL DEL 18.8.77

22

23

23

24

24

25

25

26

26

27

28

28

Pág.

29

29

30

30

31

31

32

32

33

34

34

35

38

38

40

40

41

42

42

43

43

43

Continúa en página 3 Viernes 3 de diciembre de 2010 Primera Sección BOLETIN OFICIAL N'º 32.041 3

Pág.

43

44

44

44

45

45

88 CONVENCIONES COLECTIVAS DE TRABAJO 90

Capítulo IV Derechos de las personas con padecimiento mental

ARTICULO 7

'° — El Estado reconoce a las personas con padecimiento mental los siguientes derechos:

  1. Derecho a recibir atención sanitaria y social integral y humanizada, a partir del acceso gratuito, igualitario y equitativo a las prestaciones e insumos necesarios, con el objeto de asegurar la recuperación y preservación de su salud;

  2. Derecho a conocer y preservar su identidad, sus grupos de pertenencia, su genealogía y su historia;

  3. Derecho a recibir una atención basada en fundamentos científicos ajustados a principios éticos;

  4. Derecho a recibir tratamiento y a ser tratado con la alternativa terapéutica más conveniente, que menos restrinja sus derechos y libertades, promoviendo la integración familiar, laboral y comunitaria;

  5. Derecho a ser acompañado antes, durante y luego del tratamiento por sus familiares, otros afectos o a quien la persona con padecimiento mental designe;

  6. Derecho a recibir o rechazar asistencia o auxilio espiritual o religioso;

  7. Derecho del asistido, su abogado, un familiar, o allegado que éste designe, a acceder a sus antecedentes familiares, fichas e historias clínicas;

  8. Derecho a que en el caso de internación involuntaria o voluntaria prolongada, las condiciones de la misma sean supervisadas periódicamente por el órgano de revisión;

  9. Derecho a no ser identificado ni discriminado por un padecimiento mental actual o pasado;

  10. Derecho a ser informado de manera adecuada y comprensible de los derechos que lo asisten, y de todo lo inherente a su salud y tratamiento, según las normas del consentimiento informado, incluyendo las alternativas para su atención, que en el caso de no ser comprendidas por el paciente se comunicarán a los familiares, tutores o representantes legales;

  11. Derecho a poder tomar decisiones relacionadas con su atención y su tratamiento dentro de sus posibilidades;

  12. Derecho a recibir un tratamiento personalizado en un ambiente apto con resguardo de su intimidad, siendo reconocido siempre como sujeto de derecho, con el pleno respeto de su vida privada y libertad de comunicación;

  13. Derecho a no ser objeto de investigaciones clínicas ni tratamientos experimentales sin un consentimiento fehaciente;

  14. Derecho a que el padecimiento mental no sea considerado un estado inmodificable;

  15. Derecho a no ser sometido a trabajos forzados;

  16. Derecho a recibir una justa compensación por su tarea en caso de participar de actividades encuadradas como laborterapia o trabajos comunitarios, que impliquen producción de objetos, obras o servicios que luego sean comercializados.

Capítulo V Modalidad de abordaje

ARTICULO 8

'° — Debe promoverse que la atención en salud mental esté a cargo de un equipo interdisciplinario integrado por profesionales, técnicos y otros trabajadores capacitados con la debida acreditación de la autoridad competente.

Se incluyen las áreas de psicología, psiquiatría, trabajo social, enfermería, terapia ocupacional y otras disciplinas o campos pertinentes.

ARTICULO 9

'° â El proceso de atención debe realizarse preferentemente fuera del ámbito de internación hospitalario y en el marco de un abordaje interdisciplinario e intersectorial, basado en los principios de la atención primaria de la salud. Se orientará al reforzamiento, restitución o...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA