Ley. 14065. Modifica Ley 11982, Ref: Creando en la Órbita del Poder Judicial el Tribunal de Casación Penal.

RESUMEN

Fundamentos de la Ley 14062 HONORABLE LEGISLATURA:               Me dirijo a Vuestra Honorabilidad para someter a su consideración el proyecto de ley de Presupuesto General de la Administración Pública de la Provincia de Buenos Aires para el ejercicio fiscal 2010.             La elaboración del presente proyecto se enmarca en un contexto atípico. Transitamos un año signado por la sucesión de diferentes y complejas situaciones, como la crisis financiera internacional y las emergencias sufridas en materia agropecuaria y de salud, lo que exigió que los diferentes niveles del Estado asumieron un rol de vital preponderancia, debiendo acentuar su presencia mediante la implementación de políticas activas que consolidaron los logros obtenidos en lo económico y social.             Pasada la crisis internacional, Argentina se exhibe fortalecida económicamente hablando, estimándose que a partir de 2010 recobre progresivamente las tasas de crecimiento alcanzadas en los últimos años. La Provincia de Buenos Aires verá reflejado un impacto positivo que traccionará su actividad económica, pero continuará evidenciando la brecha fiscal que persiste año a año, pese a sus sucesivos esfuerzos e3n pos de potenciar su recaudación con medidas de estricta equidad tributaria.             El gobierno nacional no se muestra ajeno a esta realidad, y mantiene su acompañamiento permanente, instrumentando mecanismos de asistencia a las jurisdicciones que, como Buenos Aires, deben afrontar dificultades. A efectos de preservar la sustentabilidad de los esquemas fiscal y financiero de las provincias argentinas, prevé la continuidad de programas de financiamiento y propicia un programa para la regularización de situaciones excepcionales de las tesorerías, a la vez que propone herramientas referidas al tratamiento de las deudas provinciales, lo suficientemente amplias y ambiciosas, que mejoren la estructura y el perfil de vencimientos de los servicios de las mismas.             En este escenario, elevamos un presupuesto que se considera austero, pero que preserva los ejes que son centrales para la gestión actual en materia de políticas públicas. Así, mantiene y refuerza la pauta de prioridad de inversión en aspectos sustanciales como la salud, la inclusión social, el sostenimiento del nivel de empleo, la educación, la seguridad y la justicia.             Buscamos generar una ingeniería que compatibilice y administre los recursos escasos, aportando racionalidad y jerarquización política al gasto público.             Ponderamos la prestación de servicios esenciales, la creación de infraestructura social y productiva, que contribuya a la generación de más y mejor producción y empleo.             Nuestra Provincia está realizando un enorme esfuerzo en materia tributaria. En este sentido, hemos profundizado y acentuado la reforma realizada durante 2008, con el objeto de tener un tratamiento más equitativo a la hora de definir la política fiscal.             De esta manera, se alcanza con mayor imposición a los contribuyentes que poseen una significativa capacidad contributiva, y se implementan exenciones y rebajas en los niveles de imposición de aquellos pequeños y medianos agentes económicos, distinguiendo la situación social de nuestros habitantes al momento de la definición del cobro de impuestos.             Necesitamos contar con mayores ingresos y mejor presupuesto para gobernar, crear trabajo y generar más riqueza mejor distribuida.             Teniendo en cuenta el problema de la insuficiencia estructural de recursos y la distribución vigente de la renta federal, es indudable que las necesidades de financiamiento de la Provincia no se resuelven únicamente con medidas de índole tributaria.             En el entendimiento de que la gobernabilidad se cimenta en la prudencia y la responsabilidad, no se prevén en este proyecto de presupuesto recursos cuyo ingreso no resulta medianamente previsible.             Esta decisión no implica que el gobierno de la provincia de Buenos Aires no continúe reclamando en todos los ámbitos institucionales que correspondan una asignación de los recursos de origen nacional más justa y apropiada para atender sus necesidades fiscales emergentes de los desafíos sociales que debe afrontar.             En tanto se obtienen los resultados esperados de este proceso de negociación de cambios en la distribución de la renta federa, se contempla una autorización de endeudamiento destinado a financiar parte de los gastos que la Provincia deberá afrontar durante el ejercicio 2010, en consonancia con la política de financiamiento que el gobierno nacional propicia en su proyecto de ley de presupuesto.             El presupuesto y las financias como expresión política cuantitativa y cualitativa de lo que se pretende lograr cuando se gobierno, no son un tecnicismo inocuo. En este proyecto intentamos plasmar las múltiples acciones que la provincia de Buenos Aires realiza, en la indeclinable búsqueda de soluciones estructurales que aseguren el flujo de recursos necesarios para el establecimiento de políticas públicas que constituyan verdaderos pilares para el desarrollo humano de sus habitantes.   1.                  CONTEXTO ECONÓMICO.             Luego del período 2003-2008, de crecimiento sin precedentes, que se destacó por su duración y baja volatilidad, y por las tasas de expansión sumamente elevadas respecto a los estándares históricos nacionales, a partir del segundo semestre de 2008 la economía argentina se vio afectada por la crisis internacional, replicando ligeramente las tendencias observadas a nivel global.             El impacto que el cambio de contexto externo causó sobre las economías locales se vio acentuado en 2009 por el efecto que la pandemia de la Influenza H1N1 y la sequía impusieron sobre determinadas actividades. Sin embargo, contrariamente a lo que podía esperarse tomando en consideración la experiencia argentina en antecedentes similares, la robustez de los fundamentos macroeconómicos internos y la adecuación de las políticas públicas a la nueva coyuntura permitieron amortiguar considerablemente los efectos negativos.             La volatilidad financiera internacional tuvo repercusiones relativas sobre el sistema financiero local. Si bien hacia fines de 2008 se evidenció un deterioro de los principales indicadores del sector a raíz de la incertidumbre reinante, éstos tendieron a normalizarse transcurridos los primeros meses de 2009. Una menor dependencia de fuentes de financiamiento externo y una demanda de divisas relativamente acotada (y sustentable a partir de los excedentes del comercio exterior), tornaron a la economía argentina menos vulnerable a las reversiones de los flujos de capital y a las restricciones crediticias derivadas del shock externo.             Por otra parte, el elevado stock de reservas internacionales, producto de la estrategia de acumulación que caracterizó a todo el período de expansión, y la implementación de regulaciones prudenciales sobre el sistema financiero que morigeraron los efectos de ingresos y egresos de capitales especulativos, permitieron que la autoridad monetaria regulara eficazmente el mercado cambiario local, evitando fluctuaciones bruscas del tipo de cambio nominal y convalidando cierta adecuación del mismo a la nueva coyuntura internacional, al tiempo que se preservaba la liquidez y la solvencia del sistema financiero local.             En tanto, la propagación de la crisis vía del canal comercial se vio acotada en cuanto a su efecto sobre el superávit comercial externo. Junto con la reducción de las colocaciones al exterior, se registró una fuerte contracción de las importaciones a raíz de las políticas implementadas por el gobierno nacional para la preservación de la producción local. Ello permitió que la cuenta corriente permaneciera sólida, registrando superávit comerciales de magnitud considerable.             La fortaleza externa que exhibió la economía argentina permitió la instrumentación de políticas públicas para sostener el nivel de actividad y el empleo, mediante el estímulo al consumo, el fomento del crédito y la promoción sectorial, entre otras medidas. 2.                  LA SITUACIÓN FISCAL DE LA PROVINCIA – EJECUCIÓN 2009             Teniendo a la vista el contexto atípico descrito y los esfuerzos realizados por el gobierno provincial para contrarrestar los efectos adversos antes mencionados, para el corriente año se espera un resultado financiero deficitario del orden de los $5.787,0 millones. Si se tienen en cuenta las fuentes y aplicaciones financieras, el resultado total del ejercicio cerraría con un déficit de $2.527,2 millones, variando en $652,0 millones respecto de lo observado durante el año anterior.             En el siguiente cuadro se comparan los esquemas ahorro-inversión-financiamiento (AIF) correspondientes al cierre 2008 y a la proyección de cierre del año 2009. Esta información hace referencia al universo de la Administración Pública no financiera contemplado en la Ley de Administración Financiera № 13.767   Esquema AIF: Cierre 2008 y Proyección 2009 Administración Pública No Financiera, en millones Concepto Cierre 2008 (1) Proyección 2009 (2) Variación   Absoluta (3)=(2)-(1) Relativa (4)=(2)/(1)-1 I. Ingresos Corrientes 42.616,1 52.154,1 9.538,0 22,4%   Tributarios 31.622,4 36.956,6 5.334,1 16,9%     De Origen Provincial 17.749,7 21.888,8 4.139,2 23,3%       Ingresos Brutos 12.741,2 16.225,3 3.484,1 27,3%       Inmobiliario 1.351,1 1.422,5 71,4 5,3%       Sellos 1.391,4 1.439,8 48,4 3,5%       Automotores 1.054,9 1.285,5 230,5 21,9%       Plan de Regularización Ley 11253 (Moratoria) 846,1 1.089,2 243,1 28,7%       Energía 289,8 315,1 25,3 8,7%       Otros Tributarios Provinciales 75,1 111,5 36,4 48,5%     De Origen Nacional 13.872,8 15.067,7 1.195,0 8,6%       Coparticipación Federal 11.551,1 12.628,1 1.077,0 9,3%       Impuesto a las Ganancias Ley 24621 Art. 1 inc. B) – Reconst   650,0   650,0   0,0   0,0%       Ley 23966 Recurso FO.NA.VI (Vivienda) 179,5 199,1 19,7 11,0%       Ley 23966 IPS 310,3 372,0 61,6 19,8%       Régimen de Coparticipación Vial 112,7 133,6 20,8 18,5%       Otros RON 1.069,1 1.085,0 15,9 1,5%   Contribuciones a la Seguridad Social 6.552,5 8.790,9 2.238,4 34,2%  No Tributarios 4.441,2 6.406,7 1.965,5 44,3%     No Tributarios 1.493,5 1.373,4 -120,2 -8,0%     Transferencias Corrientes 2.947,6 5.033,3 2.085,7 70,8%       Provinciales 1.483,4 2.034,1 550,7 37,1%       Nacionales 1.464,2 2.999,1 1.534,9 104,8% II. Gastos Corrientes 44.348,3 56.062,7 11.714,5 26,4%   Personal 22.379,2 27.768,8 5.389,6 24,1%   Bienes y Servicios 2.663,1 4.052,2 1.389,2 52,2%   Rentas de la Propiedad 1.020,5 1.237,7 217,2 21,3%   Prestaciones de la Seguridad Social 7.261,7 9.008,4 1.746,7 24,1%   Transferencias Corrientes 11.022,6 13.993,8 2.971,2 27,0%   Otros 1,3 1,9 0,6 48,9% III. Resultado Económico -1.732,2 -3.908,6 -2.176,4 125,6% IV. Ingresos de Capital 853,3 1.301,0 447,7 52,5% V. Gastos de Capital 2.114,2 3.179,3 1.065,1 50,4%   Inversión Real Directa 1.082,9 1.758,0 675,1 62,3%   Transferencias de Capital 543,0 776,0 233,0 42,9%   Inversión Financiera 488,3 645,3 157,1 32,2% VI. Ingresos totales (I+IV) 43.469,3 53.455,1 9.985,8 23,0% VII. Gastos Totales (II+V) 46.462,5 59.242,1 12.779,6 27,5% VII. Gastos Primarios (VII -Rentas de la Propiedad) 45.442,0 58.004,4 12.562,4 27,6% IX. Resultado Primario (VI-VIII -1.972,7 -4.549,3 -2.576,6 130,6% X. Resultado Financiero (VI-VII) -2.993,1 -5.787,0 -2.793,8 93,3% XI. Fuentes financieras 4.830,2 6.376,6 1.546,4 32,0%   Disminución de la Inversión Financiera 1.181,6 861,7 -320,0 -27,1%   Endeudamiento Público e Increm. de Otros Pasivos 3.648,6 5.541,9 1.866,4 51,2% XII. Aplicaciones Financieras 3.712,4 3.116,9 -595,5 -16,0%   Inversión Financiera 836,1 314,5 -521,6 -62,4%   Amortiz. Deuda y Disminución Otros Pasivos 2.876,3 2.802,4 -73,9 -2,6% XIII. Resultado total -1.875,3 -2.527,2 -632,0     2.1.                        LOS RECURSOS             Al cierre del año 2009 se estima que los recursos totales a $53.455,1 millones, lo que representa un aumento de 23% respecto a lo observado en el ejercicio anterior. Este incremento se origina principalmente en la expansión interanual de los recursos corrientes (22,4%), ya que los ingresos de capital, si bien crecerán respecto al año previo (52,5%), representan solo el 2,4% de los recursos totales.             Se prevé que los recursos corrientes experimenten en 2009 una suba interanual de $9.538 millones, sostenida en una muy buena perfomance de los ingresos tributarios. Esta favorable evolución deriva de la conjunción de una serie de factores relacionados al contexto macroeconómico, la administración tributaria y la política tributaria.             Si se analiza la participación relativa en el total de ingresos tributarios, puede observarse que en 2009 los de origen provincial representan el 59,2% del total, versus una participación en el 2008 de 56,1%. De esta manera, los tributarios de origen nacional pierden peso relativo, pasando del 43,9% en 2008 al 40,8% en 2009.             Las distintas medidas de política tributaria implementadas y la plena incidencia de la Ley  № 13.850, de Reforma Tributaria, han permitido fortalecer los ingresos propios del fisco provincial durante 2009. Asimismo, también influyen los cambios recientemente introducidos por la Ley Impositiva 2010 cuya vigencia se previó a partir de la última parte del año.             Este resultado satisfactorio de la relación conjunta del Poder Ejecutivo y de la Legislatura de la Provincia que permitió anticiparnos a la crisis financiera y proponer esquemas progresivos de tributación sobre los sectores más concentrados de la economía, convirtiendo al fisco provincial en el de mejor perfomance recaudatoria durante el ejercicio 2009, es una clara demostración de la importancia de la labor conjunta de los distintos estamentos del Estado provincial.             Asimismo, la tarea llevada a cabo por la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires en la búsqueda de mejores resultados en materia de eficiencia recaudatoria y mayores niveles de cumplimiento voluntario de los contribuyentes ha asegurado importantes niveles de recaudación tributaria propia.             En el mismo sentido, confluye la reacción satisfactoria de la actividad económica nacional y provincial, con un consecuente impacto en los ingresos impositivos nacionales y provinciales que generan tasas de crecimiento positivas.             Los Recursos Tributarios de Origen Provincial ascienden a $21.888,8 millones, un 23,3% adicional a lo recaudado en 2008. Dentro de éstos, el rubro de mayor peso relativo corresponde al Impuesto sobre los Ingresos Brutos (74,1% de los recursos tributarios provinciales), experimentando una variación interanual del 27,3%.             Otros recursos que dan cuenta de la buena perfomance tributaria provincial son el Impuesto a los Automotores, con un 21,9% de variación interanual ($230,5 millones adicionales), y los Planes de Regularización de Deudas, con un 28,7% ($243,1 millones).             En cuanto a los Recursos Tributarios de Origen Nacional, los mismos alcanzarán al cierre del ejercicio los $15.067,7 millones, evidenciando un incremento interanual del 8,6%. En particular, la Coparticipación Federal de Impuestos que en 2008 aportó $11.551,1 millones se incrementará a $12.628,1 millones durante este ejercicio, implicando un crecimiento del 9,3%.             En lo que concierne al resto de los Recursos Corrientes, es de destacar la mejora de 2.085,7 millones que muestran las Transferencias tanto de origen provincial (Lotería y Otras) como nacional. Entre las transferencias nacionales se destacan los aportes del Programa Nacional de Compensación Salarial Docente, que financian parcialmente las políticas salariales otorgadas durante el año 2009, y los fondos que se reciben para el financiamiento del déficit de los subsistemas previsionales.             Por su parte, las contribuciones a las Seguridad Social muestran un nivel de $8.790,9 millones en 2009.             Por último, los recursos de capital muestran al cierre de 2009 un aumento de $447,7 millones con respecto al ejercicio anterior, aunque su aporte a los ingresos totales continúa siendo de carácter marginal. 2.2.                        LAS EROGACIONES             Se estima que durante el año 2009 las Erogaciones Totales asciendan a $59.242,1 millones, 27,5% superior al año 2008. Si bien se verifica la participación mayoritaria de los Gastos Corrientes por sobre los de Capital, se evidencia una leve reducción de la participación de los mismos.             Dentro de los Gastos Corrientes, se espera que el gasto en personal y transferencias vinculadas (educación subvencionada de gestión privada) ascienda a $30.283,8 millones, lo que representará aproximadamente el 51,1% del Gasto Total de la provincia de Buenos Aires.             El incremento de gasto asociado al personal durante 2009 se explica por el mayor costo salarial anualizado generado por los aumentos salariales otorgados en marzo y agosto de 2008 (acumulados alcanzaron el 39%), que dejaron una nómina salarial de base para el 2009 aproximadamente un 13% superior a la del cierre 2008. A este efecto debemos sumarle el impacto del incremento salarial del 8,9% otorgado en marzo del presente año, junto con el trabajo realizado en el aspecto monetario de las remuneraciones, la conformación cualitativa de las mismas y la carrera laboral.             Los Bienes y Servicios asociados al funcionamiento de la Administración Pública y la prestación de servicios aumentaron su participación en el Gasto Corriente pasando del 6% al 7,2% en 2009 incrementándose en $ 1.389,2 M respecto del año anterior.             Dos políticas públicas y un cambio metodológico explican principalmente este incremento. Se aumentó esta partida destinada al Ministerio de Salud, como reflejo de la mayor demanda asociada a enfermedades como el dengue y la Influenza H1N1. Por su parte, el Ministerio de Seguridad ejecutará mayores créditos asociados al proceso de renovación y reequipamiento policial iniciado en 2008 (nuevos patrulleros, municiones, etc.).             Las Transferencias Corrientes registrarán un incremento del 27% respecto a lo observado en el año precedente. Las transferencias a municipios (coparticipación, descentralización tributaria, y los fondos específicos) aumentan un 21,5% debido a los mayores recursos coparticipables.             Por su parte, dentro del resto de las transferencias corrientes se destacan por el Ministerio de Desarrollo Social, que totalizarán aproximadamente $2.100 millones, las que han permitido atender las necesidades sociales generadas en 2009 y continúan apuntalando el fuerte compromiso social de la gestión.             Teniendo como objetivo central la mejora en la infraestructura provincial y la provisión de mayor equipamiento, el gasto de capital proyectado para 2009 representa un aumento de alrededor del 50% respecto al año previo, explicado en gran medida por el incremento en la inversión real directa.             Deben resaltarse las obras realizadas en el ámbito del Ministerio de Justicia, entre las que se destacan la construcción de escuelas y talleres para que los internos del servicio penitenciario estudien y aprendan oficios, la rehabilitación de celdas, baños y cocinas en diversas unidades penitenciarias, la refacción y construcción de cases destinadas a internos que están por retirarse y/o hacen salidas transitorias, la ampliación y construcción de pabellones en las Unidades № 18 de Gorina, № 28 y 36 de Magdalena y № 38 de Sierra Chica.             Asimismo, con aportes del Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional, se procedió a la construcción de alcaidías en Olmos, San Martín, Lomas de Zamora y Avellaneda.             Contribuyendo al mejoramiento de la infraestructura provincial, la Dirección Provincial de Vialidad prevé cerrar el ejercicio 2009 con un gasto de $380 millones destinado a la construcción y reparación de la red vial provincial, superando en casi un 85% lo ejecutado el año anterior.             En 2009 el gasto en infraestructura pública constituyó uno de los ejes y pilares de la gestión, observándose una fuerte inversión en obras de saneamiento ambiental e hídrico y construcción de viviendas, siendo las más representativas de ellas, las que se describen en el siguiente cuadro:   CONCEPTO DIRECCIÓN DE VIALIDAD REPAVIMENTACIÓN ENSANCHE RP 21 TR CALLE LASALLE EVA PERON – LA MATANZA- MERLO REPAV RP4 TRIII ENTRE RN3 Y AV FLEMING LA MATANZA – HURLINGHAM  -  3 DE FREBRERO – GRAL. SAN MARTIN – SAN ISIDRO. REPAV Y ENSANCHE AVDA. C. PELLEGRINI E/PTE LA NORIA Y PTE URIBURU CONSTRUCCIÓN CURCE BAJO NIVEL EN RP4 Y VIAS DEL FFCC GRAL. BELGRANO – ESTACIÓN BOULOGNE –  AVDA. ROLON REPAV. RP4 TR.II ENTRE RN3 Y AV. FLEMILNG LA MATANZA – HURLINGHAM – 3 DE FEBRERO – GRAL. SAN MARTÍN – SAN ISIDRO REPAV ACCESO A OPEN DOOR LUJAN Y EXALTAC. DE LA CRUZ REPAV INSENACHE RP205 TRAMO CALLE R. SANTAMARINA – AV. J. NEWBERY – PDO. ECHEVERRÍA REPAV RP30 TRAMO KM 148,500 – RP50 TANDIL – AYACUCHO – RAUCH REPAV Y ENSANCHE RP21 TRAMO RN3 CALLE LASALLE LA MATANZA PAV 2DA. CIRCUNVALACIÓN DE CHIVILCOY ETAPA III RP76 TR. 17 DE AGOSTO – F. SOLA PUAN REPAV RP30 TR RP74 – KM 148,500 TANDIL REPAV RP4 TR. CAM. GRAL. BELGRANO Y RN 3 F. VARELA – E. ECHEVERRÍA – A. BROWN – LOMAS DE ZAMORA – LA MATANZA PAV RP50 TR COLON A DEL MEDIO – SEC... (ver resumen completo)


EXTRACTO GRATUITO
Ver página siguiente