Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala M, 13 de Junio de 2022, expediente CIV 078498/2017/CA002

Fecha de Resolución13 de Junio de 2022
EmisorCamara Civil - Sala M

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M

ACUERDO. En Buenos Aires, a los 13 días del mes de junio del año dos mil veintidós, hallándose reunidos los señores jueces de la Sala “M” de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, D..

M.I.B., C.A.C.C. y Guillermo D.

González Zurro, a fin de pronunciarse en los autos “L.R.C. y otro c/ Cruceros del Norte S.R.L. s/ daños y perjuicios”, expediente n° 78.498/2017, la Dra. B. dijo:

I.R.C.L. y Naia Milagros Caffarel demandaron a Crucero del Norte S.R.L. por los daños y perjuicios producidos a raíz del siniestro ocurrido el 23 de marzo de 2016, a las 19:30 hs aproximadamente. Relataron que el día y hora señalados, circulaban como pasajeras a bordo de un Renault 9,

dominio ATI-358, conducido en la oportunidad por R.F.R.. Se desplazaban por el carril más lento de la Autopista del Oeste a velocidad reglamentaria. En esas circunstancias, cuando se encontraban a la altura del kilómetro Nro. 54, fueron embestidos desde atrás por el micro de larga distancia propiedad de la demandada,

dominio KLF-557. Solicitaron la citación de “Protección Mutual de Seguros del Transporte Público de Pasajeros S.A.”.

La empresa demandada reconoció la ocurrencia del siniestro aunque difirió en la mecánica e invocó la culpa de un tercero como causal de exoneración (ver fs. 57/63). Según su versión, el conductor del Renault realizó una brusca maniobra de frenado que hizo imposible evitar el contacto entre los rodados.

La citada en garantía no contestó el traslado de la demanda en tiempo y forma (ver resolución de fs. 94/95, confirmada a fs. 113/114).

La sentencia dictada el 1-12-2021 (aclarada el 3-

12-2021) admitió parcialmente la demanda e impuso las costas del proceso a los accionados. Fue apelada por las actoras y la demandada.

Las primeras expresaron agravios el 8-4-2022, los que fueron Fecha de firma: 13/06/2022

Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: A.P.R., SECRETARIO INTERINO

Firmado por: G.G.Z., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: C.A.C.C., JUEZ DE CAMARA

contestados el 13-4-2022. La restante también fundó su recurso el 8-4-

2022, que mereció la respuesta de las actoras el 21-4-2022.

  1. No se encuentra en tela de juicio la atribución de responsabilidad, sino que la jurisdicción abierta con los recursos únicamente está vinculada con la procedencia de los daños y su cuantía.

  2. En primer lugar trataré las quejas introducidas por la demandada en contra del daño moral que fue admitido. A mi juicio, en este punto, aquéllas deben ser declaradas desiertas.

    En efecto, es bien sabido que el escrito de expresión de agravios deberá contener la crítica concreta y razonada de las partes del fallo que el apelante considere equivocadas. Por tanto, debe señalar parte por parte los errores fundamentales de la sentencia y realizar un análisis razonado que demuestre que es errónea, injusta o contraria a derecho. No es admisible remitirse a presentaciones anteriores (art. 265 CPCCN), ni a argumentos previos como así tampoco realizar apreciaciones genéricas o subjetivas que sólo revelen una mera disconformidad con la resolución apelada.1 La falta de observancia de las pautas expuestas trae como consecuencia la falta de apertura de la alzada y, por consiguiente, la deserción del recurso de apelación (art. 266 CPCCN). En la especie, el a quo ha evaluado la procedencia y cuantía de este renglón valiéndose de las constancias que surgen del expediente, a raíz de las cuales concluyó

    en que el siniestro efectivamente produjo daño extrapatrimonial resarcible.

    Los argumentos con los que la demandada pretende que se modifique este aspecto del fallo son dogmáticos y genéricos pues no cuestiona los parámetros utilizados en la sentencia.

    Cabe señalar que el a quo, ponderó especialmente los padecimientos 1

    A., H., “Derecho Procesal” T° IV, pág. 389; M.I.F., "Tratado de los recursos en el proceso civil", Buenos Aires, 1969, página 152; M., A., "Código Procesal…", Buenos Aires, 1969, tomo II, página 565; Fenochietto-Arazi “Código Procesal Civil y Comercial de la Nación”, T° I, pág. 939.

    Fecha de firma: 13/06/2022

    Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: A.P.R., SECRETARIO INTERINO

    Firmado por: G.G.Z., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: C.A.C.C., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M

    que el infortunio generó en las actoras, tomando en cuenta especialmente los informes periciales, que -dicho sea de paso-

    satisfacen las exigencias probatoria que establece el artículo 1744 del Código Civil y Comercial de la Nación. Ninguna crítica se formula con relación a la solución efectuada por el juzgador. Por ende, sólo cabe declarar la deserción del recurso en este aspecto (arts. 265 y 266

    CPCCN).

  3. Me ocuparé entonces de las demás quejas vinculadas con las restantes partidas por las que prosperaron los reclamos.

    1. - R.C.L.

    1. Incapacidad sobreviniente (Daño físico y psíquico).

    Por incapacidad sobreviniente debe entenderse cualquier alteración del estado de salud física o psíquica de una persona que le impide gozar de la vida en la medida en que lo hacía con anterioridad al hecho, con independencia de cualquier referencia a su capacidad productiva2. La protección de la integridad corporal y la salud estuvo implícitamente consagrada en la Constitución Nacional de 18533 y, explícitamente, en el art. 42 de la Carta Magna y a través de la incorporación de los tratados internacionales, en la modificación de 1994. Así, tal protección resulta, entre otros, de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (art. 25.1: “Todo ser humano tiene el derecho a un nivel de vida que le permita a él mismo y a su familia gozar de salud y bienestar; tiene derecho a la seguridad en caso de desempleo, enfermedad, discapacidad, viudez, vejez u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia”); del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (art.

    12.1: “Los Estados se comprometen al reconocimiento de derecho de 2

    Alpa-Bessone, “Il fatti illeciti”, en Tratatto de D.P. (dir. Resigno), XIV-6, p- 9.

    3

    S.C.J.Mendoza, sala I, marzo 1-1993, “Fundación Cardiovascular de Mendoza c/Asociación de Clínicas de Mendoza” E.D. T. 153 pág. 163 con nota de S.A..

    Fecha de firma: 13/06/2022

    Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: A.P.R., SECRETARIO INTERINO

    Firmado por: G.G.Z., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: C.A.C.C., JUEZ DE CAMARA

    toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental”); de la Convención Americana de Derechos Humanos (art.

    5.1: “Toda persona tiene derecho a que se respete su integridad física, psíquica y moral” y art. 11.1: “Toda persona tiene el derecho…

    al reconocimiento de su dignidad”); del art. 18 del Protocolo Adicional a la Convención Americana en materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (“Toda persona afectada por una disminución de sus capacidades físicas o mentales tiene derecho a recibir una atención especial con el fin de alcanzar el máximo desarrollo de su personalidad”).

    Es importante señalar que, en el plano psíquico, el resarcimiento corresponde en la medida que signifique una disminución en las aptitudes psíquicas, con el consiguiente quebranto espiritual, toda vez que éste importa un menoscabo a la salud considerada en un concepto integral4. La diferencia sustancial con el daño moral es que el daño psicológico asume el nivel de patologías.

    La cualidad de patológico, empero, no se configura exclusivamente a través de la hermenéutica de textos legales, dado que esos estudios no pertenecen al ámbito jurídico, sino que requieren del auxilio de las disciplinas que integran el campo de la salud mental,

    fundamentalmente de la psiquiatría o de la teoría psicoanalítica5.

    En la especie, el mismo día del siniestro L. fue atendida en el “Hospital Dr. A. Balestrini”. El mencionado nosocomio informó que registraba el ingreso de la actora, quien manifestó haber sufrido un accidente en la vía pública, y presentaba “politraumatismos varios”. Allí se ordenó la realización de estudios complementarios.

    El perito médico, G.O.F., comprobó

    una moderada contractura regional que está algo limitada en la 4

    esta Sala “Escobar Nicolasa c/ Compañía de Microómnibus La Colorada S.A.C.E.

  4. s/ daños y perjuicios”, del 24-04-00.

    5

    H.D., “Práctica de accidentes de tránsito”, pag.169, Editorial Astrea, 1999.

    Fecha de firma: 13/06/2022

    Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: A.P.R., SECRETARIO INTERINO

    Firmado por: G.G.Z., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: C.A.C.C., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M

    movilidad pasiva. En las radiografías advirtió una pérdida de la lordosis fisiológica y coexistencia de fenómenos degenerativos. En virtud de ello, estimó la incapacidad que guarda relación causal con el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR