Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 12 de Agosto de 2009, expediente B 57167

PresidenteGenoud-de Lázzari-Pettigiani-Negri-Kogan-Hitters
Fecha de Resolución12 de Agosto de 2009
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a 12 de agosto de 2009, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctoresG., de L., P., N., K., Hitters,se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa B. 57.167, "L., M.A. contra Provincia de Buenos Aires (I.P.S.). Demanda contencioso administrativa".

A N T E C E D E N T E S

I.M.A.L., por derecho propio, promueve demanda contencioso administrativa contra la Provincia de Buenos Aires, solicitando se ordene al Instituto de Previsión Social liquidar su prestación jubilatoria en base al cargo de Directora de Guardería atento su desempeño en tal función entre los años 1968 y 1973.

  1. Corrido el traslado de ley se presenta en juicio la Fiscalía de Estado. Previo a adentrarse sobre el fondo de la cuestión, se opone a la admisibilidad de la demanda. Subsidiariamente, solicita su rechazo argumentando en favor de la legitimidad de los actos impugnados.

  2. Agregadas las actuaciones administrativas, el cuaderno de prueba actora y los alegatos de ambas partes, la causa quedó en estado de dictar sentencia, decidiéndose plantear y votar las siguientes

    C U E S T I O N E S

    1. ) ¿Es admisible la pretensión?

      En caso afirmativo:

    2. ) ¿Es fundada?

      V O T A C I O N

      A la primera cuestión planteada, el señor J. doctorG. dijo:

  3. La Fiscalía de Estado arguye que a través de la acción intentada la actora pretende modificar una cuestión que fue decidida negativamente por la resolución del Directorio del Instituto de Previsión Social de fecha 30-IV-1992, notificada a la interesada el día 26-V-1992.

    Precisa que, transcurridos casi dos años desde que dicho acto fue puesto en conocimiento de la accionante, ésta se presentó pidiendo la adecuación de la prestación conforme el mejor cargo desempeñado -aquello que había sido objeto de decisión en la resolución precedente-; ante lo cual, el organismo demandado interpretó que se trataba de un recurso de revocatoria y resolvió desestimarlo por considerarlo extemporáneo.

    En tales condiciones, afirma que la resolución impugnada se encuentra firme y consentida por no haber sido cuestionada por la interesada en tiempo útil.

    Añade que -a su criterio- no puede reputarse válidamente controvertida la voluntad administrativa a partir de la manifestación de disconformidad inserta en el instrumento de notificación.

    Pone de relieve que si bien en el procedimiento administrativo rige el principio de formalismo moderado, dichas exigencias se tornan más rigurosas respecto de los recursos en tanto hacen a la estabilidad de los actos administrativos.

    En particular, desestima el argumento de la actora relativo a que permanentemente instó el procedimiento pues considera que la única manera de lograr la modificación de una decisión administrativa, en ese ámbito, es a través de un cuestionamiento preciso y fundado dentro del plazo que la norma procedimental ha establecido.

    Señala que, en tales condiciones, la negativa del organismo previsional no es más que la respuesta forzosa ante la pretensión de modificar una decisión firme y consentida.

    En suma, solicita -en base a lo previsto por el art. 14 de la ley 2961- que se declare la inadmisibilidad de la pretensión.

  4. La actora, en oportunidad de contestar el traslado conferido sostiene que el reparo introducido por la Fiscalía de Estado es infundado.

    Refiere que, en rigor, la acción promovida persigue la anulación de la resolución 381.075 del 23-IX-1995 que le ha sido notificada el día 17-I-1996; con lo cual, la presentación de la demanda realizada el 5-III-1996 resulta tempestiva.

    Agrega que la resolución del 30-IV-1992 no ha adquirido firmeza como lo pretende la accionada, puesto que en el expediente respectivo se presentó "... la apelación de fs. 148 que no recibió dictamen y la reapertura que dio motivo al rechazo, objeto y origen de la presente acción".

    En síntesis, afirma que la pretensión es admisible y solicita así se lo declare.

  5. Las actuaciones administrativas -acompañadas en copia autenticada- ponen de resalto los siguientes datos útiles para la solución de la causa:

    1. El 5-IX-1977 el Instituto de Previsión Social otorgó a la actora el beneficio de la jubilación ordinaria en base al cargo de asistente social de la Dirección de Servicios Sociales del Ministerio de Bienestar Social, con efectos patrimoniales desde el 1-I-1977 (fs. 27, copias exp. adm. 2918-94759/77).

    2. El 12-VI-1990 la accionante reclamó que se reajustara su haber en base al cargo de "Directora de Guardería" por haber desempeñado la función de encargada del establecimiento "A.M. de Berisso" desde 1968 hasta 1973 (fs. 102, copias exp. adm. cit.).

    3. Los organismos de asesoramiento y control -con carácter previo a emitir su opinión- requirieron que se adjuntaran los actos de designación y cese en el cargo invocado (fs. 102/109, copias exp. adm. cit.).

    4. La Dirección de Personal del Ministerio de Salud acompañó una copia de la foja de servicios de la señora L. de la que surge asentado lo siguiente: "Función: encargada,Destino: A.M. de Berisso,Resolución o Decreto: R.. 20/68 20-9-68" sin especificar fecha de inicio ni finalización del desempeño de tales cometidos. En dicha oportunidad también destacó que no pudo encontrarse copia de la mencionada resolución (fs. 111 y 115, copias exp. adm. cit.).

    5. La Asesoría General de Gobierno, la Fiscalía de Estado y la Comisión de Prestaciones se pronunciaron aconsejando el rechazo de la petición por considerar que la ausencia de acto de designación y cese en el cargo pretendido, impide su reconocimiento (fs. 122/123, 125, 129/130, copias exp. adm. cit.).

    6. El 30-IV-1992 el Directorio resolvió, en lo que a este caso interesa, lo siguiente: "... No hacer lugar al reajuste en base al cargo de Encargado de Guardería toda vez que, la sola agregación del legajo no es suficiente para acreditar el desempeño en dicho cargo, es menester en dichos casos la agregación del respectivo acto de designación, circunstancia que no costa en autos" (fs. 132, copias exp. adm. cit.).

    7. El día 26-V-1992 la señora L. firmó una copia de la resolución antes señalada consignando "...en disconformidad dado que solicito cargo de Directora de Guardería" (fs. 134, copias exp. adm. cit.).

    8. Con fecha 14-X-1992 la interesada solicitó el pase de las actuaciones al Departamento Pagos de Haberes y A. a efectos de que se le liquidara una bonificación que compone su haber (fs. 148, copias exp. adm. cit.) y el día 18-XII-1992 se presentó nuevamente, pero esta vez requirió que se rectificara el porcentaje de aquel suplemento, omitiendo en ambas oportunidades toda referencia...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba