Sentencia de Cámara Federal de Casación Penal - CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 1, 5 de Diciembre de 2017, expediente FRO 041000248/2009/TO01/6/CFC001

Fecha de Resolución 5 de Diciembre de 2017
EmisorCAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 1

CFCP - Sala I FRO 41000248/2009/TO1/6/CFC1 Cámara Federal de Casación Penal Registro Nro. 1624/17 la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Capital Federal de la República Argentina, a los 5 días del mes de diciembre del año dos mil diecisiete, se reúne la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal, integrada por el doctor E.R.R. como P., y las doctoras A.M.F. y L.E.C. como Vocales, con la asistencia letrada del Secretario de Cámara, W.M., a los efectos de resolver el recurso de casación interpuesto por la defensa particular del imputado en esta causa nº FRO 41000248/2009/TO1/6/CFC1 caratulada: “FLORES, R.E. s/recurso de casación”, de cuyas constancias RESULTA:

  1. ) Que el Tribunal Oral en lo Criminal Federal nº 1 de Rosario con fecha 3 de noviembre de 2016 resolvió

    en lo que aquí respecta: “

    I- CONDENAR a R.E.F., cuyos demás datos personales obran precedentemente, como autor penalmente responsable del delito de tráfico de estupefacientes en la modalidad de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización previsto en el art. 5 inc. c) de la ley 23.737, A LA PENA DE CUATRO AÑOS Y SEIS MESES DE PRISIÓN, MULTA DE PESOS MIL ($1000), INHABILITACIÓN ABSOLUTA POR IGUAL TIEMPO AL DE LA CONDENA (art. 12 del C.P.), ACCESORIAS LEGALES Y COSTAS, MANTENER EL ESTADO DE LIBERTAD HASTA QUE QUEDE FIRME LA PRESENTE (…)” (cfr. fojas 13/28vta.).

    Que contra dicha decisión la defensa particular de F., interpuso recurso de casación a fojas 29/50vta.

    Fecha de firma: 05/12/2017 1 Alta en sistema: 06/12/2017 Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #29479486#194354289#20171205113540006 del presente incidente, el que fue concedido a fojas 51/53vta. y mantenido en esta instancia a fojas 67.

  2. ) La defensa fundó el recurso en ambos supuestos previstos en el artículo 456 del Código Procesal Penal de la Nación.

    Como primer motivo de agravio el defensor particular, invocó la nulidad de la detención de su ahijado procesal en atención a que a su modo de ver no surge de las tareas de prevención que hayan identificado o individualizado a F. como sospechoso del delito que se le incrimina, y que sin perjuicio de que el día del allanamiento se encontraban en el domicilio 7 personas más, solo se lo detuvo a su defendido, siendo ello totalmente arbitrario.

    Agregó que se violó lo dispuesto en el art. 230 del código de rito, ya que en el caso no existía orden de detención respecto de R.F. y el personal policial no pudo en ningún caso describir y fundamentar cuales eran los motivos por los que consideraron responsable de las conductas a su defendido, siendo por tal motivo nulo el procedimiento.

    En segundo término, cuestionó la calificación legal otorgada al hecho por entender que no se pudo probar la ultraintención requerida para configurar la figura de comercialización de estupefacientes y la valoración de la prueba efectuada para endilgarle el dominio del hecho a F., y solicitó que debía encuadrarse la figura en tenencia simple de estupefacientes.

    Asimismo, señaló que su defendido fue condenado al azar por no salir corriendo al momento del ingreso del personal policial como sí lo hicieron otras de las personas que estaban en el domicilio allanado.

    Fecha de firma: 05/12/2017 Alta en sistema: 06/12/2017 Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #29479486#194354289#20171205113540006 CFCP - Sala I FRO 41000248/2009/TO1/6/CFC1 Cámara Federal de Casación Penal Por otra parte, invocó la vulneración a la garantía de plazo razonable al señalar que desde el inicio de las actuaciones hasta el debate pasaron 7 años, cuando la causa no revestía ningún tipo de complejidad, subsistiendo hasta la actualidad un estado de incertidumbre que no se condice con la garantía antes señalada, por lo que solicitó la absolución de su defendido en orden a la vulneración de la garantía de plazo razonable.

    Por último, señaló que debía declarase la inconstitucionalidad de la pena impuesta, pues la misma contraría el mandato resocializador dispuesto en la Constitución Nacional.

    En este sentido advirtió que un sujeto, en el caso F., “…que antes del hecho y luego del mismo ha demostrado estar resocializado, teniendo diferentes trabajos, viviendo en sociedad sin registrar problema alguno, intentando formar una familia, acceder a un centro de detención federal penitenciario, implica una contradicción con el mandado constitucional…”. (cfr. fojas 49vta.).

    Finalmente efectuó expresa reserva del caso federal.

  3. ) Los autos fueron puestos en Secretaría a disposición de las partes por el término de diez días, según constancia actuarial de fojas 69. Conforme se lee a fojas 101, se dio por superado el trámite que prevé el art.

    468 del código de rito, oportunidad en la que los defensores particulares de F. hicieron uso del derecho de presentar breves notas, las que fueron agregadas a fojas 76/100, luego de lo cual las actuaciones quedaron en Fecha de firma: 05/12/2017 3 Alta en sistema: 06/12/2017 Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #29479486#194354289#20171205113540006 condiciones de ser resueltas.

    Efectuado el sorteo de ley para que los señores jueces emitan su voto, resultó el siguiente orden sucesivo de votación: doctores A.M.F., Liliana E.

    Catucci y E.R.R..

    La señora jueza, doctora A.M.F. dijo:

    -I-

  4. ) En primer lugar, he de aclarar que a los fines de despejar los cuestionamientos traídos a estudio por la defensa particular de F., analizaré la sentencia impugnada con ajuste a la doctrina emanada del precedente “C.” (Fallos: 328:3399) desde la perspectiva de que el tribunal de casación “…debe agotar el esfuerzo por revisar todo lo que pueda revisar, o sea, por agotar la revisión de lo revisable… el art. 456 del Código Procesal Penal de la Nación debe entenderse en el sentido de que habilita a una revisión amplia de la sentencia, todo lo extensa que sea posible, al máximo esfuerzo de revisión de los jueces de casación, conforme a las posibilidades y constancias de cada caso particular…”; y que “…lo único no revisable es lo que surja directa y únicamente de la inmediación…”.

    Cabe recordar que es en la audiencia de debate donde se producirán los elementos convictivos que influenciarán sobre los integrantes del tribunal, a efectos de que éstos emitan un pronunciamiento final, sea absolutorio o condenatorio. Así las vivencias que ellos adquieran durante el plenario, derivadas de su inmediación con la prueba allí producida, no pueden ser reemplazadas ni siquiera cuando se cuente con un registro íntegro del juicio o algún otro método de reproducción moderno.

    La revisión casatoria, supone el control de razonabilidad de la sentencia del tribunal, de conformidad con los alcances por previsión constitucional del principio 4 Fecha de firma: 05/12/2017 Alta en sistema: 06/12/2017 Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #29479486#194354289#20171205113540006 CFCP - Sala I FRO 41000248/2009/TO1/6/CFC1 Cámara Federal de Casación Penal de inocencia y el debido proceso (arts. 18 y 75 inc. 22 C.N.; 10 y 11 D.U.D.H.; 8 C.A.D.H.; 14 y 15 P.I.D.C.P.; y reglas 25, 27 y 29 de las Reglas de Mallorca; entre otros).

    En efecto, los límites entre lo que es controlable y lo que no lo es, se determinarán por las posibilidades procesales de que se disponga en cada caso particular, las que excluyen todo aquello que esta Cámara Federal de Casación Penal no pueda acceder por depender de la percepción sensorial de la prueba en el juicio oral, pues se encuentran íntimamente relacionadas con la inmediación (cfr. B., E.; “Presunción de inocencia in dubio pro reo y recurso de casación” en “La impugnación de los hechos probados en la casación penal y otros estudios”, Ed. A.H., pp. 13, 32, 33 y 44).

    Aunque por aplicación de la doctrina emanada a partir del mentado precedente “C., se impone el esfuerzo por revisar todo lo que sea susceptible de revisar, o sea de agotar la “revisión de lo revisable”, siendo su límite, lo que surja directa y únicamente de la inmediación; los artículos 8.2.h. de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y 14.5 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, exigen la revisión de todo aquello que no esté exclusivamente reservado a quienes hayan estado presentes como jueces en el juicio oral. Esto es lo único que los jueces de casación no pueden valorar, no sólo porque cancelaría el principio de publicidad, sino también porque directamente no lo conocen, o sea, que a su respecto rige un límite real de conocimiento. Se trata directamente de una limitación fáctica, impuesta por la naturaleza de las cosas, y que Fecha de firma: 05/12/2017 5 Alta en sistema: 06/12/2017 Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #29479486#194354289#20171205113540006 debe apreciarse en cada caso.

    Partiendo del marco dogmático-jurídico establecido en el precedente “C. y teniendo especialmente en consideración el límite que tiene esta Cámara sobre aquellas cuestiones observadas por el tribunal de mérito durante el debate -principio de inmediación-, habré de revisar el razonamiento seguido por los señores jueces para dilucidar...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba