Sentencia de Cámara Federal de Casación Penal - Sala 4, 30 de Septiembre de 2015, expediente CFP 014216/2003/586/CFC327

Fecha de Resolución30 de Septiembre de 2015
EmisorSala 4

Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4 CFP 14216/2003/586/CFC327 REGISTRO N°1913/15 1///la ciudad de Buenos Aires, a los 30 días del mes de septiembre del año dos mil quince, se reúne la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal integrada por el doctor M.H.B. como P. y los doctores J.C.G. y G.M.H. como vocales, asistidos por la Prosecretaria de Cámara, doctora J.S., a los efectos de resolver los recursos de casación interpuestos a fs. 383/392 y 399/405 de la causa nro.

CFP 14216/2003/586/CFC327 del registro de esta Sala, caratulada “VALDIVIA, R. s/ recurso de casación”.

  1. Que la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal, S.I., de esta ciudad, en la causa nro. CFP 14216/2003/586 de su registro, por veredicto del 16 de julio de 2014, resolvió, en pleno: “

  2. RECHAZAR los planteos de nulidad contra las declaraciones indagatorias, el auto de procesamiento y la prisión preventiva deducidos por la defensa de R.V..

  3. CONFIRMAR PARCIALMENTE el punto I del auto recurrido en cuanto decretó el procesamiento con prisión preventiva de R.V. por haberlo considerado autor prima facie responsable del delito de privación ilegal de la libertad, agravada por haber sido cometida por funcionario público, mediando violencia o amenazas, reiterada en doscientas dos (202) oportunidades (casos nº 1 a 176 y 178 a 203), de las cuales ciento veinticuatro (124) se encuentran agravadas por su tiempo superior a un mes (casos 1 a 32, 34, 37, 39 a 51, 53 a 57, 59 a 61, 63 a 66, 71 a 74, 78 a 85, 88 a 94, 96 y 97, 101 y 102, 108, 110, 113, 114 a 117, 120 y 121, 123 a 126, 128 y 129, 132 a 134, 136 a 144, 147, 150, 152 y 153, 155 y 156, 159, 162 a 165, 168 a 170 y 176), en concurso ideal con el delito de imposición de tormentos, agravados por haber sido Fecha de firma: 30/09/2015 Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACIÓN Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA DE CASACION PENAL Firmado por: J.C.G., JUEZ CAMARA CASACION 1 Firmado por: G.M.H., JUEZ CAMARA CASACION Firmado(ante mi) por: J.Y.S., PROSECRETARIO DE CAMARA infringidos por un funcionario público a un preso que se encuentra a su guarda, reiterados en las doscientas dos (202) ocasiones.

  4. REVOCAR PARCIALMENTE el punto I de la resolución del a quo en cuanto dispone el procesamiento respecto de R.V. por considerarlo cómplice primario prima facie responsable del delito de homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas, reiterado en diecinueve (19) ocasiones, y decretar su SOBRESEIMIENTO en orden a estos hechos (art. 336, inciso 4º del CPPN).

  5. REVOCAR PARCIALMENTE el punto I de la resolución apelada en cuanto decide trabar embargo sobre los bienes de R.V. hasta cubrir la suma de diez millones de pesos ($10.000.000), debiendo el a quo establecer nuevamente la suma a imponer de conformidad con lo resuelto en los considerandos…” (fs. 361/370 de las actuaciones incidentales).

  6. Contra dicha resolución interpusieron recurso de casación el F. General, doctor A.A., en carácter de representante de la Unidad de Asistencia para Causas por Violaciones a los Derechos Humanos durante el Terrorismo de Estado, a fs. 383/392; y el doctor P.E.B., en representación de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, a fs. 399/405, ambos recursos concedidos por el tribunal a quo a fs. 395/96 y 411/12, respectivamente.

  7. Que los recursos supra mencionados fueron mantenidos por el titular de la Fiscalía Nro. 3 ante esta Excma. Cámara Federal de Casación Penal, doctor R.G.W. a fs. 445 y el doctor P.E.B., en representación de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, a fs. 444.

  8. 1) Del recurso fiscal El recurrente encauzó sus planteos por la vía de lo dispuesto en ambos motivos casatorios Fecha de firma: 30/09/2015 Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACIÓN Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA DE CASACION PENAL Firmado por: J.C.G., JUEZ CAMARA CASACION 2 Firmado por: G.M.H., JUEZ CAMARA CASACION Firmado(ante mi) por: J.Y.S., PROSECRETARIO DE CAMARA Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4 CFP 14216/2003/586/CFC327 previstos en el art. 456 del Código Procesal Penal de la Nación.

    1. Sostuvo que la resolución recurrida resulta equiparable a sentencia definitiva en los términos del artículo 457 del digesto procesal.

      Señaló que, en lo sustancial, lo decidido “termina con la acción penal pública regularmente promovida y mantenida por el Ministerio Público Fiscal en la extensión del proceso contra el imputando poniendo fin al pleito o haciendo imposible su continuación”.

      Asimismo, fundó la competencia de revisión amplia reconocida por la Corte Suprema de Justicia de la Nación a esta Excma. Cámara Federal de Casación Penal a partir del precedente “C.”.

    2. El impugnante alegó arbitrariedad en la decisión recurrida por entender que la misma contiene un defectuoso razonamiento, ya que si bien el tribunal a quo tuvo como premisa que V. participó de un plan de secuestro, tortura y eventual exterminio de prisioneros, finalmente concluyó que por haberse encontrado en uso de licencia el día en que se produjo el “traslado” de las víctimas, no podía imputársele los homicidios que se cometieron en su ausencia.

      Explicó que resulta insólita la solución arribada por el tribunal a quo, puesto que quien secuestra a una persona y la tortura con otros cómplices y acepta como posibilidad su ejecución desde el comienzo del hecho pero el día del asesinato que cometen los partícipes se ausenta del lugar del hecho, no resulta ajeno a la imputación del resultado más gravoso.

      En este sentido, afirmó que la decisión cuestionada sólo cuenta con una fundamentación aparente, en franca violación de las normas que acarrean sanción de nulidad (arts. 123 y 404 inc. 2º

      del C.P.P.N.), menoscabando directamente las garantías de tutela judicial efectiva, defensa en juicio y Fecha de firma: 30/09/2015 Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACIÓN Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA DE CASACION PENAL Firmado por: J.C.G., JUEZ CAMARA CASACION 3 Firmado por: G.M.H., JUEZ CAMARA CASACION Firmado(ante mi) por: J.Y.S., PROSECRETARIO DE CAMARA debido proceso con sustento en la doctrina de la arbitrariedad.

    3. El recurrente recordó que en oportunidad de prestar declaración indagatoria fue intimado por su intervención en el homicidio doblemente agravado de diecinueve personas, habiéndose probado, principalmente con la prueba colectada en el debate realizado por el juzgamiento de los hechos acaecidos en el centro clandestino de detención “ABO”, que esos detenidos fueron trasladados desde el “Olimpo” el día 6 de diciembre de 1978 para su posterior homicidio.

      Agregó que de esas diecinueve personas, sólo de diez se pudo reconocer los cuerpos o restos a partir del trabajo realizado por el Equipo Argentino de Antropología Forense y luego identificados por la Cámara Federal; en cambio, de las nueve personas restantes si bien no pudieron individualizarse sus cuerpos sí se tiene constancia que fueron trasladados el 6 de diciembre de 1978.

    4. Asimismo, dijo que a los fines de tener a V. como responsable de dichos homicidios, debía valorarse el largo tiempo que el nombrado formó parte del staff del CCD bajo estudio (Olimpo), esto es, entre el 2 de enero y el 30 de noviembre de 1978. Ello así, pues expresó que del testimonio de algunos damnificados (en especial, de E.G., se desprende que los propios detenidos sabían distinguir entre las liberaciones y los traslados (por la ropa que les daban y por lo que les decían los imputados), razón por la cual V. no quedaba ajeno a esta información.

    5. Mencionó como otro elemento para comprometer al imputado que “…tampoco puede dejar de tenerse en cuenta que el «hacer desaparecer» a las víctimas, mediante su homicidio y posterior ocultamiento de los cuerpos, fue un tramo que signó el plan sistemático de represión en toda su extensión, temporal y territorial, y que más allá de la forma en que se dio muerte a las mismas, que podía variar entre Fecha de firma: 30/09/2015 Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACIÓN Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA DE CASACION PENAL Firmado por: J.C.G., JUEZ CAMARA CASACION 4 Firmado por: G.M.H., JUEZ CAMARA CASACION Firmado(ante mi) por: J.Y.S., PROSECRETARIO DE CAMARA Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4 CFP 14216/2003/586/CFC327 disparos, arrojarlos al mar o al Río de la Plata entre otros métodos; tales prácticas se repitieron una y otra vez con respecto de las víctimas alojadas en centros clandestinos de detención y tortura, o incluso, privadas ilegalmente de la libertad en la vía pública, o asesinadas en el mismo momento de su individualización”.

      Así las cosas, sostuvo que si bien a la fecha en que se realizó el traslado V. ya no se encontraba en dicho CCD, lo cierto es que él tuvo contacto con los detenidos ilegales que finalmente fueron asesinados, sabiendo que el destino finalmente asignado a ellos era uno de los posibles que en forma inminente les esperaba. En apoyo a esta tesitura, recordó las consideraciones esbozadas por los magistrados del Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nro. 2 en la sentencia dictada el 22 de marzo de 2011 con respecto a los mismos hechos, respecto de la responsabilidad de J.C.A. y E.J.U..

    6. Por último, señaló que el tribunal a quo omitió explicar qué entiende por “aporte doloso”, y que de sus argumentos se advierte que sólo se focalizó

      en el dolo directo y no se le representó, si quiera, la posibilidad del denominado dolo eventual, que sería aplicable al caso, ya que V. conoció y puso en marcha el plan sistemático de aniquilamiento del “enemigo”, lo cual implicaba el eventual homicidio de las víctimas.

    7. Hizo reserva del caso federal.

      2) Del recurso de la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación a. El...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba