Sentencia de Cámara Federal de Casación Penal - CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 1, 2 de Junio de 2020, expediente FRO 059640/2017/TO01/3/CFC001

Fecha de Resolución 2 de Junio de 2020
EmisorCAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 1

Cámara Federal de Casación Penal -S. I- FRO 59640/2017/TO1/3/CFC1

N., M.A. s/ recurso de casación

.

Cámara Federal de Casación Penal REGISTRO Nº 521/20

la Ciudad de Buenos Aires, capital de la República ́ Argentina, a los 2 días del mes de junio de dos mil veinte,

la S. I de la Cámara Federal de Casación Penal, integrada por la doctora A.M.F. como presidenta, y los doctores D.A.P. y D.G.B. como vocales, reunida de manera remota y virtual de conformidad con los decretos 260/20, 297/20, 325/20,

355/20, 408/20, 459/20 y 493/20 del PEN, Acordadas 4/20,

6/20, 8/20, 10/20, 12/20, 13/20, 14/20 y 16/20 de la Corte Suprema de Justicia de la Nación –en adelante CSJN- y acordadas 3/20, 4/20, 5/20, 6/20, 7/20, 8/20, 9/20, 10/20,

11/20 y 12/20 de esta Cámara Federal de Casación Penal –en adelante CFCP-, asistidos por el secretario de cámara W.D.M., con el objeto de dictar sentencia en la causa FRO 59640/2017/TO1/3/CFC1 del registro de esta S., caratulada “N., M.Á. s/ recurso de casación”, de cuyas constancias RESULTA:

  1. ) Que de las constancias de la causa, a las hemos tenido acceso a través del sistema integral de gestión LEX100 surge que en fecha 29 de octubre de 2019, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal nº 3 de R.,

    provincia de Santa Fe, resolvió: “1) CONDENAR a MIGUEL

    ANGEL NUÑEZ, DNI Nº 23.814.856, como autor penalmente responsable del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, previsto y penado en el art. 5°

    inc. c) de la ley 23.737, a LA PENA DE CUATRO AÑOS DE

    Fecha de firma: 02/06/2020

    Firmado por: M.W.D., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL

    Firmado por: D.A.P., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL

    Firmado por: DIEGO G. BARROETAVEÑA, JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL

    PRISION, y MULTA de ciento doce mil quinientos pesos $112.500 (cf. art. 45 de la ley 23.737 y su modificación introducida por el art. 9 de la ley 27.302), accesorias legales y costas; declarándolo REINCIDENTE (cf. art. 50

    del CP)…” -ver fs. 207/vta y 208/216vta-(el destacado pertenece al original).

    Contra esa decisión, la defensa oficial interpuso recurso de casación a fs. 225/229/vta., que fue concedido a fs. 230/vta., y mantenido en esta instancia a fs. 237.

  2. ) Fundó su presentación el recurrente en las previsiones del artículo 456 del Código Procesal Penal de la Nación.

    Solicitó se deje sin efecto la sentencia por arbitrariedad por entenderla violatoria al derecho de defensa, a la inmediatez probatoria y a la publicidad del debate.

    En concreto, dijo que “se condena a M.Á.N. en base a los dichos de J.F.L. vertidos en el acta de procedimiento sin que se llamara a declarar a la misma durante el proceso…”, siendo que los dichos de la nombrada resultaban ser el único elemento de cargo, “ya que según el acta de procedimiento entregó una bolsa con estupefacientes que tenía en su poder y afirma que pertenecían a… N.”.

    Que “omitir la producción de prueba de cargo en el juicio, mediante la lectura del acta de procedimiento…

    afecta el derecho de defensa… deroga prácticamente la vigencia de la oralidad y nos remonta a los tiempos antes de la reforma del año 1992 del Código Procesal Penal de la Nación…”.

    Fecha de firma: 02/06/2020

    Firmado por: M.W.D., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL

    Firmado por: D.A.P., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL

    Firmado por: DIEGO G. BARROETAVEÑA, JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL

    Cámara Federal de Casación Penal -S. I- FRO 59640/2017/TO1/3/CFC1

    N., M.A. s/ recurso de casación

    .

    Cámara Federal de Casación Penal Consideró que “el fiscal no quiso poner en riesgo la credibilidad del relato de la señora J.F.L. y decidió no ofrecerla como testigo, ni en la instrucción, ni durante la celebración del juicio…” y que así la defensa se vio imposibilitada de contrainterrogar al testigo.

    Subsidiariamente cuestionó la calificación legal por la que fuera condenado su pupilo, argumentando la inexistencia de pruebas para considerarla tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

    Manifestó “no es cierto que la totalidad del estupefaciente entregado por J.F.L. se encontraba fraccionado en pequeños envoltorios… la mayor parte de la cantidad secuestrada no se encontraba fraccionada lo que descarta la ultraintención de tráfico,

    a lo que se suma la inexistencia de elementos de corte como azúcares reductores y materiales para su empaque…”,

    siendo que además “la cantidad secuestrada –apenas 416

    gramos de marihuana y 17,7 de cocaína- bajo ningún concepto se puede considerar abundante…”.

    Por último, con relación a las balanzas secuestradas, dijo “son elementos propios en cada cocina de un hogar…”.

    Para finalizar, hizo reserva del caso federal.

  3. ) Que en la oportunidad prevista por el artículo 466 del C.P.P.N., hizo su presentación en primer lugar la Defensa Pública Oficial ante la instancia –Dra.

    Fecha de firma: 02/06/2020

    Firmado por: M.W.D., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL

    Firmado por: D.A.P., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL

    Firmado por: DIEGO G. BARROETAVEÑA, JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL

    B.L.P.-, oportunidad en la que mantuvo y reiteró los agravios introducidos en el recurso de casación oportunamente interpuesto.

    En concreto, entendió que existió una errónea interpretación del art. 5° inc. “c” de la ley 23737 a la hora de dilucidar el alcance del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, en el que se requiere subjetivamente un elemento distinto del dolo (fines de comercialización).

    Sostuvo que en el caso no existían pruebas suficientes para sostener que la droga secuestrada estuviera inequívocamente destinada a ser comercializada y así, por aplicación del principio del beneficio de la duda,

    consideró que “lo único que se acreditó en el caso es la tenencia de estupefacientes para consumo personal…”.

    Para finalizar, solicitó la exención de pago de costas en la instancia por tener razones plausibles para litigar.

  4. ) Que en la misma oportunidad prevista por el art. 466 del C.P.P.N., hizo su presentación el F. General ante esta instancia, Dr. R.O.P., quien entendió que correspondía el rechazo del recurso de la defensa.

    Que el agravio del recurrente relacionado a la falta de la declaración de J.F.L. “se verifica como inconducente tan pronto se comprueba que la omisión denunciada se vio compensada por un cauce probatorio independiente que tornó innecesaria la exposición al debate de la denunciante, víctima a su vez de violencia de género…”.

    Fecha de firma: 02/06/2020

    Firmado por: M.W.D., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL

    Firmado por: D.A.P., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL

    Firmado por: DIEGO G. BARROETAVEÑA, JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL

    Cámara Federal de Casación Penal -S. I- FRO 59640/2017/TO1/3/CFC1

    N., M.A. s/ recurso de casación

    .

    Cámara Federal de Casación Penal Explicó que “la postura de víctima-testigo debe balancearse conjuntamente con los derechos del acusado de un modo tal de conciliar la tensión entre los principios de oralidad, inmediación y publicidad, que forman parte del derecho al debido proceso del imputado y los derechos de las víctimas de violencia de género a no ser revictimizadas y a su integridad física y psicológica…”.

    En concreto que las pruebas recolectadas resultaron “suficientes para tener por acreditado, sobre la base del conocimiento que surge de la lógica,

    experiencia y sentido común… el delito de tenencia aquí

    enrostrado…”.

    Asimismo, que el planteo subsidiario de la defensa también debía rechazarse ya que “la relevante cantidad secuestrada en el domicilio del imputado –

    suficiente para armar poco más de 700 cigarrillos de marihuana caseros- sumado a su fraccionamiento, diversidad y al hallazgo de dos balanzas de precisión en el domicilio, permiten concluir que la conducta se subsumía en la normativa cuestionada…”.

  5. ) Que en razón de lo solicitado por la defensa oficial de M.Á.N., con fecha 11 de mayo de 2020

    esta S. habilitó la feria judicial extraordinaria dispuesta como consecuencia de la emergencia pública sanitaria (Decretos 260/20, 297/20, 325/20, 355/20, 408/20,

    459/20 y 493/20 del PEN, Acordadas 4/20, 6/20, 8/20, 10/20,

    12/20, 13/20, 14/20 y 16/20 de la CSJN y Acordadas 3/20,

    Fecha de firma: 02/06/2020

    Firmado por: M.W.D., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL

    Firmado por: D.A.P., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL

    Firmado por: DIEGO G. BARROETAVEÑA, JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL

    4/20, 5/20, 6/20, 7/20, 8/20, 9/20, 11/20 y 12/20 de esta CFCP, ya mencionados).

    Superada la etapa prevista en el artículo 468 del Código Procesal Penal de la Nación, el Tribunal pasó a deliberar de manera remota y virtual (art. 469 del mismo cuerpo legal).

    Efectuado el sorteo de ley para que los señores jueces emitan su voto, resultó designado para hacerlo en primer término el doctor D.A.P., y en segundo y tercer lugar los doctores D.G.B. y A.M.F., respectivamente.

    El señor juez D.A.P. dijo:

    I.L., es menester señalar que de las constancias traídas a conocimiento de esta instancia,

    surgen elementos suficientes que justifican estar a la habilitación de la feria extraordinaria dispuesta por esta S. en fecha 11 de mayo del corriente año, como consecuencia de la emergencia pública sanitaria decretada en virtud de la pandemia por el COVID-19.

    Además, el recurso de casación interpuesto por la defensa oficial es formalmente admisible toda vez que del estudio de la cuestión sometida a inspección jurisdiccional se desprende que la parte recurrente invocó la errónea aplicación de la ley sustantiva y procesal. El pronunciamiento mencionado es cuestionable por la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba