Sentencia de Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca - CAMARA FEDERAL DE BAHÍA BLANCA, 11 de Junio de 2020, expediente FBB 015355/2018/2/CA001

Fecha de Resolución11 de Junio de 2020
EmisorCAMARA FEDERAL DE BAHÍA BLANCA

Poder Judicial de la Nación Expte. Nº FBB 15355/2018/2/CA1 – Sala II – Sec. 2

Bahía Blanca, 11 de junio de 2020.

VISTO: Este expediente Nº FBB 15355/2018/2/CA1, caratulado: “Legajo de

apelación… en autos: ‘SAPELLI, J.L. por FALSIFICACIÓN

DOCUMENTOS PÚBLICOS, DEFRAUDACIÓN CONTRA LA

ADMINISTRACIÓN PÚBLICA’”, venido del Juzgado Federal N° 2 de la sede, para

resolver la apelación deducida a fs. sub 55/56 contra el auto de procesamiento dictado

a fs. sub 46/53vta.

El señor Juez de Cámara, doctor L.S.P., dijo:

1ro.) La Sra. Jueza de grado –en lo que aquí interesa– decretó el

procesamiento –sin prisión preventiva– de J.L.S., por considerarlo ‘prima

facie’ autor material penalmente responsable del delito de defraudación contra la

administración pública (art. 174 inc. 5º del CP); reiterado en tres oportunidades –dos

hechos consumados y uno tentado– (art. 42 y siguientes del CP); en concurso ideal

(art. 54 del CP) con el delito de uso ilegítimo de un DNI anulado o reemplazado o que

corresponda a otra persona (art. 33 inc. d) de la Ley 17.671) y ordenó trabar embargo

sobre sus bienes y/o dinero hasta cubrir la suma de CUARENTA MIL PESOS

($40.000), monto por el cual se le hará la respectiva intimación dentro de los cinco (5)

días a contar desde su notificación y que en caso de incumplimiento, se librará oficio

de inhibición general de bienes, sirviendo la presente de suficiente mandamiento (fs.

sub 46/53vta.).

2do.) El Defensor Público Oficial de S. apeló a fs. sub

55/56 y a fs. sub 77/79vta. presentó el informe sustitutivo de la audiencia del art. 454

CPPN (Ac. CFBB nro. 72/08: 4to y 5to).

El defensor a) cuestionó la falta de constancia documental o

fílmica que permita corroborar la imputación; b) sostuvo que más allá de las

manifestaciones en principio autoincriminantes del encausado, no es viable –ni

legalmente válido– decidir la situación de mérito impugnada en estas condiciones; c)

entendió que no es posible constatar si el personal de la entidad bancaria actuó

correctamente y con la debida diligencia, es decir, si en efecto se le tomó la firma a

S. al momento de concurrir a la caja de la entidad, ni tampoco, si eventualmente

se compulsó debidamente esa firma con la registrada por el titular de la cuenta, y de

ello resultó que fueran similares; d) objetó que el procesamiento se sustente

Fecha de firma: 11/06/2020

Firmado por: N.A.Y., SECRETARIO DE CAMARA

Firmado por: P.E.L., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: L.S.P., JUEZ DE CAMARA

excluyentemente en dichos del propio imputado, cuando surge evidente la

imposibilidad de determinar si, al declarar como lo hizo, apuntó a no poner en

evidencia a algún responsable de los hechos investigados o “se hallaba bajo alguna

forma de coacción”; e) discrepó con la valoración que sin probanza alguna se afirme

que sólo medió confusión de parte de los cajeros; f) cuestionó que se concluya la

responsabilidad de su asistido, con fehaciente conocimiento que el nombrado no podrá

compulsar las presuntas filmaciones –ni documentos– que derivaron en su ulterior

individualización, frustrándose la posibilidad de cuestionarlas o ejercer derecho alguno

en relación a la prueba perdida, ni demostrar un posible origen ilícito de su

identificación y posterior sujeción a proceso; g) adujo que el único elemento de

convicción que funda la incriminación al encausado, es su propia versión de lo

ocurrido, resultando que no consta si su declaración obedeció a su espontánea decisión

o arrepentimiento; a no delatar a un posible autor mediato o –en hipótesis– a hallarse

bajo amenaza; h) disintió con la calificación atribuida –defraudación a una

administración pública–, toda vez que de corroborarse la maniobra en el modo que se

afirma la acusación, se habría intentado extraer dinero de una cuenta particular

utilizando un documento de identidad ajeno; i) expresó que la consumación del hecho

se habría producido por propia negligencia de parte de la entidad bancaria y que en

todo caso fue eso lo que pudo...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba