Sentencia de Cámara Federal de Casación Penal - CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 3, 26 de Octubre de 2017, expediente FCB 093000040/2008/TO01/8/2/CFC006

Fecha de Resolución26 de Octubre de 2017
EmisorCAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 3

Sala III Causa Nº FCB 93000040/2008/TO1/8/2/CFC6 Cámara Federal de Casación Penal “D., C.A. s/recurso de casación”

Registro nro.: 1287/17 n la Ciudad de Buenos Aires, a los 26 días del mes de octubre de dos mil diecisiete, se reúnen los miembros de la Sala Tercera de la Cámara Federal de Casación Penal, doctores J.C.G., E.R.R. y C.A.M., bajo la presidencia del primero de los nombrados, asistidos por la Prosecretaria de Cámara, doctora M.V.P., con el objeto de dictar sentencia en la causa N° FCB 93000040/2008/TO1/8/2/CFC6 del registro de esta Sala, caratulada “DIAZ, C.A. s/recurso de casación”.

Representa al Ministerio Público el señor F. General doctor G.P.B. y a la defensa de C.A.D., la doctora M.E.D.L..

Efectuado el sorteo para que los señores jueces emitan su voto, resultó que debía observarse el siguiente orden: doctor E.R.R., doctor C.A.M. y doctor J.C.G..

VISTOS

Y CONSIDERANDO:

El señor juez doctor E.R.R. dijo:

PRIMERO
  1. - Llega el legajo a conocimiento de esta alzada a raíz del recurso de casación obrante a fs. 17/35, interpuesto por el señor defensor oficial coadyuvante integrante de la Unidad de Letrados Móviles para causas de Lesa Humanidad, doctor J.P.F., en favor de C.A.D., contra la sentencia de fs. 11/16, dictada por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal n° 1 de Córdoba, mediante la cual se resolviera, en lo que aquí interesa: “Denegar la libertad condicional a C.A.D.…”.

  2. - El Tribunal interviniente concedió a fs. 45/46 el Fecha de firma: 26/10/2017 remedio impetrado.

    Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: C.A.M., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL 1 Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: MARÍA VICTORIA PODESTA, PROSECRETARIA DE CAMARA #30091967#191931667#20171026131059963 3.- El recurrente encauza sus agravios en los incisos 1° y 2° del artículo 456 del Código Procesal Penal de la Nación.

    En primer lugar, planteó la inobservancia de la ley sustantiva por haberse aplicado la ley más gravosa para el imputado y no la más benigna, prevista en el art. 2 de la ley 24.390.

    En este sentido, sostuvo que “…el cómputo privilegiado por el art. 7mo de la ley 24390, fue pensado con un sentido ‘indemnizatorio’ (…). La sanción de la norma obedecía al deber del Estado de ‘indemnizar’ de algún modo a aquellos que habían sufrido (o sufren) una duración irrazonable de la prisión preventiva, por una extensión irrazonable del proceso en su contra, vejándose en ambos casos el principio de inocencia y el derecho a la libertad individual.”

    Asimismo, agregó que “… el tribunal no sólo le niega a mi defendido la aplicación ultraactiva de una ley más benigna intermedia entre la fecha del hecho y la fecha de la sentencia, sino que tampoco le aplica la ley vigente al tiempo de comisión del hecho (momento en que ni siquiera existía la ley 24.390), es decir, el objeto que la ley 27.362 trata de interpretar desde hace menos de un mes, así como tampoco existía la ley 27.156”.

    Por otro lado, consideró que la resolución impugnada es arbitraria por que omitió tratar los argumentos esgrimidos por la defensa, no respetando el derecho a la igualdad.

    Hizo reserva del caso federal.

  3. - Habiéndose cumplido con las previsiones del artículo 465 bis del Código Procesal Penal de la Nación en función del 454 y 455 ibídem (texto según ley 26.374), oportunidad en la que la defensa oficial mantuvo el recurso y Fecha de firma: 26/10/2017 Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: C.A.M., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: EDUARDO R. RIGGI, JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: MARÍA VICTORIA PODESTA, PROSECRETARIA DE CAMARA #30091967#191931667#20171026131059963 Sala III Causa Nº FCB 93000040/2008/TO1/8/2/CFC6 Cámara Federal de Casación Penal “D., C.A. s/recurso de casación”

    presentó breves notas, el incidente quedó en condiciones de ser resuelto.

SEGUNDO
  1. - A fin de analizar adecuadamente la cuestión traída a conocimiento de esta Alzada, corresponde en primer término señalar someramente los argumentos por los cuales los señores jueces del Tribunal Oral en lo Criminal Federal n° 1 de Córdoba, no hicieron lugar a la solicitud de libertad condicional a favor de C.A.D..

    Así pues, destacaron que “(…) C.A.D., resultó condenado por los delitos de privación ilegítima de la libertad calificada por tratarse de un funcionario público, agravada por el uso de violencia, por la duración (más de un mes) y por haberse cometido para compeler a la víctima a hacer, no hacer o tolerar algo a lo que no estuviese obligada (tres hechos en concurso real); imposición de tormentos agravada por la condición de perseguido político de la víctima (cuatro hechos en concurso real); y coautor por dominio funcional de homicidio doblemente calificado por alevosía y por el concurso de una pluralidad de partícipes (cuatro hechos en concurso real); todo en concurso real.”.

    Continuaron diciendo que “de acuerdo al análisis y criterio adoptado en el pronunciamiento dictado en su oportunidad por este Tribunal (…), se tratan de delitos instantáneos, por lo que de acuerdo al principio de legalidad contenido en el art. 18 de la CN, la ley aplicable sería aquella vigente al momento de comisión de los hechos, esto es cuando se consumaron en la década del 70”.

    En este orden, señalaron que “… no les caben las mismas apreciaciones que hemos formulado en otras actuaciones (…) con respecto a los delitos permanentes, en tanto, con respecto a estos últimos resulta claramente inaplicable la Fecha de firma: 26/10/2017 retroactividad de ley penal más benigna prevista por el art. 2 Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: C.A.M., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL 3 Firmado por: EDUARDO R. RIGGI, JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: MARÍA VICTORIA PODESTA, PROSECRETARIA DE CAMARA #30091967#191931667#20171026131059963 del Código Penal. Por el contrario, no existiría en principio objeción, para la aplicación del art. 2 CP a los delitos instantáneos”.

    Ahora bien, atento que “…se han (…) fijado nuevos criterios de tribunales internacionales –tal el caso del precedente ‘A.’-, a lo que cabe añadir el voto minoritario en el caso ‘Muiña’ de la CSJN, y en forma determinante las leyes 27.156 y 27.362, todas las cuales ya fueron objeto de análisis y que, consideramos, zanjan la discusión con relación a la aplicación al caso del art. 7 de la ley 24.390, resultando claramente excluidos de tal posibilidad, los delitos de lesa humanidad, por todo lo cual corresponde denegar la libertad condicional peticionada por la defensa de C.A.D. con aplicación del art. 7 de la ley 24.390” (el resaltado nos pertenece).

  2. - Más allá de las interpretaciones que formulara el Tribunal en su fallo y analizado el caso a estudio, entendemos que corresponde ajustar lo decidido en la instancia previa a los lineamientos fijados por el Alto Tribunal en su reciente fallo “B., R.B.A. y otro s/ recurso extraordinario”, causa 1574/2014/RH1, del 03/05/17; ello así, por cuanto, desde antaño e invariablemente hemos sostenido la necesidad de que los tribunales inferiores acaten la doctrina que surge de los precedentes emanados de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (conf. nuestros votos en las causas n°

    1975, “O.C., O.G. s/ recurso de casación”, registro n° 168, del 16 de abril de 1999, n° 4839, “G., J.M. y otros s/recurso de casación”, registro n°

    101/04 del 11 de marzo de 2004, n° 4804 “S., O.R. y otro s/recurso de casación”, registro n° 154/04 del 19 de mayo de 2004 -entre muchos otros-) y atendiendo al indiscutible carácter que ostenta el Máximo Tribunal de ser el Fecha de firma: 26/10/2017 Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: C.A.M., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: EDUARDO R. RIGGI, JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: MARÍA VICTORIA PODESTA, PROSECRETARIA DE CAMARA #30091967#191931667#20171026131059963 Sala III Causa Nº FCB 93000040/2008/TO1/8/2/CFC6 Cámara Federal de Casación Penal “D., C.A. s/recurso de casación”

    último intérprete de la Constitución Nacional y las leyes de la República dictadas en consecuencia.

    En efecto, en los precedentes citados hemos destacado que si bien lo decidido por la Corte Suprema de Justicia de la Nación sólo genera la carga legal de su acatamiento en el mismo caso donde se pronunció, desde antaño se ha considerado apropiado y razonable ampliar esta obligación a los supuestos donde se ventilen situaciones equivalentes a aquellas sobre las cuales el Alto Tribunal se ha expresado. Ello así, toda vez que siendo este órgano la cabeza de uno de los poderes del Estado, está investida por la Constitución Nacional como el máximo tribunal de justicia de la República para interpretar sus normas y las leyes que se dicten en su consecuencia; por lo que sus decisiones y el resguardo de su integridad interesa fundamentalmente tanto a la vida de la Nación, su orden público y la paz social cuanto a la estabilidad de sus instituciones y, muy especialmente, a la supremacía de la Constitución en que aquéllas se sustentan. “La Corte Suprema es el tribunal en último resorte para todos los asuntos contenciosos en que se le ha dado jurisdicción, como pertenecientes al Poder Judicial de la Nación. Sus decisiones son finales. Ningún tribunal las puede revocar. Representa en la esfera de sus atribuciones, la soberanía nacional, y es tan independiente en su ejercicio, como el Congreso en su potestad de legislar, y como el Poder Ejecutivo en el desempeño de sus funciones … Esta es la doctrina de la Constitución, la doctrina de la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba