Sentencia de Cámara Federal de Casación Penal - CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 3, 23 de Junio de 2017, expediente FSA 076000073/2011/TO01/16/2/CFC032

Fecha de Resolución23 de Junio de 2017
EmisorCAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 3

Sala III Causa Nº FSA Cámara Federal de Casación Penal 76000073/2011/TO1/16/2/CFC32 “D., C.D. s/recurso de casación”

Registro nro.: 561/17 la Ciudad de Buenos Aires, a los 23 días del mes de junio de 2017 dos mil diecisiete se reúnen los miembros de la Sala Tercera de la Cámara Federal de Casación Penal, doctores J.C.G., E.R.R. y A.E.L., bajo la presidencia del primero de los nombrados, asistidos por la Prosecretaria de Cámara, doctora M.V.P., con el objeto de dictar sentencia en la causa nº FSA 76000073/2011/TO1/16/2/CFC32 del registro de esta Sala, caratulada “D., C.D. s/recurso de casación”. Representa al Ministerio Público el señor F. General, doctor R.O.P. y ejerce la defensa pública oficial del imputado, la doctora M.E.D.L..

Efectuado el sorteo para que los señores jueces emitan su voto, resultó que debía observarse el siguiente orden: doctor E.R.R., doctora A.E.L. y doctor J.C.G..

VISTOS

Y CONSIDERANDO:

PRIMERO

El señor juez doctor E.R.R. dijo:

  1. - El Tribunal Oral Federal de Jujuy, resolvió: “1º)

    NO HACER LUGAR al pedido de prisión domiciliaria solicitado a favor del Sr. C.D.D.… 2º) Hacer saber al Complejo Penitenciario Federal Nº 9 que deberá garantizar la realización de controles médicos periódicos y el cumplimiento estricto en el suministro de los medicamentos necesarios si así lo requiriese -para tratar las dolencias que pudiere eventualmente presentar-

    para que el estado de salud del interno se mantenga estable y gestionar los turnos médicos necesarios” -fs. 1/6-.

    Contra dicha decisión, la defensa del nombrado interpuso recurso de casación a fs. 9/17, remedio que fue concedido por el a quo a fs. 18.

  2. - En su presentación recursiva, la defensa cuestiona que no se haga lugar al beneficio solicitado por haber sido, su asistido, condenado por delitos de lesa humanidad.

    Critica también que no se haya tenido en cuenta el arraigo que ostenta y las limitaciones propias de la edad.

    En este sentido, recuerda que su defendido tiene sustento propio, cuenta con una persona adulta responsable que Fecha de firma: 23/06/2017 Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: EDUARDO R. RIGGI, JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.E.L., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL 1 Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: MARÍA VICTORIA PODESTA, PROSECRETARIA DE CAMARA #29772002#182132623#20170623113545398 asumiría el compromiso de velar por el cumplimiento de la medida y tiene domicilio fijo.

    Por otro lado, menciona las patologías que presenta tanto el interno como su mujer -Sra. L.- la cual carece de personas afectivas que puedan asistirla -solo vecinos- y que se encuentra a una distancia de más de 400 km del lugar de detención de su esposo.

    En virtud de lo expuesto, solicita se haga lugar a la impugnación deducida.

    Por último, hace reserva del caso federal.

  3. - Celebrada la audiencia prevista por el art. 465 bis del CPPN, el incidente quedó en condiciones de ser resuelto.

SEGUNDO
  1. - A fin de analizar adecuadamente la cuestión traída a conocimiento de esta Alzada, corresponde en primer término señalar someramente los argumentos por los cuales, el Tribunal Oral Federal de Jujuy denegó el pedido de prisión domiciliaria formulado en favor de C.D.D..

    Al respecto, indicaron los magistrados de la instancia anterior que, conforme se desprendía del informe practicado por el Cuerpo Médico Forense, las patologías que presentaba el interno permitían su permanencia en una unidad detención, recomendándose la realización de controles periódicos.

    En esa línea resaltaron que las conclusiones a las que arribaron fueron claras, precisas y relevantes en cuanto denotan que el encausado presenta buen estado de salud.

    Y que si bien, D. a la fecha tiene 73 años de edad, esta causal no opera por sí sola, sino que deben conjugarse otros elementos de naturaleza objetiva.

    Por otro lado y en lo que respecta a las patologías que presenta su mujer, Sra. L., -que la defensa considera que la situación encuadra en las previsiones del inciso f)- sostuvieron que no resultaban de una entidad tal que revistiesen gravedad.

    Dejaron asentado que, en el eventual caso de que requiera atención o asistencia, cuenta con personas que puedan asistirla -cnf. se desprende del informe socio ambiental practicado por Gendarmería Nacional-.

    En base a todo lo expuesto concluyeron afirmando que, C.D.D., no encuadra dentro de las condiciones establecidas en el art. 32 inc. a), c) y f) de la ley 24.660 modificada por ley 26.472, resultando posible que permanezca en Fecha de firma: 23/06/2017 Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: EDUARDO R. RIGGI, JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.E.L., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: MARÍA VICTORIA PODESTA, PROSECRETARIA DE CAMARA #29772002#182132623#20170623113545398 Sala III Causa Nº FSA Cámara Federal de Casación Penal 76000073/2011/TO1/16/2/CFC32 “D., C.D. s/recurso de casación”

    el contexto carcelario sin que ello implique un agravamiento de su situación de salud.

  2. - Sentados los fundamentos del tribunal, corresponde entonces analizar si en el caso concreto se verifica alguno de los supuestos para el otorgamiento de la prisión domiciliaria.

    En este punto, debemos necesariamente recordar que la modalidad domiciliaria de la prisión no debe ser concedida de manera automática, pues el juzgador deberá efectuar un análisis de la particular situación del imputado, a fin de determinar la viabilidad y conveniencia de este excepcional modo de cumplimiento de la detención.

    En ese sentido nos hemos expedido en el precedente “T., H. s/recurso de casación” (reg. 235/07 del 15/03/07 de la Sala III), en el que sostuvimos que “partiendo de la premisa de que el legislador al crear tal disposición le otorgó facultad al juez para aplicarla, deberá evaluarse en cada caso particular la conveniencia o no de disponer la excepción a que se alude”. Ello se deduce del preciso verbo empleado por el legislador, en tanto estableció que el juez de ejecución “podrá”

    disponer que la pena sea cumplida en detención domiciliaria (artículo 32 de la ley 24.660).

    Sentado ello, y yendo entonces a la particular situación de C.D.D., cabe señalar, en primer lugar, que no se encuentra controvertido en el legajo que el nombrado supera la edad de 70 años (cuenta con 73 años de edad), motivo por el cual, su situación encuadra específicamente en la causal prevista por el inciso d) del art. 32 de la ley 24.660.

    Tal como hemos sostenido en numerosos precedentes de la Sala III, en modo alguno podría sostenerse que la situación del imputado -para acceder a este modo morigerado de cumplimiento de la detención- debería encuadrar en todas las causales previstas, pues la diversidad de situaciones contempladas conducirían a que en la práctica el beneficio sea meramente enunciativo, por la imposibilidad de que concurran todos los requisitos en una misma persona (cfr. causas n° 10.404 “M., L.B. s/rec.

    de casación”, reg. 513/09 del 29/04/2009; nº 10.402 “M., L.A. s/rec. de casación”, reg. 515/09 del 29/04/2009; n°

    9942 “Vega, C.A. s/ recurso de casación”, reg. 228/09 del 11/03/2009).

    Fecha de firma: 23/06/2017 Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: EDUARDO R. RIGGI, JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.E.L., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL 3 Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: MARÍA VICTORIA PODESTA, PROSECRETARIA DE CAMARA #29772002#182132623#20170623113545398 La autonomía del presupuesto etáreo respecto de las restantes situaciones previstas en la norma, pero en particular de aquélla establecida en el inciso “a” (enfermedad que no pueda ser tratada adecuadamente intra muros), resulta evidenciada por las disposiciones del artículo 33 de la ley nº 24.660, el que establece que “La detención domiciliaria debe ser dispuesta por el juez de ejecución o competente. En los supuestos a), b) y c)

    del artículo 32, la decisión deberá fundarse en informes médico, psicológico y social”. De modo que en el presupuesto que nos convoca en la presente coyuntura, previsto en el inciso “d” de la citada norma, el legislador concibió que puede prescindirse del análisis referido al estado de salud del interno.

    Acreditado entonces que el caso de D. encuadra en uno de los supuestos legalmente previstos para acceder al beneficio y sentado que esa causal es independiente de las demás por imperativo legal, debemos entonces determinar si en el caso concurren o no riesgos procesales para establecer si finalmente corresponde o no el otorgamiento de la prisión domiciliaria.

    En tal sentido, teniendo en cuenta que el beneficio aquí solicitado constituye una forma morigerada de cumplimiento de la detención y que en el caso se trata de una persona de 73 años de edad...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR