Sentencia de Cámara Federal de Casación Penal - CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 3, 14 de Julio de 2017 (caso Legajo Nº 2 - DAMNIFICADO: BOGADO JESSICA DANIELA PROCESADO: ROJAS ESTEBAN s/LEGAJO DE CASACION)

Fecha de Resolución:14 de Julio de 2017
Emisor:CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 3
 
EXTRACTO GRATUITO

Cámara Federal de Casación Federal -Sala

III- CCC 39236/2010/TO1/2/CFC1 Cámara Federal de Casación Penal “ROJAS, E. s/ recurso de casación”

Registro nº: 738/17 la Ciudad de Buenos Aires, a los 14 días del mes de julio de 2017, se reúnen los miembros de la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal, doctores J.C.G., G.M.H. y Á.E.L., bajo la presidencia del primero de los nombrados, asistidos por la Secretaria de Cámara, doctora M. de las Mercedes López Alduncin, con el objeto de dictar sentencia en la causa CCC 39236/2010/TO1/2/CFC1, “ROJAS, E. s/ recurso de casación”. Representa al Ministerio Público Fiscal el doctor R.O.P., y a la defensa pública oficial de E.R., el doctor J.E.L.C..

Efectuado el sorteo para que los señores Jueces emitan su voto, resultó el siguiente orden: G., H. y L..

VISTOS

Y CONSIDERANDO:

El señor juez doctor J.C.G. dijo:

  1. Que con fecha 17 de diciembre de 2013, esta Sala III -con otra integración- en lo que aquí interesa, resolvió: “HACER LUGAR al recurso de casación deducido a fs.

    342/355 vta. por el F. General a cargo de la Fiscalía Nº

    13 ante los Tribunales Orales de la Capital Federal, doctor J.C.C.; CASAR el decisorio que viene recurrido y CONDENAR a ESTEBAN ROJAS a la pena de DIEZ (10) AÑOS DE PRISIÓN, accesorias legales y costas de la instancia anterior, como autor penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal reiterado en dos oportunidades —2 hechos, identificados como “1” y “2”— que concurren realmente entre sí; sin costas en esta instancia (arts. 45, 55, 119 párrafo 3º —en función del 1º párrafo— del C.P. y 403, 470, 530 y 531 del C.P.P.N.)”.

    Contra esa decisión, su defensa pública oficial, a cargo del doctor J.E.L.C., interpuso el Recurso Extraordinario Federal de fs. 481/504, que denegado, motivó el recurso de queja de fs. 506/511.

  2. Que con fecha 30 de agosto de 2016, la Corte Suprema de Justicia de la Nación, con remisión a las Fecha de firma: 14/07/2017 1 Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.E.L., JUEZ DE CAMARA CASACION Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CASACION SUBROGANTE Firmado(ante mi) por: MARIA DE LAS MERCEDES LOPEZ ALDUNCIN, SECRETARIA DE CAMARA #28879514#183803658#20170714113950575 consideraciones desarrolladas en el fallo dictado en la causa CSJ 429/2012 (48-D) “Duarte, F. s/recurso de casación”, rta. el 5/8/14, resolvió hacer lugar a la queja, declarar procedente el recurso extraordinario con los alcances dados en el citado fallo, y remitir la causa a esta Cámara Federal de Casación Penal para que en la forma que lo disponga, asegure respecto del recurrente el derecho consagrado en el artículo 8.2.h. de la Convención Americana sobre Derechos Humanos -fs. 520-.

    Radicada la causa ante esta Sala III, y previa aceptación de las respectivas excusaciones de los doctores L.E.C., E.R.R. y M.H.B., con fecha 15 de diciembre de 2016 se hizo saber a las partes que el Tribunal quedó integrado por los doctores Gustavo M.

    Hornos, Á.E.L. y quien suscribe.

  3. Luego de una breve reseña sobre la procedencia del remedio federal impetrado, de la resolución del tribunal oral y del recurso de casación de la fiscalía, la defensa planteó la arbitrariedad de la valoración de la prueba en la sentencia dictada en la instancia.

    En ese sentido, refirió que, receptando el argumento del acusador público, la resolución postula que no resulta coherente entender acreditado el abuso sexual sobre la base del testimonio de la víctima y no el acceso carnal denunciado.

    Al respecto, consideró que no se advierte cual sería la inconsecuencia que se señala, en tanto en su opinión no existe nada anormal en una sentencia que tenga por probados, con el grado de certeza requerido, algunos extremos de la imputación y no otros, aun sobre la base de un mismo elemento de prueba, en este caso la declaración de la menor.

    Sobre dicho testimonio, sostuvo que no resultó

    categórico respecto de la existencia de penetración en el hecho de septiembre de 2010, en tanto hizo una escueta referencia en orden a que “habría dolido más o menos” y que había sentido un líquido en su cuerpo y en su bombacha.

    Según su perspectiva, esta última cuestión, destacada por la anterior integración de esta Sala, parece Fecha de firma: 14/07/2017 2 Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.E.L., JUEZ DE CAMARA CASACION Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CASACION SUBROGANTE Firmado(ante mi) por: MARIA DE LAS MERCEDES LOPEZ ALDUNCIN, SECRETARIA DE CAMARA #28879514#183803658#20170714113950575 Cámara Federal de Casación Federal -Sala

    III- CCC 39236/2010/TO1/2/CFC1 Cámara Federal de Casación Penal “ROJAS, E. s/ recurso de casación”

    confundir la existencia de una eyaculación con la penetración requerida por el acceso carnal típico, remarcando que quizás la demora en la concurrencia a un centro asistencia de más de 20 días de acaecido el suceso, permitió que se fugara prueba valiosa para acreditar o desechar dicha circunstancia.

    En ese aspecto, afirmó que dicha demora no puede ser suplida con presunciones en contra de su asistido, pues proceder de tal modo importaría una clara violación del principio de inocencia.

    Además de ello, explicó que tampoco resulta inequívoco el resultado del examen ginecológico efectuado que dio cuenta de un “himen anormal desflorado”, ya que, fuera por la demora u otra causa, no ha podido determinarse su datación.

    En efecto, alegó que si no se pudo determinar siquiera en forma aproximada la fecha de la rotura del himen, mal puede utilizarse dicha conclusión para aseverar el acceso carnal atribuido.

    Respecto del informe, insistió en la falta de fundamentación de sus afirmaciones, en tanto se le pidió que explique si arribó a tal conclusión por visualización directa o con instrumentos y nada responde, pero principalmente, porque no existen evidencias científicas de esa desfloración.

    Con citas de doctrina especializada, destacó

    la meticulosidad que había que tener sobre el punto, agregando que no se precisaron detalles tales como si se trataba de un himen elástico o si tenía algún tipo de escotadura o desgarro, y que la conclusión no aparece siquiera acompañada de fotografías; agregando que de la prueba acumulada no surge rastro alguno de manifestaciones de violencia ni de enfermedades de transmisión sexual.

    Así, remarcó que también hay dudas acerca de la existencia de relaciones sexuales con anterioridad al suceso narrado, no para restarle gravedad a la denuncia, sino más bien para entender el carácter relativo del resultado del examen ginecológico.

    En otro orden, advirtió sobre las contradicciones entre los propios familiares respecto de las Fecha de firma: 14/07/2017 3 Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.E.L., JUEZ DE CAMARA CASACION Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CASACION SUBROGANTE Firmado(ante mi) por: MARIA DE LAS MERCEDES LOPEZ ALDUNCIN, SECRETARIA DE CAMARA #28879514#183803658#20170714113950575 relaciones de noviazgo que tuviera la denunciante. Así, mencionó que su madre aseguró que la menor “no tuvo novios, ni salió con ningún pibe”, en igual sentido que su pareja, quien dijo que “ni siquiera salía a la calle”, cuando de la entrevista psiquiátrica de la menor con el médico forense Segovia se arriba a una conclusión opuesta.

    Que en efecto, en dicha ocasión se dijo que la víctima tuvo dos novios, aunque se niega que haya intimado con alguno de ellos.

    Según su visión, aquello revela o que la madre y su pareja falsearon la verdad, o que no conocían cuales eran sus vínculos. En igual sentido, es decir sin agregar nada para acreditar el acceso carnal endilgado, deben ser consideradas las conclusiones a las que arribara la licenciada en psicología M.L.M., quien habló

    de “maniobras compatibles con victimización sexual”, y que “evidenció un conocimiento sexual inesperado para su edad”, o las arribadas en el servicio de psicología del Cuerpo Médico Forense, de donde surge que “la niña presenta indicadores psíquicos de haber sido sometida a algún tipo de abuso sexual compatible con los hechos denunciados”.

    Destacó que ninguno de esos informes discrimina entre un abuso sexual con o sin acceso carnal, por lo que invocarlos para pretender refutar la falta de certeza denunciada por los integrantes del tribunal oral resulta contrario a la lógica y, por ende, arbitrario, al pretender extraer de sus conclusiones algo que allí no se ha dicho.

    A su criterio, al casar la sentencia sobre este punto, se ha desconocido la vigencia del principio de inocencia, que requiere que la condena se base en una convicción más allá de toda duda razonable.

    En esa línea, con citas de jurisprudencia profusa, insistió en que la certeza apodíctica exigida para un pronunciamiento condenatorio reclama que no exista la posibilidad de que los hechos hubieran sucedido de otra forma, extremo que en el particular no se ha verificado, violando de tal forma el principio constitucional invocado en perjuicio de su asistido.

    Fecha de firma: 14/07/2017 4 Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.E.L., JUEZ DE CAMARA CASACION Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CASACION SUBROGANTE Firmado(ante mi) por: MARIA DE LAS MERCEDES LOPEZ ALDUNCIN, SECRETARIA DE CAMARA #28879514#183803658#20170714113950575 Cámara Federal de Casación Federal -Sala

    III- CCC 39236/2010/TO1/2/CFC1 Cámara Federal de Casación Penal “ROJAS, E. s/ recurso de casación”

    Respecto del segundo hecho, previa transcripción de sus argumentos, entendió que la Sala casatoria incurrió en el mismo vicio de falta de fundamentación que caracteriza al recurso del acusador público, en tanto nuevamente se afecta el principio de inocencia junto con el derecho a ser oído.

    En tal sentido, sostuvo que la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA