Sentencia de Cámara Federal de Casación Penal - CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 1, 9 de Mayo de 2018, expediente FCR 032052134/2004/TO01/10/CFC003

Fecha de Resolución 9 de Mayo de 2018
EmisorCAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 1

CFCP - Sala I FCR 32052134/2004/TO1/10/CFC3 “SCHABNER, H.E.R.N.°:336/18 s/recurso de casación”

Cámara Federal de Casación Penal la ciudad de Buenos Aires, a los 9 días del mes de mayo del año dos mil dieciocho, se reúne la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal integrada por el doctor Eduardo R.

Riggi como P. y las doctoras A.M.F. y L.E.C., asistidos por el S. actuante doctor W.M., a los efectos de resolver el recurso de casación interpuesto por la Defensa Pública Oficial en la presente causa FCR 32052134/2004/TO1/10/CFC3 caratulada “SCHABNER, H.E. y otros s/recurso de casación”

Interviene representando al Ministerio Público Fiscal el señor F. General doctor R.G.W.; al primer grupo de querellantes, constituido por R.F., V.A., J.A., L.C., M.C., A.G., J.R. y H.R., los doctores L.D., G.L. y C.M.; al segundo grupo de querellantes, constituido por E.D. y A.P., el doctor B.Z.; al tercer grupo de querellantes –adhesivos- compuesto por L.M., R.M., C., L., P. y M.L.; C.S., M.C., S., M.R. y A.M.M.; M.Z.; C.M.; N.F.; L.M.; N.V.; L.V.; K. y J.A.; H.C., el doctor C.M.; finalmente, la Defensa Pública Oficial ejerce la representación de E.L. y H.E.S. 1º) Que el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Santa Cruz, mediante sentencia de fecha 18 de diciembre de 2014 (cuyos fundamentos fueron dados a conocer el 5 de febrero de 2015), resolvió, en lo que aquí interesa:

Fecha de firma: 09/05/2018 1 Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24779659#204622822#20180509120326700 “1.-) CONDENAR a H.E.S. y E.L. de las demás circunstancias personales obrantes en el exordio, como coautores penalmente responsables del delito de E.C. agravado por la muerte de 14 personas (art. 189, 2do. párrafo, del Código Penal), a la pena de tres (3) años de prisión de ejecución condicional, con mas las costas del proceso (art. 530 del C.P.P.N.); (...) 3.-)

Imponer a los condenados H.E.S. y E.L. las normas de conducta previstas por los incisos 1 y 3 del art. 27 bis del C.P.A. por igual lapso que el de la condena, conforme se determina en el considerando correspondiente...” (el resaltado obra en el original) –cfr.

fs. 4441 y vta. y 4442/4707—.

Contra dicha resolución interpuso recurso de casación la Defensa Pública Oficial de H.E.S. y E.L. a fs. 4712/4742, recurso que fue concedido por el a quo a fs. 4744 y vta, y mantenido en esta instancia a fs. 4760.

  1. ) Que el recurrente efectuó su presentación con sustento en las previsiones de los incisos 1º y 2º del art.

    456 del CPPN.

    2.1) Consideró en primer lugar que no se ha probado que sus asistidos hubiesen podido prever el resultado dañoso que se produjo, y que no hay responsabilidad penal en ellos.

    Estimó que dicha responsabilidad no se asienta en pruebas incontrastables, sino que existen diversas miradas posibles y que el Tribunal eligió arbitrariamente aquellas que servían para dictar una condena respecto de S. y L., efectuando un recorte perjudicial para sus asistidos.

    Sostuvo que “la realidad debe ser apreciada en su justa medida a partir de lo que sucedía en el año 2004, tras el vacimiento de la empresa provocado por quien había tenido 2 Fecha de firma: 09/05/2018 Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24779659#204622822#20180509120326700 CFCP - Sala I FCR 32052134/2004/TO1/10/CFC3 “SCHABNER, H.E. s/recurso de casación”

    Cámara Federal de Casación Penal la concesión del Yacimiento durante casi diez años que, gracias a la absoluta pasividad del órgano de contralor (...)

    se dedicó al vacimiento constante y premeditado del establecimiento, dejándolo en las condiciones que resultaron propicias, aunque imprevisibles para mis defendidos, para que finalmente se produjera el incendio que motivó estos actuados”.

    Criticó al respecto distintos aspectos evaluados por el Tribunal dirigidos a sustentar la decisión condenatoria adoptada.

    Sobre la exigencia de mantener un nivel de producción de carbón que el Tribunal tuviera como criterio que impulsaba el accionar de los aquí condenados, la defensa entendió que resulta errado el razonamiento seguido por el Tribunal.

    Luego de citar los distintos objetivos de los Decretos emitidos por el Poder Ejectuvio Nacional nº

    1034/2002 y 1277/03 -vinculados alegó con la rescición de la concesión, designación de auditores y la realizacion de una auditoría en el Complejo Carbonífero Río Turbio el primero, mientras que el segundo se orientó a la necesidad de aumentar la producción de carbón-, sostuvo que “... cuando el Tribunal asegura que existía una necesidad de contar con recursos propios provenientes de la venta de carbón y que ello se convirtió en un objetivo prioritario para quienes tomaban las decisiones gerenciales (pág. 476, fs. 4679), en realidad está

    alterando los hechos de modo perjudicial para mis defendidos, que se limitaron a cumplir la misión para la que habían sido contratados por el Estado: tornar sustentable el establecimiento, pero sin descuidar los aspectos sobre los que estaban trabajando, vinculados con la seguridad del Fecha de firma: 09/05/2018 3 Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24779659#204622822#20180509120326700 personal y las instalaciones, tal como ellos mismos relataron y como corroboraron los distintos testigos de la causa, que afirmaron que desde el regreso del Estado habían ido mejorando paulatinamente las cosas. Destacaron, por ejemplo, que durante la concesión ‘ni guantes tenían’”.

    Aludió a continuación al careo realizado entre el testigo De Cristófaro y la doctora L.G., objetando las pautas en base a las caules el Tribunal le otorgó

    credibilidad a los dichos de aquél por sobre los de la testigo G..

    También negó que la prueba reunida diera veracidad a lo afirmado por el Tribunal respecto a que los imputados necesitaban contar con recursos propios provenientes de la venta de carbón y que ello era el objetivo primordial de la empresa reestatizada, ya que contraviene a los anuncios efectuados por el entonces Presidente de la Nación, Néstor C.

    Kirchner, de inversiones millonarias.

    Se agravió de que no se haya incorporado a la causa el contrato suscripto con Chile, a fin de establecer las condiciones de ese negocio internacional y sostuvo que “no se comprende el énfasis del Tribunal en cuanto a que era necesario acumular 20.000 toneladas de carbón, con tal premura que tornara imprescindible la realización de horas extras por parte de los trabajadores, que –a la sazón-

    significó la reducción de las condiciones de seguridad que condujo al resultado dañoso”.

    En igual sentido, criticó que no se haya incorporado el expediente solicitado al Ministerio de Planificación Federal, en el que constaban los reclamos sobre falencias que efectuó L. en su calidad de interventor Consideró que el Estado hizo un trabajo incompleto y corresponde la absolución de S. y L. por resultar 4 Fecha de firma: 09/05/2018 Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24779659#204622822#20180509120326700 CFCP - Sala I FCR 32052134/2004/TO1/10/CFC3 “SCHABNER, H.E. s/recurso de casación”

    Cámara Federal de Casación Penal arbitraria la sentencia atento la prueba pendiente de producción.

    A continuación objetó la valoración que efectuó el Tribunal sobre la falta de control de las actividades de un tercero. Concretamente se refirió al caso de R.P., quien debía “recorrer” las cintas y se retiró a las 19.45 hs.

    cuando su horario culminaba a las 24 hs. Sostuvo que P. aumentó el riesgo permitido y que el Tribunal no fundó por qué ello le es atribuido a L. y S..

    Sobre la reconstrucción de la dinámica del incendio sostuvo que si R.P. no se hubiese ausentado de su puesto de trabajo, el incendio no se habría producido; que el Tribunal no especificó cuánto tiempo es el “considerable” al aludir al proceso que culminó con el incendio fatal, a pesar de “haber establecido arbitrariamente como horario de inicio algún momento incierto entre las 21 y las 22 horas del 14 de junio de 2004”; que tampoco se explicó cómo pudo generarse la llama en un cinta transportadora ignífuga, ni se tuvo en consideración lo declarado por el testigo V. que vio la llama en un costado, ingresando por la Unión 9.

    Concluyó a partir de ello la defensa que “no es posible asegurar que el incendio se haya iniciado del modo en que sostiene los peritos de Gendarmería”, ni tampoco “de qué

    modo se pudo propagar el incendio como finalmente ocurrió”.

    Enfatizó en la vigencia del principio de confianza y sostuvo que “el hecho de que no se hubiera ejercido correctamente el control que atañe al componente humano, como lo llamó el Tribunal, de ningún modo puede ser cargado a la cuenta de mis pupilos, pues ellos no podían –ni debían-

    ejercer el control por sí mismos, ni estaba entre sus Fecha de firma: 09/05/2018 5 Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24779659#204622822#20180509120326700 funciones ni misiones garantizar que cada uno de los operarios realizara correctamente su trabajo. Era una organización empresaria en la que cada uno ejercía un rol, confiando en que sus subalternos, a su vez, cumplían con el suyo”.

    Refirió que el Tribunal no...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba