Sentencia de CAMARA PENAL ECONOMICO - SALA A, 11 de Febrero de 2020, expediente CPE 082009864/2008/10/CA003

Fecha de Resolución11 de Febrero de 2020
EmisorCAMARA PENAL ECONOMICO - SALA A

Poder Judicial de la Nación CAMARA PENAL ECONOMICO - SALA A

CPE 82009864/2008/10/CA3

Reg. Interno N° 22/2020

LEGAJO DE APELACION DE B., G.L.C., F.; B., G.L. EN

AUTOS: “R.S. Y OTROS SOBRE INFRACCION LEY 22.415”.

CPE 82009864/2008/10/CA3. Orden N° 32.448. Juzgado Nacional en lo Penal Económico N° 8, Secretaría N° 16. Sala “A”.

cv(bep)

Buenos Aires, 11 de febrero de 2020.

VISTOS:

El recurso de apelación interpuesto por el abogado defensor de F.C. a fs. 128/131 del presente incidente contra la resolución dictada a fs.

102/123 vta. del mismo legajo, en cuanto por aquélla el tribunal de la instancia anterior dispuso dictar el auto de procesamiento del nombrado“en relación al hecho consistente en el ingreso al país de mercadería a través de la destinación 08 001 ICO4 102887 V, oficializada el 06/06/2008, y documentada a nombre de la firma R.S. burlando, presumiblemente, el control aduanero y vulnerando las previsiones contenidas en los arts. 863 y 865 inc. f) del Código Aduanero (Ley 22.415) los cuales, en el caso, y en función de la prohibición específica, se complementan con la Resolución 4031/1996.”.

El recurso de apelación interpuesto por los abogados defensores de G.L.B. y G.L.B. a fs. 132/143 de este incidente, contra la resolución dictada a fs. 102/123 vta. del mismo legajo, en cuanto por aquélla el tribunal de la instancia anterior dispuso dictar el auto de procesamiento de los nombrados “en relación al hecho consistente en el ingreso al país de mercadería a través de la destinación 08 001 ICO4 120640 X, oficializada el 04/07/2008, y documentada a nombre de la firma R.S. burlando,

presumiblemente, el control aduanero y vulnerando las previsiones contenidas en los arts. 863 y 865 inc. f) del Código Aduanero (Ley 22.415)

los cuales, en el caso, y en función de la prohibición específica, se Fecha de firma: 11/02/2020

Alta en sistema: 20/02/2020

Firmado por: J.C.B., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: R.E.H., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: CAROLINA ROBIGLIO, JUEZ DE CAMARA

Firmado(ante mi) por: J.O.C., SECRETARIO DE CAMARA

complementan con la Resolución 4031/1996”, y contra las órdenes de trabar embargo sobre los bienes y dinero de G.L.B. y G.L.B., por la suma de pesos doscientos ocho mil seiscientos sesenta y ocho con ochenta centavos ($X208.668,80), respectivamente, de conformidad con lo establecido por el art. 518 del C.P.P.N.

Lo informado oralmente por los abogados defensores de F.C.,

G.L.B. y G.L.B. en sustento de sus respectivas apelaciones, en los términos previstos por el art. 454 del C.P.P.N.

Y CONSIDERANDO:

El señor juez de cámara doctor J.C.B.

expresó:

  1. ) Que lo resuelto se funda en la estimación de que G.L.B., G.

    L. B. y F.C. habrían impedido o dificultado funciones de la autoridad aduanera en importaciones documentadas a nombre de R.S. Se les atribuye ser los verdaderos adquirentes de mercaderías importadas para aprovechar el beneficio impositivo que gozaba esa empresa.

    Los hechos por los que se dispuso el auto de procesamiento de los nombrados habrían impedido el ejercicio de la función aduanera en la recaudación de derechos de importación mediante la utilización de una empresa posiblemente ficticia.

  2. ) Que a G.L.B. y a G.L.B. se les atribuye, en calidad de socios gerentes de la firma L. B. y CÍA S.R.L., haber ingresado al país partes de motocicletas, documentadas con el despacho N° 08 001 ICO4 120640 X,

    oficializado el 4/7/2008 a nombre de R.S.

  3. ) Que se le atribuye a F.C., presidente de R.B.S., haber importado partes y accesorios para motocicletas a través del despacho N° 08

    001 ICO4 102887 V, oficializado el 6/6/2008 a nombre de R.S.

  4. ) Que en las apelaciones glosadas a fs. 128/131 y fs. 132/143

    del presente legajo, así como en la oportunidad de informar oralmente ante Fecha de firma: 11/02/2020

    Alta en sistema: 20/02/2020

    Firmado por: J.C.B., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: R.E.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: CAROLINA ROBIGLIO, JUEZ DE CAMARA

    Firmado(ante mi) por: J.O.C., SECRETARIO DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA PENAL ECONOMICO - SALA A

    CPE 82009864/2008/10/CA3

    esta Alzada, los abogados defensores de G.L.B., G.L.B. y F.C.,

    sostuvieron que la resolución dictada por el juez “a quo” reitera los fundamentos del auto de procesamiento anterior dispuesto en relación a los nombrados, desconociendo lo señalado por la Sala “A” cuando resolvió

    revocarlo.

    La defensa de F.C. expresó que la única medida de prueba diligenciada con posterioridad al fallo de la Sala “A” fue el llamado a prestar declaración indagatoria del despachante de aduana que habría intervenido en las operaciones a nombre de R.S., diligencia que resultó infructuosa por haberse negado a declarar. Sostuvo el recurrente que los elementos de juicio obrantes en autos no desvirtúan las explicaciones brindadas por su asistido en el sentido de ser ajeno al hecho que se le atribuye.

    Solicitó el recurrente se revoque la decisión apelada y se remitan las actuaciones a un tribunal distinto al que actualmente interviene en la presente causa, encomendándole dictar el sobreseimiento de F.C..xInvocó, además, el derecho del imputado a obtener certidumbre de su estado procesal en un plazo razonable.

    En el caso de G.L.B. y G.L.B., la defensa de los nombrados se agravió del auto de procesamiento de sus asistidos, dictado por segunda vez, señalando que si bien el juez “a quo” indicó haber basado la decisión en una nueva prueba, en realidad no mencionó algún elemento de cargo diferente a los ya valorados en el auto de procesamiento anterior, a partir del cual pueda explicarse la participación penal de sus asistidos en el hecho que se les atribuye y, por ende, modificarse el temperamento adoptado por la Sala “A”.

    Manifestaron, asimismo, que en el proceso seguido contra los hermanos B. se verificó la transgresión de dispositivos constitucionales que impiden imponerle a los acusados la obligación de probar su inocencia.

  5. ) Que en oportunidad de conocer en la apelación del auto de procesamiento de G.L.B. y G.L.B. dictado por el juez “a quo” el 6 de agosto de 2018 (confr. fs. 5871/5898 vta. de los autos principales), la Sala Fecha de firma: 11/02/2020

    Alta en sistema: 20/02/2020

    Firmado por: J.C.B., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: R.E.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: CAROLINA ROBIGLIO, JUEZ DE CAMARA

    Firmado(ante mi) por: J.O.C., SECRETARIO DE CAMARA

    A

    -con una integración diferente a la actual- concluyó: “Que si bien los elementos probatorios incorporados al legajo principal y la documentación reservada dan cuenta de una maniobra encaminada a burlar el control aduanero sobre las mercaderías importadas, esas comprobaciones no resultan suficientes para corroborar la participación de G.L.B. y G.L.B.

    en esa maniobra ni para desvirtuar las explicaciones referidas al desconocimiento y a la ajenidad que ellos sostienen.

    Que la circunstancia de que los imputados hayan presentado el original de la factura n° HW08INV-28 corrobora sus dichos en el sentido de que compraron legítimamente mercaderías a H. A. Co. Ltd., pero no resulta elocuente de un acuerdo de voluntades con los representantes de R.S.

    para ingresar otras mercaderías en forma ilegal. La documentación original presentada como descargo no puede ser interpretada con sentido incriminatorio. Tampoco se cuenta con manifestaciones de quienes serían representantes de R.S.

    Que el auto de procesamiento no consigue explicar cuál es la intervención ilícita de G.B. y G.B.. La única prueba de cargo es la coincidencia de la factura que los nombrados presentaron para explicar una operación licita con el proveedor chino. El juez no se hizo cargo de sus explicaciones y la afirmación de que le “incumbe al imputado presentar los elementos que servirían para demostrar que detrás de ambas operaciones no estaría la misma persona” resulta una exigencia inadecuada. La titularidad de la carga de la prueba en materia procesal penal es de quien acusa, y al imputado se le reconoce la facultad de probar su inocencia, no la obligación.

    Que las citas de descargo de G.B. y G.B. en cuanto al desconocimiento del motivo por el cual la factura n° HW08INV-28, en su versión apócrifa, fue presentada en respaldo del despacho N° 08 001 IC04

    120640 X, solo resultan discutidas por las inferencias del juez. A su criterio,

    L. B. & Cia. habría realizado una importación legitima y luego una segunda importación por cuenta de terceros para obtener un beneficio.

    Que, pese al tiempo transcurrido, las informaciones incorporadas a la causa no convalidan su conclusión. El reconocimiento de los imputados aclarando que la factura original se presentó con la Fecha de firma: 11/02/2020

    Alta en sistema: 20/02/2020

    Firmado por: J.C.B., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: R.E.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: CAROLINA ROBIGLIO, JUEZ DE CAMARA

    Firmado(ante mi) por: J.O.C., SECRETARIO DE CAMARA

    33713328#254417009#20200211104815842

    Poder Judicial de la Nación CAMARA PENAL ECONOMICO - SALA A

    CPE 82009864/2008/10/CA3

    destinación N° 08 001 ICO4 118925 V resulta verosímil y las averiguaciones practicadas no alcanzan para desvirtuar esa explicación.

    Que, en esas condiciones, las órdenes de procesamiento de G.

    L. B. y G.L.B. no se ajustan a derecho.

    (confr. CPE

    82009864/2008/1/CA1, res. Del 11/12/2018, Reg. Interno N° 1089/2018 de esta Sala “A”).

    6°) Que, por la misma resolución, en relación al auto de procesamiento de F.C., la Sala “A” sostuvo: “Que las manifestaciones de descargo de F.C. y sus explicaciones del negocio en que intervino con fines comerciales lícitos se encuentran corroboradas con la información remitida por el proveedor. La factura comercial n° HW08INV-17 avala la operación genuina entre ellos, correspondiente a la destinación N° 08 001 IC04

    098120 P.

    Que si bien el juez mantiene la hipótesis de cargo por entender que la situación de R.B.S. es semejante a la de L. B. & Cía., tampoco en este caso cabe esa conclusión.

    Que no obstante reconocer...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba