Sentencia de Cámara Federal de Casación Penal - Sala 4, 31 de Octubre de 2014, expediente FMZ 096002376/2011/TO01/1/CFC001

Fecha de Resolución31 de Octubre de 2014
EmisorSala 4

Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4 FMZ 96002376/2011/TO1/1/CFC1 REGISTRO N° 2227/2014.4 la ciudad de Buenos Aires, a los 31 días del mes de OCTUBRE del año dos mil catorce, se reúne la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal integrada por el doctor Gustavo M.

Hornos como P. y los doctores J.C.G. y E.R.R. como Vocales, asistidos por el Secretario actuante, a los efectos de resolver el recurso de casación de fs. 1/32vta. de la presente causa Nº FMZ 96002376/2011/TO1/1/CFC1 del registro de esta Sala, caratulada: “AGUILAR, M.Á. s/recurso de casación”; de la que RESULTA:

I. Que el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de San Luis resolvió con fecha 15 de agosto de 2013, en el expediente nro. 2376-A-11 de su registro interno, “1) RECHAZAR los planteos de nulidad efectuados por la Defensa Pública Oficial.- 2)

CONDENAR a M.A.A. […], por los hechos que fueran materia de acusación F. a la pena de TRES (3) años de prisión en suspenso, con más multa de cuatrocientos cincuenta pesos ($450) por encontrárselo autor penalmente responsable del delito establecido en el art. 14 apartado primero de la ley 23.737 […]”

(cfr. fs. 544 de los autos principales).

II. Contra dicha resolución interpuso recurso de casación el Defensor Público Oficial de M.Á.A., doctor A.A. lo que motivó la formación del presente incidente (cfr. fs. 1/32 vta.), el que fue concedido por el tribunal a quo (cfr. fs.

35).

La parte recurrente invocó el supuesto previsto en el inciso segundo del artículo 456 del C.P.P.N. y sostuvo que el tribunal colegiado no acató

normas de carácter procesal cuya desatención debe ser sancionada con nulidad.

Fecha de firma: 31/10/2014 Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CÁMARA DE CASACIÓN Firmado por: J.C.G., JUEZ CAMARA CASACION Firmado por: E.R.R., JUEZ CAMARA CASACION Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA DE CASACION Firmado(ante mi) por: H.B., SECRETARIO DE CAMARA En primer lugar, el impugnante indicó que correspondía declarar la nulidad del decreto de fs. 4 y de todo lo obrado en consecuencia por ausencia de requerimiento fiscal de instrucción.

En este sentido, explicó que se advertía un vicio esencial que invalidaba las decisiones adoptadas con posterioridad a ese acto al prescindir de la intervención necesaria del Ministerio Público Fiscal que operó mucho después (a fs. 164 de los autos principales), toda vez que lo dispuesto por el art.

195 del C.P.P.N., en lo que atañe al inicio de la instrucción por prevención policial y sin el pertinente requerimiento fiscal, impacta en los arts.

18, 75 inciso 22 y 120 de la C.N.

Por otra parte, postuló la nulidad de la conducta del agente de la fuerza de seguridad la que —

a su criterio— provocó la venta de las obleas de GNC por afectar el debido proceso al involucrar una actuación no ética del Estado.

Sobre el punto, manifestó que “…en la ley argentina el agente encubierto sólo se habilita dentro del marco de los artículos 31 bis, ter, quater, quinquies y sexies de la ley 23.737, por lo que toda otra actuación fuera de ese ámbito resulta nula ya que el legislador reguló ese instituto exclusivamente para las situaciones previstas en la ley de drogas y no para otros injustos…” (cfr. fs. 11 vta).

A su vez, sostuvo que el vicio apuntado respecto del agente encubierto “… abarca también a la resolución que ordenó la escucha telefónica y lo obtenido con dicha medida, pues no surge en la causa la existencia de un cauce alternativo para disponer dicha intervención (doctrina de la CSJN in re Rayford). Ello por cuanto la actuación encubierta del policía es nula y paralelamente el juez no observó el CD ni documentó de ninguna forma el contenido de dicho elemento. Así, la orden de fs. 10 queda carente de motivos válidos que la funden y por lo tanto vicia de nulidad en forma encadenada las actuaciones Fecha de firma: 31/10/2014 Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CÁMARA DE CASACIÓN Firmado por: J.C.G., JUEZ CAMARA CASACION Firmado por: E.R.R., JUEZ CAMARA CASACION Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA DE CASACION Firmado(ante mi) por: H.B., SECRETARIO DE CAMARA Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4 FMZ 96002376/2011/TO1/1/CFC1 posteriores…” (cfr. fs. 12/12vta.).

Consecuentemente, instó la nulidad de la requisa y detención de M.Á.A., con arreglo al artículo 230 bis del C.P.P.N., por no haber existido ninguna acción que objetiva y razonablemente pueda ser considerada sospechosa.

Refirió que en el momento de detener y requisar a su asistido, quien circulaba en una motocicleta, no se realizó bajo el amparo del artículo 230 bis del C.P.P.N., es decir con arreglo a concurrencias previas o concomitantes que razonable y objetivamente permitieran justificar dichas medidas e indicó sobre el particular que tampoco existió ni sospecha ni urgencia para proceder.

Señaló que “… mas allá de la interpretación que se haga del grado de sospecha exigido por esas leyes para autorizar un arresto o una requisa, no hay dudas de que un policía no está autorizado a realizar detenciones indiscriminadas. Que por otra parte, una vez que el agente de prevención se encuentra ante una de esas hipótesis exigidas por la ley para proceder, es necesario que describa fundadamente cuáles son las conductas o actos en especial actitudes del imputado que generaron su sospechas….” (cfr. fs. 17).

Al respecto destacó que “… tal como surge de la sentencia recurrida, ni del acta de detención y secuestro ni de la prueba producida en el debate oral surgen los motivos o las razones de sospecha del oficial Pietra de modo que “si esas circunstancias existieron, los agentes policiales las han mantenido in pectore” omisión que impide realizar un juicio de razonabilidad…” (cfr. fs. 17 vta.), citando fallos de la C.S.J.N. en apoyo a su postura, tales como “F.P.” (Fallos 321:2947), “Tumbeiro”

(Fallos 325:2485), “M.” (Fallos 325:3322); así

como también de la Corte Suprema de los Estados Unidos “Terry vs. Ohio”, M. vs.D.”, entre muchos otros.

Con lo expuesto entendió que “… en la Fecha de firma: 31/10/2014 Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CÁMARA DE CASACIÓN Firmado por: J.C.G., JUEZ CAMARA CASACION Firmado por: E.R.R., JUEZ CAMARA CASACION Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA DE CASACION Firmado(ante mi) por: H.B., SECRETARIO DE CAMARA presente causa se verifican agravios de naturaleza constitucional y convencional que provocan perjuicio a mi asistido. En este sentido cabe traer a colación que el procedimiento que realizó la Policía Federal no sólo afectó el art. 14, 18 y 19 de la C.N. sino que además vulneró el art. 17 incs. 1 y 2 del P.D.C.y P., art. 11 incs. 2 y 3 de la C.A.D.H., arts. 12 D.U.D.H., art. V, IX, X de D.A.D.D.H., art, 5 aps. 1 y 2 y art.

11 ap. 1 C.A.D.H, arts. 7 y 10 del P.D.C. Y P, art. 5 de D.U.D.H., art. 1 D.A.D.D.H, art. 7 de la C.A.D.H., art. 9 P.D.C y P., art. 3 D.U.D.H. Todas estas normas incorporadas al bloque de constitucionalidad por el art. 75 inc. 22 de la C.P.P.N….” (cfr. fs. 26)

solicitando se declare la nulidad de todos los actos que se apoyen en el procedimiento.

Por otra parte, explicó que el auto de procesamiento es nulo por omitirse cumplir con el art.

308 del C.P.P.N.

Ello, puesto que el juez instructor consideró, en el auto de mérito, a A. como autor del delito previsto por el artículo 5, in. “c” de la ley 23.737 omitiendo referir la calificación legal.

Adujo al respecto que “… la mencionada norma prevé

varias figuras delictivas como las de comercio de estupefacientes, de materias primas para su producción o fabricación, la tenencia con fines de comercialización, la de distribución, la de dar en pago, la de transportar o la de almacenar…” (cfr. fs.

26 vta.).

Igual solución propuso respecto del requerimiento de elevación a juicio ya que contiene el mismo vicio, pues encuadra la conducta del encausado como “… autor penalmente responsable del delito tipificado en el art. 5 inc. c de la ley 23.737 en la modalidad de transporte de estupefacientes y/o tenencia de estupefacientes con fines de comercialización…” (cfr. fs. 27), destacando en el particular la cantidad de delitos atribuidos a A. al indicar que “… el uso de la conjunción y disyunción Fecha de firma: 31/10/2014 Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CÁMARA DE CASACIÓN Firmado por: J.C.G., JUEZ CAMARA CASACION Firmado por: E.R.R., JUEZ CAMARA CASACION Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA DE CASACION Firmado(ante mi) por: H.B., SECRETARIO DE CAMARA Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4 FMZ 96002376/2011/TO1/1/CFC1 a la vez dificulta a la defensa saber si se acusa a mi asistido de los delitos alternativamente o de ambos, omitiéndose, en este último caso, indicar la manera de concursar los delitos que se señalan…” (cfr. fs. 27/27 vta.)

Finalmente, postuló bajo el acápite de “Excursus” la arbitrariedad de la sentencia consecuente de un déficit o de la ausencia de fundamentación respecto de los puntos traídos a estudio de esta Cámara, citando doctrina y jurisprudencia que motivan su postura recursiva.

Hizo expresa reserva del caso federal.

III. En la oportunidad prevista por los arts.

465, primer párrafo y 466 del C.P.P.N. se presenta el sr. Fiscal General ante esta Cámara Federal de Casación Penal, doctor J.A. De Luca, quien solicitó que se rechace el recurso de casación bajo tratamiento (cfr. fs. 45/48).

Fundó su postura destacando la existencia de cauces independientes que llevaron a la requisa y posterior detención de A. e indicando que la presente investigación se inició con dos denuncias. La primera de ellas, efecuatada el 19 de julio de 2010 por quien dijo ser vecino del imputado, el que aportó

no solo gran cantidad de datos sino también “… un disco compacto con una filmación en donde se apreciaría el típico pasamanos efectuado por uno de los causantes con otro sujeto…” (cfr. fs. 45).

La segunda denuncia ocurrida el 20 de julio del mismo año en la cual una persona de nombre D. anotició que, en el mismo domicilio aludido en la primera denuncia un sujeto se encontraría...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR