Sentencia de Cámara Federal de Casación Penal - CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4, 6 de Octubre de 2020, expediente FMZ 033045/2017/TO01/21/1/CFC003

Fecha de Resolución 6 de Octubre de 2020
EmisorCAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4

Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4

FMZ 33045/2017/TO1/21/1/CFC3

REGISTRO N° 1963/20.4

Buenos Aires, 6 de octubre de 2020.

AUTOS Y VISTOS:

Integrada la S.I. por los doctores J.C. y G.H. y reunidos de manera remota de conformidad con lo establecido en las Acordadas 27/20 de la C.S.J.N., y 15 de la C.F.C.P., para decidir sobre la admisibilidad del recurso de casación interpuesto en la presente causa FMZ

33045/2017/TO1/21/1/CFC3, “Mercado, M. s/recurso de casación”.

Y CONSIDERANDO:

El señor juez G.M.H. dijo:

  1. Que el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de S.J., el día 1 de septiembre del corriente año resolvió: no hacer lugar a la prisión domiciliaria solicitada por la Defensa Oficial del interno M.M..

  2. Contra dicha decisión, el Defensor Público Oficial, doctor E.J.C.,

    interpuso el recurso de casación en representación del nombrado, el que fue concedido por el a quo el 23 de septiembre de 2020.

    El impugnante dedujo el recurso en legal tiempo y forma; discurrió sobre su admisibilidad y sostuvo que la resolución atacada reviste carácter de equiparable a sentencia definitiva por producir un gravamen actual de imposible reparación ulterior (art.

    457 del C.P.P.N.).

    Seguidamente, invocó error in iudicando en la resolución recurrida por cuanto se le rechazó a su asistido la posibilidad de cumplir su condena bajo la modalidad de prisión domiciliaria, por aplicación del art. 32, inc. “a”, de la ley 24.660, en razón de la emergencia sanitaria que atraviesa el país y la declaración de pandemia por la OMS con relación al virus Covid-19.

    Fecha de firma: 06/10/2020

    Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    Firmado por: C.J.C., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    Firmado por: M.F.O., PROSECRETARIO DE CAMARA 1

    Consideró al respecto que el Servicio Penitenciario Federal no cuenta con los medios suficientes y eficaces para hacer frente a la presente pandemia.

    En síntesis, consideró que la resolución se aparta de manera infundada y arbitraria de la previsión legal del art. 32, inc. “a”, de la ley 24.660.

    Por ello, solicitó que se declare nulo lo dispuesto por el juez de ejecución y se conceda la prisión domiciliaria a su asistido.

    Efectuó reserva del caso federal.

  3. He sostenido de manera constante que a esta Cámara Federal de Casación Penal compete la intervención en cuestiones como la aquí planteada, en la que la resolución recurrida resulta susceptible de ocasionar un perjuicio de imposible reparación ulterior. Y ello así, por cuanto éste no sólo es el órgano judicial “intermedio” a quien ha sido confiada la reparación de los perjuicios irrogados a las partes en instancias anteriores, sin necesidad de recurrir ante la Corte Suprema, sino también porque su intervención –atento a su especificidad– asegura que el objeto eventualmente a revisar por el Máximo Tribunal sea “un producto más elaborado” (cf. Fallos 318:514, in re “G., H.D. y otro s/recurso de casación”; 325:1549; entre otros).

    En lo pertinente, el art. 491 del C.P.P.N.

    dispone que respecto de las decisiones adoptadas en relación a la ejecución de la pena procede el recurso de casación.

  4. Ahora bien, en lo que concierne a los planteos presentados en la impugnación en estudio, se debe señalar, en primer lugar, que el otorgamiento del arresto o prisión domiciliaria es una decisión jurisdiccional que no puede tomarse de manera automática o irreflexiva mediante la exclusiva invocación de que concurre en el caso alguno de los presupuestos legales que, en principio, habilitan su Fecha de firma: 06/10/2020

    Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    Firmado por: C.J.C., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    Firmado por: M.F.O., PROSECRETARIO DE CAMARA 2

    Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4

    FMZ 33045/2017/TO1/21/1/CFC3

    concesión. Su análisis no debe resultar una aplicación ciega, acrítica o automática de doctrinas generales,

    sino que debe estar precedida de una valoración sensata, razonada y sensible de las particularidades que presente cada caso que llega a conocimiento de los tribunales competentes (cfr. mis votos en esta S.I.: en la causa CFP 14216/2003/552/CFC404–CFC331,

    G., R.O. s/recurso de casación

    , reg.

    822/17, rta. 29/6/17; y “F., M.D. s/

    recurso de casación"; Reg. N.. 439/20, rta. el 24/04/2020; entre muchas otras).

    Esta tarea, en la actualidad, no puede ignorar la circunstancia relativa a la situación excepcional derivada de la pandemia declarada por la aparición del coronavirus -acordada N° 3/20, 4/20,

    9/20; y sucesivas de esta Cámara-.

    En efecto, la O.M.S. recordó a todos los países y comunidades que la propagación de este virus puede frenarse considerablemente o incluso revertirse si se aplican medidas firmes de contención y control.

    Esa declaración motivó al Poder Ejecutivo Nacional a decretar el día 12 de marzo de 2020, la “Emergencia Sanitaria”, por el plazo de un año a partir de la entrada en vigencia del Decreto 260/2020

    (y sucesivos) en el que se precisó la necesidad de extremar los recaudos para combatir el contagio; y dictar el Decreto de Necesidad y Urgencia 297/2020

    (B.O. 19/03/2020) mediante el que, en lo sustancial,

    se dispuso “[…] la medida de aislamiento social,

    preventivo y obligatorio […]” de las personas que habitan en el territorio de la República Argentina.

    Todo ello con el fin de prevenir la circulación y el contagio del virus COVID-19 y la consiguiente afectación de la salud pública y los demás derechos subjetivos derivados, tales...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba