Sentencia de Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca - CAMARA FEDERAL DE BAHÍA BLANCA, 18 de Agosto de 2020, expediente FBB 004799/2017/1/CA001

Fecha de Resolución18 de Agosto de 2020
EmisorCAMARA FEDERAL DE BAHÍA BLANCA

Poder Judicial de la Nación Expte. nro. FBB 4799/2017/1/CA1 – Sala II – Sec. 2

Bahía Blanca, 18 de agosto de 2020.

VISTO: Este expediente nro. FBB 4799/2017/1/CA1, caratulado: “CIKMAN,

F.A. p/ muerte por causa dudosa”, originario del Juzgado Federal de

Santa Rosa (La Pampa), puesto al acuerdo para resolver el recurso de apelación

interpuesto a fs. sub 230/235 v. contra la resolución de fs. sub 226/229 v.

El señor Juez de Cámara, doctor P.E.L., dijo:

  1. A fs. sub 226/229 v. el juez de primera instancia decretó el

    sobreseimiento de F.A.C. en orden al delito de homicidio culposo

    previsto y penado por el art. 84 del CP, dejando constancia que la formación del

    sumario no afecta el buen nombre y honor del que gozare (art. 336 inc. 4, CPPN).

    Para así resolver valoró que:

    1. de acuerdo a las pruebas obrantes en la causa, en particular, de

      la historia clínica e informes aportados al expediente, surge que el interno W.

      ingresó a la Unidad N° 4 del SPF el 14/4/15 con enfermedades de base y recibió

      atención médica constante;

    2. al momento del deceso, el interno W. contaba con

      sesenta y ocho años (68) de edad, pudiendo por lo tanto ser calificado como “persona

      mayor”; situación que, con ajuste al estado de salud que presentaba, lo hacía más

      vulnerable a riesgos de mortalidad;

    3. contrariamente a lo manifestado por el Dr. Toulouse, en orden a

      la falta de constancia en la historia clínica de las atenciones brindadas a W.,

      surge de las constancias obrantes que el occiso fue asistido dentro de la U4 del SPF :

      en particular, fue medicado por diabetes, recibió asistencia extra muros en áreas de

      endocrinología, nutrición, psicología, neurología y se le efectuaron tomografías,

      punciones y controles de laboratorio durante las fechas 13/6/16, 27/6/16, 20/9/16,

      27/10/16, 5/12/16, 29/3/17 y el último a cuatro (4) días antes del deceso que arrojó

      resultados normales (ver fs. 110/12);

    4. el propio CIKMAN dio aviso el 15/3/17 al Tribunal Oral local,

      es decir 20 días antes del deceso, sobre la conveniencia de que W. sea internado

      en una institución gerontológica con cuidados a cargo de personal idóneo (ver fs. 150

      del legajo de control nº FBB 12166/2014/TO1/7);

      Fecha de firma: 18/08/2020

      Firmado por: P.A.C.M., Juez de Cámara Firmado por: N.A.Y., SECRETARIO DE CAMARA

      Firmado por: P.E.L., JUEZ DE CAMARA

      Poder Judicial de la Nación Expte. nro. FBB 4799/2017/1/CA1 – Sala II – Sec. 2

    5. de la prueba acompañada no se aprecia, en grado de

      probabilidad, un nexo causal que vincule la actuación del imputado con el resultado

      mortal; tanto así no surge que C., como jefe del servicio médico de la U4 del

      SPF, hubiera actuado con imprudencia o negligencia, o mostrándose indiferente a la

      salud del occiso;

      f.C. nada pudo hacer para revertir la causal de muerte de

      W., a lo que debe agregarse que en funciones como la que desempeña el

      imputado –jefe del servicio médico de un centro de detención que aloja

      aproximadamente 500 internos– impera también el principio de confianza, según el

      cual no resulta violatorio del deber de cuidado la acción de quien confía en que el otro

      se comportará correctamente (vg. enfermeros y colegas de distintas especialidades),

      USO OFICIAL

      mientras no tenga razón suficiente para dudar o creer lo contrario; y g. el riesgo al cual estaba sometido el bien jurídico involucrado en

      autos –la vida de W.– nunca hubiese podido ser evitado –en probabilidad rayana

      a la certeza– con una conducta llevada a cabo por C. y realizada con observancia

      de los reglamentos y deberes a su cargo.

  2. Contra dicha decisión apeló el representante del Ministerio

    Publico F., Dr. L.G.B..

    Centró sus críticas sobre la base del nuevo encuadre legal en el

    que postuló deberían ser subsumidos los hechos investigados.

    En concreto, consideró que el delito que captaría adecuadamente

    el disvalor de las conductas endilgadas es el de abandono de personas agravado por el

    resultado mortal previsto en el art. 106 del CP y no el de homicidio culposo (art. 84

    del CP); figura por la cual requirió oportunamente la indagatoria del nombrado (cfr. fs.

    sub 214/215).

    En este entender, puntualizó las siguientes críticas al decisorio: a.

    el argumento acerca de la edad de P.W. en nada desliga a F.C.

    sobre su responsabilidad en los hechos investigados, puesto que no descarta la

    obligación que pesaba en su cabeza, como médico responsable del Servicio de

    Atención Médica (SAM) de la Unidad 4 del SPF, de brindar la debida asistencia y

    cuidado al interno según las dolencias y patología que presentaba; b. la

    intencionalidad de no atender las dolencias del interno se desprende de los eventuales

    Fecha de firma: 18/08/2020

    Firmado por: P.A.C.M., Juez de Cámara Firmado por: N.A.Y., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: P.E.L., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación Expte. nro. FBB 4799/2017/1/CA1 – Sala II – Sec. 2

    y esporádicos controles médicos que se le realizaron pese a que W. era un

    paciente de riesgo y se encontraba en un estado de salud muy delicado; c. el

    argumento acerca de que C. veinte días antes del deceso dio aviso –mediante

    sugerencia– al Tribunal Oral para que W. sea internado en una institución

    gerontológica tampoco se trata de una cuestión de entidad para desvincularlo

    penalmente, puesto que dicha transferencia de conocimiento no se refirió

    concretamente a lo que terminó siendo la causa de su muerte. A todo evento, nada dice

    acerca de que el imputado hubiera cumplido los deberes a su cargo como profesional

    médico de la U. 4, esto es, como garante de su salud; d. el médico legista que realizó

    la autopsia fue claro al señalar que el occiso debió haber presentado previo al

    desenlace fatal malestar generalizado, fiebre y dolores, nada de lo cual se dejó

    USO OFICIAL

    constancia en la historia clínica; tampoco que hubiera recibido los tratamientos

    médicos correspondientes a los riesgos que W. se encontraba expuesto; e. el

    imputado tenía conocimiento de su posición como garante respecto de la indemnidad

    del bien jurídico (vida del W.) como de la situación generadora de deber de

    actuar, con capacidad de acción; f.C. abandonó a la víctima ya que la dejó

    privada de los auxilios y cuidados que le eran imprescindibles para mantener su vida,

    los cuales no podían ser suministrados por ésta ni terceros; g. no surge que C.

    hubiese intentado neutralizar el riesgo de producción del resultado mortal, así no se

    desprende que hubiese presentado algún tipo de queja o presentación administrativa ¨a

    sus superiores alertando del supuesto peligro que los internos correrían debido a que

    sería él quien los atendería, lo que prueba el dolo del delito que aquí se le enrostra¨

    (f. sub 233 v./234); y h. dadas las constancias obrantes no se verifica la certeza que

    requiere el ordenamiento procesal para sobreseer, por el contrario existen evidencias

    más que suficientes para procesar al nombrado por el delito de abandono de personas

    agravado en los términos del art. 106 del CP; auto de mérito que no debería ir

    acompañado de una medida cautelar vinculada a la libertad como lo es la prisión

    preventiva, ya que no parece que el nombrado vaya a eludir el accionar de la justicia ni

    entorpecer el curso normal de la investigación (art. 319 del CPPN).

    3.1. Una vez concedido el recurso (f. sub 236) e ingresado el

    expediente a esta Alzada (f. sub 238 v.) el F. General subrogante, Dr. Horacio

    Azzolin, a fs. sub 247/251 presentó informe escrito sustitutivo de audiencia oral

    Fecha de firma: 18/08/2020

    Firmado por: P.A.C.M., Juez de Cámara Firmado por: N.A.Y., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: P.E.L., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación Expte. nro. FBB 4799/2017/1/CA1 – Sala II – Sec. 2

    prevista en el art. 454 del CPPN (cfr. Acordadas CFABB Nº 72/08, 2º párrafo y 8/16,

    punto 4, 1º párrafo in fine) oportunidad en la que si bien sostuvo la apelación

    articulada por el F. de la instancia en contra del sobreseimiento dictado respecto

    del imputado, discrepó en relación al nuevo encuadre legal propuesto a los hechos

    investigados como constitutivos del delito de abandono de personas agravado (art.

    106, CP).

    En esa inteligencia destacó razones tanto en contra de la decisión

    de desvincular definitivamente al encartado, como respecto de la nueva subsunción

    legal propuesta por el F. de la instancia.

    En síntesis, expresó que: a. para afirmar, como lo hizo el

    magistrado, que el delito no se cometió por el imputado en los términos del art. 336

    USO OFICIAL

    inc. 4 del CPPN debe haberse establecido que el hecho investigado se cometió y

    encuadra en una figura legal (art. 336 incs. 2 y 3) lo que no aparece siquiera esbozado

    en la decisión; b. ese contrasentido se explica en la falta de claridad del cuadro clínico

    de W. antes de morir; c. el sobreseimiento resulta –de mínima– decididamente

    prematuro, no solo en atención a que se verifican medidas de pruebas pendientes de

    producción que resultarían idóneas para esclarecer la situación investigada (entre

    éstas, las propiciadas por la PROCUVIN como una pericia médica a efectos de tener

    una opinión fundada sobre la forma en que fue tratado el interno, y determinar hasta

    qué punto fue imprevisto su fallecimiento y qué podría haberse hecho para prolongar

    su vida), sino también en razón de que los elementos de cargo obrantes en este legajo

    darían cuenta que el imputado ¨no parece haber actuado de un modo particularmente

    diligente en relación a una persona mayor cuya salida del penal había sugerido el 15

    de marzo de 2017¨ (f. sub 249 v.). Es que falta a su deber de cuidado el jefe del

    servicio médico que mantiene en un pabellón común y deja supeditada la atención de

    un paciente, con deterioro mental que no comprende las indicaciones médicas, a su

    propia voluntad (f. sub 150); d. el número de internos podría ser un aliciente de

    responsabilidad si todos estuvieran en igualdad de condiciones, lo que claramente no

    es el caso; e. el principio de confianza que se introdujo como forma de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR