Sentencia de Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca - CAMARA FEDERAL DE BAHÍA BLANCA, 18 de Febrero de 2020, expediente FBB 014687/2019/1/CA001

Fecha de Resolución18 de Febrero de 2020
EmisorCAMARA FEDERAL DE BAHÍA BLANCA

Poder Judicial de la Nación Expte. nro. FBB 14687/2019/1/CA1 – Sala II – Sec. 1

Bahía Blanca, de febrero de 2020.

VISTO: Este expediente nro. FBB 14687/2019/1/CA1, caratulado: “Legajo de

apelación… en autos: ‘GRANDON, G. por Infracción ley 23.737’” venido del

Juzgado Federal de Santa Rosa, La Pampa, para resolver el recurso de apelación

interpuesto a fs. sub 45/51 vta., contra el auto de procesamiento de fs. sub 41/44.

El señor Juez de Cámara, doctor P.A.C.M., dijo:

1ro.) El juez de la instancia de grado decretó a fs. sub 41/44 el

procesamiento, con prisión preventiva, de G.G. por considerarlo prima

facie autor material penalmente responsable (art. 45 del CP) del delito de tenencia de

estupefacientes con fines de comercialización (art. 5to., inc. c, de la ley 23.737) y

mandó a trabar embargo sobre sus bienes o dinero hasta cubrir la suma de $50.000, en

los términos del art. 518 del CPPN.

2do.) Contra dicha resolución la defensa oficial del imputado

interpuso recurso de apelación a fs. sub 45/51 vta., fundando sus agravios en que: a) la

ultraintención de comercio exigida en el tipo penal no se encuentra corroborada en la

causa ya que la sustancia compacta no se encontraba acondicionada para la venta –estaba en un solo envoltorio y no se encontraron elementos de fraccionamiento–; b)

la escasa cantidad de marihuana secuestrada, reconocida por el propio juzgador en la

valoración de la prueba, junto con la condición de consumidor del imputado, adecúa a

la detentación para consumo personal, por lo que debe aplicarse el fallo de la CSJN

A.

; y c) el juzgador ha impuesto el encarcelamiento preventivo sin tener en

cuenta las pautas fijadas por los arts. 221 y 222 del CPPF ya que no se advierten

ninguno de los indicadores allí previstos y nada se ha dicho del arraigo de su asistido

ni de su carencia de antecedentes penales.

3ro.) El apelante informó por escrito en los términos del art. 454

del CPPN a fs. sub 63/67, oportunidad en la que mejoró los fundamentos de su

apelación (ley 26.374 y Acs. CFABB N° 72/08, 47/09 y 8/16), y el representante del

Ministerio Público Fiscal hizo lo propio a fs. sub 59/62, propiciando el rechazo del

recurso.

4to.) La presente causa inició con motivo del siniestro

automovilístico protagonizado en la ciudad de Santa Rosa por el imputado el día

Fecha de firma: 18/02/2020

Alta en sistema: 19/02/2020

Firmado por: CANDISANO MERA PABLO A. , Juez de Cámara Firmado por: P.E.L., JUEZ DE CAMARA

Firmado(ante mi) por: M.A.S., SECRETARIA

Poder Judicial de la Nación Expte. nro. FBB 14687/2019/1/CA1 – Sala II – Sec. 1

6/11/2019, aproximadamente a las 20:45 horas, cuando conduciendo una camioneta

marca “Renault”, modelo “D., color gris, dominio NFY093, colisionó a un

automóvil marca “Fiat”, modelo “Palio”, para luego volcar el rodado e impactar contra

una motocicleta marca “Honda”, modelo “Tornado”, ambos sin ocupantes. Dada la

presencia de alcohol en el organismo del imputado –1,40 g/l– se procedió a retener el

vehículo bajo acta de comprobación y posterior depósito en sede policial, y se trasladó

a G. al hospital Evita de esa localidad por las heridas cortantes que presentaba

en su brazo izquierdo (cf. acta de secuestro de fs. sub 1/3 vta.).

Al momento de apersonarse en el depósito para hacer el

inventario del vehículo secuestrado, el Cabo Primero D.B. divisó un

envoltorio de nylon transparente con lo que parecía ser una sustancia en infracción a la

ley 23.737 en el interior del habitáculo, al acercarse a la ventana del lado del

USO OFICIAL

conductor, que poseía el vidrio totalmente destrozado, tras escuchar el sonido de un

teléfono celular proveniente de allí. Ante ello se requirió la presencia de dos personas

para que oficien de testigos del procedimiento y se extrajo el envoltorio desde el

orificio de la puerta, previa autorización verbal del J.F.J.J.B., quien

autorizó también la requisa del vehículo de ser necesaria.

El pesaje de la sustancia dio 44,87 gramos, la que arrojó

resultado positivo para marihuana THC mediante el test orientativo de campo

realizado in situ (f. sub 4). En base a su tenencia se indagó al imputado el 7/11/2019 (f.

sub 7/vta.). Posteriormente se agregó a la causa el informe pericial del Gabinete

Científico de Bahía Blanca del que se desprende que la muestra remitida pertenece a

plantas de Cannabis Sativa y que de ella se pueden obtener aproximadamente 510

dosis umbrales (fs. sub 37/40 vta.).

También en el procedimiento se secuestró el teléfono celular

encontrado en el interior del vehículo, el cual se remitió en sobre cerrado para su

peritaje, diligencia de la que surgieron numerosas conversaciones de Whatsapp de las

que infiere que el imputado detentaba las sustancias con un propósito transaccional (fs.

sub 8/34) y esto provocó la ampliación de la declaración indagatoria tomada al

encartado, añadiendo que la tenencia atribuida “se encontraba destinada a su

comercialización en virtud del resultado de la pericia telefónica que arrojó la

Fecha de firma: 18/02/2020

Alta en sistema: 19/02/2020

Firmado por: CANDISANO MERA PABLO A. , Juez de Cámara Firmado por: P.E.L., JUEZ DE CAMARA

Firmado(ante mi) por: M.A.S., SECRETARIA

Poder Judicial de la Nación Expte. nro. FBB 14687/2019/1/CA1 – Sala II – Sec. 1

existecia de numerosos mensajes con diferentes interlocutores, donde el

compareciente pacta ventas de estupefacientes” (fs. sub 36/vta.).

En esa oportunidad el imputado optó por declarar formulando su

descargo, manifestando su ajenidad a la venta de drogas, que es adicto y que la

cantidad de droga encontrada en el vehículo que conducía la había comprado él con su

dinero, proveniente de su trabajo en la verdulería de su padre, para su consumo

personal, y que la marihuana no estaba donde dice que fue hallada en el acta sino que

estaba oculta.

Finalmente, a fs. sub 41/44, el juez a quo decidió procesar a

G.G., conforme se expuso precedentemente.

5to.) En relación al mérito resuelto, en primer lugar, es menester

resaltar que la venta de estupefacientes no excluye el consumo por parte de quien los

USO OFICIAL

comercializa, por lo que la mera alusión al carácter de consumidor del imputado no

releva de trascendencia penal a los hechos que encuadren dentro de alguna de las

figuras típicas contenidas en la ley 23.737.

Dicho esto, y respecto al mérito incriminatorio, advierto que las

constancias del presente se reputan suficientes para confirmar la materialidad del

hecho reprochado al causante y su intervención en él, todo ello, claro está, con el

grado de cognición propio de esta etapa procesal.

Así, considero que la materialidad del hecho imputado surge,

primeramente, del acta de secuestro, firmada por dos...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba