Sentencia de Cámara Federal de Casación Penal - CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 3, 30 de Junio de 2017, expediente FRO 043000367/2003/35/1/CFC022

Fecha de Resolución30 de Junio de 2017
EmisorCAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 3

Sala III Causa Nº FRO Cámara Federal de Casación Penal 43000367/2003/35/1/CFC22 “Tebez, O.J. s/recurso de casación”

Registro nro.: 649/17 la Ciudad de Buenos Aires, a los 30 días del mes de junio de dos mil diecisiete se reúnen los miembros de la Sala Tercera de la Cámara Federal de Casación Penal, doctores E.R.R., A.E.L. y M.H.B., bajo la presidencia del primero de los nombrados, asistidos por la Secretaria de Cámara, doctora M. de las M.L.A., con el objeto de dictar sentencia en la causa nº FRO 43000367/2003/35/1/CFC22 del registro de esta Sala, caratulada “Tebez, O.J. s/recurso de casación”. Representa al Ministerio Público el señor F. General, doctor R.G.W. y ejerce la defensa particular del imputado, el doctor G.P.M..

Efectuado el sorteo para que los señores jueces emitan su voto, resultó que debía observarse el siguiente orden: doctor E.R.R., doctora A.E.L. y doctor M.H.B..

VISTOS

Y CONSIDERANDO:

PRIMERO

El señor juez doctor E.R.R. dijo:

  1. - Llega la causa a conocimiento de esta Alzada a raíz del recurso de casación interpuesto a fs. 197/211 por la defensa pública oficial, de la instancia anterior, de O.J.T., contra la resolución dictada por la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario, mediante la cual se confirmó el rechazo de la prisión domiciliaria del nombrado, dispuesto por el Juzgado Federal Nº 4 de Rosario -fs. 192/193-.

  2. - El Tribunal de mérito concedió a fs. 213/214 el remedio impetrado.

  3. - En su presentación recursiva, la defensa invocó las causales previstas en ambos incisos del artículo 456 del Código Procesal Penal de la Nación.

    Critica que, al resolver la solicitud de la prisión domiciliaria incoada, la Cámara a quo solo tuvo en cuenta el informe confeccionado por el Hospital Penitenciario Central I de Ezeiza, el cual si bien dio cuenta de las posibilidades de asistirlo en caso de ser necesario omitieron considerar que, en Fecha de firma: 30/06/2017 Alta en sistema: 04/07/2017 Firmado por: EDUARDO R. RIGGI, JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: M.H.B. , JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL 1 Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.E.L., JUEZ DE CAMARA CASACION Firmado(ante mi) por: MARIA DE LAS MERCEDES LOPEZ ALDUNCIN, SECRETARIA DE CAMARA #24736481#182669840#20170704081342489 caso de ser necesario un traslado extramuros -a un centro de alta complejidad- demandaría una hora de demora.

    Asimismo, se agravió que no se valorase el informe confeccionado, con anterioridad, por el Dr. Francos -del HPC 1-

    en el cual afirmó que “nos encontramos con un paciente que corre riesgo de muerte súbita dado sus múltiples antecedentes cardiovasculares”.

    De esta manera, considera que los argumentos brindados por los magistrados de las instancias anteriores resultan inválidos, habiendo adoptado un criterio restrictivo, arbitrario y de modo contrario al principio pro homine.

    Además de lo expuesto, reprocha que no se considerase, globalmente, la historia clínica del imputado, de la que se desprenden numerosos incumplimientos en la atención de su salud.

    En virtud de lo expuesto, solicita se haga lugar a la impugnación deducida, se case la resolución en crisis y en consecuencia, se conceda la detención domiciliaria de su defendido O.J.T..

    Por último, hace reserva del caso federal.

  4. - Habiéndose cumplido con las previsiones del artículo 456 bis del Código Procesal penal de la Nación en función del 454 y 455 ibídem (texto según ley 26.734), -ocasión en la que la defensa presentó breves notas- el incidente quedó en condiciones de ser resuelto.

SEGUNDO
  1. - Ingresando al tratamiento de la cuestión sometida a estudio de esta Alzada, en primer lugar hemos de recordar que esta Sala III -con una integración parcialmente distinta- en la causa nº FRO 43000367/2003/35/1/CFC16, bajo el registro 1589/16 del 16/11/16, resolvió hacer lugar al recurso de casación interpuesto por la defensa, anular la resolución que no había hecho lugar a la prisión domiciliaria del imputado T. y reenviar las actuaciones a la instancia de origen para que -una vez reunida la información actualizada sobre el estado de salud del interno- se dictase un nuevo pronunciamiento.

    Mientras se encontraba en trámite dicho legajo, la defensa del nombrado realizó un nuevo pedido de detención morigerada -lo que conllevó la realización de nuevos informes médicos-, motivo por el cual, la Cámara de Apelaciones -una vez recibido el primer incidente proveniente de esta Sala III-

    resolvió acumular ambos legajos y dictar una única resolución, que es la que viene aquí recurrida.

    Fecha de firma: 30/06/2017 Alta en sistema: 04/07/2017 Firmado por: EDUARDO R. RIGGI, JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: M.H.B. , JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE 2CASACION PENAL Firmado por: EDUARDO R. RIGGI, JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.E.L., JUEZ DE CAMARA CASACION Firmado(ante mi) por: MARIA DE LAS MERCEDES LOPEZ ALDUNCIN, SECRETARIA DE CAMARA #24736481#182669840#20170704081342489 Sala III Causa Nº FRO Cámara Federal de Casación Penal 43000367/2003/35/1/CFC22 “Tebez, O.J. s/recurso de casación”

    Aclarado ello, habremos de señalar que los magistrados de la instancia anterior, para confirmar el rechazo del instituto, se sustentaron en lo informado por el Hospital Penitenciario Central I Ezeiza -alojamiento actual del interno T.- quien hizo saber que “…tiene disponibilidad ante una emergencia médica de cualquier interno del Complejo Penitenciario Federal 1, brindarle asistencia inmediata por médicos de guardia, atención médica de urgencia en el shock room equipado a tal fin y disponibilidad del móvil ambulancia tipo UTIM…”, y que “…el Hospital Penitenciario… continúa brindándole, como desde su ingreso hasta la fecha, los cuidados médicos descriptos anteriormente de acuerdo a su patología, en caso de descompensación aguda o de no contar con la complejidad necesaria, será derivado a Hospital Extramuros…”.

    A su vez hicieron alusión a que, el Servicio Penitenciario Federal, cumplió con los traslados que fueron necesarios a centros de mayor complejidad en los casos en los que fue necesario.

    Finalmente destacaron que el eventual otorgamiento del beneficio solicitado lo dejaría sin la posibilidad de una atención inicial rápida y un traslado inmediato.

    De esta manera concluyeron afirmando que T. recibe un adecuado tratamiento para sus dolencias en el establecimiento, no encuadrando en las previsiones del inciso a) del art. 32 de la ley 24.660.

    Sin perjuicio de lo expuesto, recomendaron al juez a quo que encomendase a las autoridades del lugar de alojamiento que adoptasen las medidas necesarias para el adecuado seguimiento de la salud del interno y de las prescripciones médicas que se dispongan en su resguardo.

  2. - Sentados los fundamentos de la Cámara a quo, corresponde entonces analizar si en el caso concreto se verifica alguno de los supuestos para el otorgamiento de la prisión domiciliaria.

    En este punto, debemos necesariamente recordar que la modalidad domiciliaria de la prisión no debe ser concedida de manera automática, pues el juzgador deberá efectuar un análisis de la particular situación del imputado, a fin de determinar la viabilidad y conveniencia de éste excepcional modo de cumplimiento de la detención.

    Fecha de firma: 30/06/2017 Alta en sistema: 04/07/2017 Firmado por: EDUARDO R. RIGGI, JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: M.H.B. , JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL 3 Firmado por: EDUARDO R. RIGGI, JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.E.L., JUEZ DE CAMARA CASACION Firmado(ante mi) por: MARIA DE LAS MERCEDES LOPEZ ALDUNCIN, SECRETARIA DE CAMARA #24736481#182669840#20170704081342489 En ese sentido nos hemos expedido en el precedente “T., H. s/recurso de casación” (reg. 235/07 del 15/03/07 de la Sala III), en el que sostuvimos que “partiendo de la premisa de que el legislador al crear tal disposición le otorgó facultad al juez para aplicarla, deberá evaluarse en cada caso particular la conveniencia o no de disponer la excepción a que se alude”. Ello se deduce del preciso verbo empleado por el legislador, en tanto estableció que el juez de ejecución “podrá”

    disponer que la pena sea cumplida en detención domiciliaria (artículo 32 de la ley 24.660).

    Sentado ello, y yendo entonces a la particular situación de O.J.T., debemos valorar, en primer lugar, el informe elaborado por el Cuerpo Médico Forense, el 8 de septiembre de 2016, -constancias que se encuentran...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR